Columnas

La mejor semana del año

Siete días de cultura pop en comprimidos masticables y de buen sabor

Una semana en la que se celebra Primavera Sound es, por definición, la mejor semana del año y aspirante a semana del siglo, pero si se quieren más motivos para reafirmarse, ahí están las delicias que nos han ido dejando estos días Charli XCX, The Weeknd, Ciara y Nicolas Winding Refn, aunque para bajar la euforia sólo hay que ver a Miguel practicando artes marciales.

“Love is in the air / We're warm in the winter / Sunny on the inside” ( “Warm in the Winter”, Glass Candy)

Claro, doy por hecho que esta “mejor semana” será la menos leída del año: a esta hora la gente debe estar saliendo del Fòrum. Pero quién sabe, igual entre festival y festival alguien encuentra un ratejo para repasar conmigo qué han dado de sí los últimos días. No durante, de verdad os lo pido. Sé como el primero que un festival es un mundo aparte donde vale la pena perderse. ¿Para qué distraerse con lecturas ante semejante despliegue de bandas esperadas, todo el furor hormonal de la primavera, todo ese frenesí posadolescente? No os pido que llevéis libro al Primavera y no quiero que leáis esto hasta el lunes, ¿de acuerdo? A disfrutar.

Cosas mejores para hacer durante el #PS13 en lugar de leer #LMS: ver conciertos, conocer gente, perder a los amigos si vale la pena, gastar dinero en el stand de Rough Trade, hacer fotos de la noria, subir a la noria, tastar snacks, discutir sobre Daft Punk, cuadrar rutas que después devienen improv asilvestrada, recuperar memorias del FIB 97 bajo la lluvia… Pero nunca, nunca echar un ojo a los diez ítems de debajo.

Pobre Gatsby

Baz Luhrmann (quien ya tomó por asalto un templo de la literatura al modernizar “Romeo y Julieta”) se cree capacitado en teoría para casi cualquier cosa: por ejemplo, superar con éxito la misión de llevar al cine una obra considerada infilmable, entre mil motivos por presentar un lenguaje que es puramente poético. Y Baz de lirismo no sabe demasiado. (Nunca un cineasta tan adepto de la música mostró tan poca musicalidad.) Su retrato de la “generación perdida” de los 20 es caótica cuando se quiere vivaz/encantadora/delirante e inerte cuando se quiere trágica. En algún momento del relato, como en el accidente que acaba con la vida de un personaje, su falta de delicadeza de matiz es alarmante. Solo queda –para buscadores del lirismo– alguna mirada aislada de DiCaprio y de Mulligan, o la guitarra de Romy Madley Croft en el tema de The xx ( “Together”). El resto: exceso torpe, feísmo de posproducción. Quizá “El Gran Gatsby” sea, como dicen, infilmable. Pero imaginen al Scorsese de “La Edad de la Inocencia” (1993) con este material entre manos.

Lovely SNL

Con mis respetos por los últimos añadidos –en particular Tim Robinson–, duele imaginar cómo quedará “Saturday Night Live” ahora que también dejan el barco, tras la marcha de Samberg y Wiig, dos clásicos como Fred Armisen y Bill Hader. De la finale de temporada de “SNL” recordaremos la excelente labor como host de Ben Affleck, también los intensos números de Kanye West, pero sobre todo la despedida de Fred, de nuevo en el pellejo de Ian Rubbish, el punk rocker devoto de Margaret Thatcher. Que también fue adiós de Hader, como parte de su backing band The Bizarros, junto a Jason Sudeikis y Taran Killam. A todos se unió pronto Carrie Brownstein, compañera de Fred en “Portlandia”, del lado de una superbanda indie rock: Kim Gordon, J. Mascis, Michael Penn y Steve Jones y Aimee Mann. Decir épica es decir nada. Letras de una simplicidad emotiva: “It’s been all right, I’ve had a lovely night”. La sensación de ver historia de la tele.

Miguel on fire, se acabó el class act

Más historia de la tele, o de la infamia. Desde hace año y pico defiendo al gentleman del R&B Miguel (Pimentel) en cada cosa que hace. “All I Want Is You” (2010) se me escapó, pero con los primeros avances de “Kaleidoscope Dream” (2012) me entregué a su defensa a capa y espada, hasta que ya no hizo falta, porque la música se impuso. Dicho todo esto, su número en los Billboard Awards no tiene defensa, aunque ahora sepamos que la chica de la izquierda no murió en el acto. El artista tiró por la borda su fama de Man’s Man por medio de un inesperado “diving leg drop” a dos chicas hoy fans, seguramente, de otro artista. Y después siguió con su canción, como si el asunto no fuera con él. Miren las imágenes abajo si quieren. Pero se avisa: una vez vistas no se olvidan. Yo no he podido repetir.

The Weeknd never dies

Abel Tesfaye presentaba esta semana el alucinógeno corte titular del que será su nuevo álbum, con el curioso título de “Kiss Land”: “La tierra del beso”, es decir, casi suena a disco de La Oreja de Van Gogh. Por suerte, la canción no suena en exceso a LOVG, sino al R&B misterioso, tenue e indeciblemente sexual que es especialidad de Tesfaye. El productor Silky Johnson (A$AP Rocky) se luce en un adictivo tema en dos partes –al más puro estilo “House of Balloons/Glass Table Girls”– que invita a pensar, definitivamente, que con The Weeknd mejor no andarse con bromas, ni acusaciones de hype. No hay fecha de salida para el disco: podría salir en Navidad o mañana, que ahora las formas de promover/lanzar discos son extrañas.

Como pegando a un padre

O algo incluso peor. Así me sentí otorgando tres estrellas al “Trouble Will Find Me” de The National en la sección de discos de ‘El Periódico’. Que conste que expuse mis razones. Es la primera vez que la banda de Berninger suena como llevada por una cierta inercia, no durante todo el álbum – “Fireproof”, “Humiliation” y “Don’t Swallow the Cap” me parecen francamente defendibles–, pero sí durante gran parte del trayecto. Si antes hacían canciones con nervio, ahora las hacen con profesionalidad. Y grupos así ya existen muchos. Yo de The National espero tensión y lirismo; el deseo y sus retorcimientos convertidos en materia sonora. Todo eso, en “Trouble Will Find Me”, llega con cuentagotas. Al parecer, el grupo se llevaba fatal durante la grabación de “High Violet” y muy bien durante la del nuevo. ¡Os prefería enfadados! Pero quedémonos con la parte positiva y escuchemos la gran “Don’t Swallow the Cap”, cuya letra esperemos no vaya de groupies.

BSB, alright

Cada pequeña cosa que Charli XCX hace es magia. Bueno, en alguna entrevista parece salida del cásting de “Portlandia”, pero en lo estrictamente musical no sabe errar el tiro. Por eso si os digo que versionó a los Backstreet Boys en una tienda de discos (Borderline Music, Chicago), no deberíais cerrar esta pestaña, sino abrir bien los ojos y escuchar sin prejuicios, como pedía George Michael. La canción elegida para la gloria es “I Want It That Way”, y Charli ya tarda en grabar la versión de estudio.

La noche es nuestra

“Only God Forgives”, nueva colaboración de Nicolas Winding Refn con Ryan Gosling, ha sido estos días abucheada en Cannes. Lo que solo puede traducirse como: Futuro Clásico. Es decir, que posiblemente el BAM la proyectará en una futura reedición de su ciclo “Booed at Cannes” junto a “Taxi Driver”, a la que se abucheó cuando se anunció su Palma de Oro. Personalmente, cuantas más críticas negativas leo, más ganas tengo de verla, porque los supuestos problemas –es pura estética, por ejemplo– me parecen virtud. A la espera del nuevo chute, bien está acercarse a algo tan NWR como “After Dark 2”, nuevo recopilatorio de Italians Do It Better que uno imagina como banda sonora de una segunda “Drive”. Su único problema: empieza con el mejor tema del lote, “Warm in the Winter”, de Glass Candy. Después de algo así, es muy difícil que haya un crescendo. Las cosas solo pueden ir hacia abajo. Es la banda sonora de la felicidad.

La canción del año de esta semana

¿Decepcionados, como yo, con “Body Party”? Pueden respirar tranquilos: es la única balada de “Ciara”, el quinto álbum de la diva R&B, primero desde “Basic Instinct” (2010). El disco es una colección de bangers en toda regla, incluyendo este de aquí abajo, que incluye algunas de las mejores rimas de Nicki Minaj en varios eones. Pura ferocidad y pura adicción. ¿ “I’m Out”? I’m in.

Next: “R3sacón”, “Arrested Development”, The-Dream y otras formas de superar los días post-festival, el #worstcomedownever.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar