Columnas

¿Está perdiendo Justin Bieber la cabeza? Su crónica negra, paso a paso

Desde su 19º cumpleaños el pasado 1 de marzo, diversos acontecimientos esperpénticos han manchado la figura aparentemente ejemplar del ídolo adolescente. ¿Qué le está pasando? ¿Se le ha ido la olla?

Algo ocurre con Justin Bieber. Desde que cumplió 19 años el pasado 1 de marzo se han sucedido diversos acontecimientos algo esperpénticos y desafortunados, como pasear de noche por Londres descamisado, lucir una máscara de gas, cancelar un concierto, sufrir problemas respiratorios en otro o insultar al enésimo paparazzi. Una crónica negra de los últimos días (y meses) del canadiense.

Aunque desde hace unos años teníamos indicios de que la carrera de Justin Bieber no iba a ser todo lo ejemplar que se presumía en un niño bien como él, lo cierto es que todo se ha salido de madre desde su 19º cumpleaños, el pasado 1 de marzo. Durante los últimos días al canadiense le ha dado tiempo para pasear descamisado por Londres a tres grados de temperatura, salir dos horas tarde en un concierto con el consiguiente cabreo del público, sufrir problemas respiratorios durante una actuación, hacerse nuevos tatuajes, llevar una máscara de gas, cancelar un recital en Lisboa o insultar a un paparazzi. Aprovechando que hoy actúa en Madrid y mañana en Barcelona (y que todavía la puede liar más), hacemos un repaso de los esperpénticos últimos días de la superestrella a la vez que recordamos otros episodios desgraciados del ex de Selena Gómez, como el complot para secuestrarle, castrarle y matarle. Toda su crónica negra, aquí resumida.

1. Mobbing por parte de fans y prensa

Cuando eres una superestrella que ni siquiera tiene la mayoría de edad es difícil controlar según qué situaciones. Y Justin Bieber ha tenido que vivir un sinfín de episodios problemáticos. Desde que se hizo famoso, no puede salir de casa sin la protección de una serie de guardaespaldas. Cuando hace apariciones públicas se tiene que andar con cuidado con el mobbing que sufre por parte de fans y paparazzis. De hecho, hace casi un año en el aeropuerto de Heathrow estuvo a punto de llorar por la marea de Beliebers que le acosaba. Pero también hay mucho odio hacia su figura. Un odio que a menudo se vuelve visceral y cruel. Se puede comprobar en redes sociales e internet, donde aprovechan el más mínimo tropiezo del cantante para mofarse de él. Un hecho, sin duda, muy traumático.

2. Bromas con su peinado

El peinado que hasta hace no mucho llevaba Justin Bieber, es decir, ese flequillo como lamido por una vaca, siempre ha estado en el punto de mira de sus haters. Hasta tal punto de que hay varios grupos en Facebook y Tumblrs con lesbianas que se parecen a él. Hilarante.

3. Acusaciones de homosexualidad

Hagamos un simple ejercicio. Introducid en el buscador de Google las siguientes palabras: “Justin Bieber gay”. ¿Cuántos resultados dan? Más de 250 millones. Y es que desde que el cantante saltó a la fama no han sido pocas las veces que se ha rumoreado, o hasta asegurado, que es homosexual. Ha habido noticias y bulos de todo tipo. Desde que frecuentaba bares gays hasta que salía oficialmente del armario. Hay vídeos, fotomontajes y miles de memes con la misma. ¿Será coña? Seguro que ahora que ha roto con Selena Gómez las especulaciones se multiplicarán.

4. Complot para secuestrarle, castrarle y matarle

El pasado diciembre una pareja de criminales, contratados por Dana Martin, un hombre que cumple condena de 978 años de prisión por violar y matar a una niña de 15 años, y que está obsesionado con el cantante, fueron detenidos cuando se disponían a secuestrar, castrar con unas tijeras de podar y matar al canadiense, estrangulándolo con una corbata de estampado paisley, seña de identidad del asesino. Además, planeaban vender los testículos a 2.500 dólares cada uno. El plan tenía que haberse dado durante un concierto que iba a ofrecer en el Madison Square Garden.

5. Múltiples amenazas de muerte

No es la primera vez que Justin Bieber sufre una amenaza de muerte. En el pasado ha habido muchas y muy escabrosas. Por ejemplo, en octubre de 2011 se creó un gran revuelo en las redes sociales cuando alguien creó un grupo bajo el nombre “Matar a Justin Bieber el 17 de octubre en el Estado Nacional (de Lima)”. Los beliebers rápidamente crearon el hashtag #BiebsStayOutOfPeru, que fue trending topic mundial y hasta hubo tuits que aseguraban: “Queridos peruanos, vosotros matáis a Bieber, y 13 millones de Beliebers os matarán despacio y dolorosamente”. Finalmente el cantante actuó en el país sudamericano ignorando las amenazas.

6. Primeros problemas con los fotógrafos

Hace dos años, cuando Justin Bieber llegó a España para promocionar su primer concierto en Madrid, llegó más de una hora tarde para asistir a un photocall y una rueda de prensa. Lo peor de todo no fue el retraso, sino que apareció con una capucha y no se paró ante los fotógrafos, lo que provocó que estos le propinasen insultos como “¡Idiota!” y “¡Qué payaso eres!”.

7. Vómito en un concierto

Durante el primer concierto de la gira “Believe”, en Glendale (Arizona) el pasado septiembre, Justin Bieber tuvo que abandonar el escenario en dos ocasiones a causa de los vómitos. Tal y como se puede ver en el vídeo que tanto se viralizó en su momento, el canadiense salió a escena con brío, pero cuando empezó a cantar se vio obligado a dar la espalda a los fans para vomitar sobre la escena. Inmediatamente desapareció durante unos instantes para luego volver recuperado del trance.

8. La ruptura con Selena Gómez

Aunque la relación entre Selena Gómez y Justin Bieber duró dos años, casi una proeza teniendo en cuenta que no sólo son adolescentes, sino también estrellas mediáticas, lo cierto es que el romance ha sufrido varios percances. El detonante de la ruptura no está del todo claro, pero una fuente anónima explicaba a US Weekly que los “horarios locos” de la gira del canadiense y unos “problemas de confianza importantes con Justin” de Selena podrían haber sido la gota que colmó el vaso. Unas horas después de que se publicara esta información, Bieber cantó en Nueva Jersey “Cry Me A River”, una versión de Justin Timberlake que, como sabréis, trata sobre su ruptura con Britney Spears. También se levantó una gran polémica cuando el intérprete de “Baby” apareció de fiesta con varias modelos de Victoria’s Secret. De hecho, una de ellas, Baraba Palvin, subió una foto con el cantante a Twitter, aunque más tarde aseguró que no había nada entre ellos.

9. Tatuajes

Aquí no somos precisamente monjas, pero choca que un ídolo adolescente como Justin Bieber empiece a tatuarse como está haciéndolo ahora. Ese ejemplar modelo de conducta que era para los padres de millones de niños alrededor del mundo hasta hace no mucho, ahora es un joven como cualquier otro. Habrá muchos padres que ahora tendrán que lidiar con hijos que de pronto se quieran hacer un tatuaje como su ídolo, pero también hay otros fans que le han suplicado que pare de inyectarse tinta. De momento tiene, entre otras cosas, un búho, unas manos rezando, una corona y un indio bastante cutre en la espalda.

10. Problemas respiratorios durante un concierto

Con sus recién cumplidos 19 años, Justin Bieber protagonizó un episodio escabroso en el O2 Arena de Londres. Durante uno de sus conciertos sufrió varias dificultades respiratorias, lo que hizo que tuviese que visitar a los médicos que le acompañan durante la gira, que le suministraron oxígeno. Según su manager, Scooter Braun, el canadiense ignoró las recomendaciones médicas que le indicaban que parase la actuación. Tras ésta tuvo que ser ingresado en un hospital.

11. Paseo sin jersey por Londres

Después de una actuación en Birmingham, Justin Bieber regresó a su hotel de Londres a las 3 de la madrugada. Pero lo extraño de todo es que, pese a que hacía tres grados de temperatura, se decidió a hacer el viaje del coche al hotel descamisado, sólo ataviado con sus zapatillas de deporte y unos pantalones de chándal de piel.

12. Una máscara de gas como complemento

Durante su estancia en Londres a Justin Bieber se le vio dos veces con una máscara de gas. La primera fue a finales de febrero cuando estaba comprando y la segunda, el pasado 6 de marzo, cuando entró en el restaurante Mr. Chow con este inusual complemento.

13. Multa de tráfico y posterior accidente

Durante su cumpleaños, y mientras él estaba de gira en Europa, su amigo Lil Twist llevaba por California el coche de Justin Bieber, Fisker Karma, que según comentan costó por lo menos 100.000 dólares. La policía detuvo el automóvil y multó a Lil Twist porque los tintes de las ventanas eran demasiado oscuros. Cuatro días más tarde estampó el coche contra un poste de cemento. Cabe recordar que el chico conducía el mismo coche cuando a principios de año un paparazzi les persiguió y fue atropellado (y matado) por otro vehículo.

14. Cancelado el segundo concierto de Lisboa

Justin Bieber tenía que ofrecer dos conciertos en el Pavilhao Atlântico de Lisboa ayer y el lunes. El primero sí se llegó a celebrar, pero con poquísima antelación canceló el segundo “debido a circunstancias imprevistas”. Por el momento se desconoce a qué alude este contratiempo, pero a estas alturas queda claro que la superestrella no está pasando por su mejor momento, si a ello sumamos los anteriores episodios y, especialmente, los problemas respiratorios en Londres. El dinero de las entradas, por supuesto, se devolverá, pero la ilusión de miles de fans no.

15. Salió dos horas tarde en una actuación

Otro de los feos que ha hecho el cantante a sus aficionados es salir dos horas tarde a un concierto. Si esto ya normalmente es un problema para los fans, más aún si se trata de menores que al día siguiente tienen que ir al colegio. Los padres de los asistentes se quejaron de que a la hora del final del concierto ya no había transporte público para regresar a casa. Y lo más fuerte del caso es que la excusa para el retraso es que estaba jugando a los videojuegos. Él se disculpó más tarde vía Twitter, pero sólo habló de un retraso de 40 minutos, algo que ni mucho menos era cierto.

16. Último problema con los paparazzis

Aunque su problema con los paparazzi ya viene de lejos y varias veces les ha mostrado el dedo en todo despectivo, el pasado 8 de marzo tuvo lugar otro episodio deplorable. Mientras se dirigía a su todoterreno, un paparazzi se quejó porque el cuerpo de seguridad de Justin Bieber le había desplazado para hacer camino al cantante. De pronto, el canadiense salió del coche para decir: “¿Qué coño has dicho? ¿Qué has dicho? ¡Te voy a dar una jodida paliza”.

17. El trágico fallecimiento de Pac (su hámster)

La muerte también llega al entorno Justin Bieber. Pac, el hámster que el cantante regaló a una fan cuando no lo pudo subir a un avión, murió esta semana debido a su avanzada edad. Y como cualquier aspecto del entorno Bieber se magnifica entre los Beliebers, durante unas buenas horas la muerte de la mascota fue Trending Topic, con muchos mensajes de apoyo y, por supuesto, mucha mofa.

Y todo esto, por supuesto, seguirá. ¿Qué nos reservará para Madrid y Barcelona?

* Entra en la galería de memes de Justin Bieber que hemos preparado.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar