Columnas

La mejor semana del año

Siete días de cultura pop en diez comprimidos masticables y de buen sabor

Hay varias razones por las que esta semana, de entre todas las que llevamos, y son ya unas cuantas, ha sido la mejor indiscutiblemente: discos de Blue Hawaii, Youth Lagoon y Rhye que son un portento, películas como “Weekend” de una belleza excepcional, sátira, mash-up y… ah, sí, también “Girls” (para variar).

“I don't know why it is but I sometimes feel / That I have to get away yet I know I love you / But sometimes I want to be alone / Somewhere on my own” ( “I Want To Be Alone”, Vashti Bunyan)

Hace unos días entrevistaba, más fluidamente que en otras ocasiones, a la gran Victoria Legrand de Beach House, y entre sus muchos pensamientos sugestivos, uno me interesó especialmente: “La red es una herramienta, no la identidad”. Tampoco es nada nuevo, pero me hizo pensar tanto como ese tristísimo “Be Right Back” de “Black Mirror” que el lunes, por fin, llegó a las televisiones del país. Hemos empezado a sustituir a las personas por sus avatares digitales. Y Victoria me habló de lo importante de tocar, de tocar copias físicas de discos, instalaciones, esquinas de galerías de arte. Tocar. No solo clickear.

Facebook, Twitter y derivados son demasiado para la cabeza, no estamos listos para ello. Y el día que lo estemos, habremos perdido algo por el camino. No es por ponerme apocalíptico, como una versión aún más extrema de Nicholas Carr, pero debemos aprender a aprovechar la utilidad de las redes –su capacidad para expandir la noticia, y mejor aún, la denuncia– y protegernos de todos sus peligros. O usando una metáfora de Billy Bragg en otra entrevista reciente que, curiosamente, como la de Legrand, también disfruté haciendo –últimamente las entrevistas son exhibiciones de gestos automáticos, por suerte efímeras–: “Internet es como el tiempo. Si hace sol, conviene salir, dejarse ver. Si hace frío, mejor abrigarse”.

La mejor película estrenada el viernes pasado

El (solo) segundo largo de Andrew Haigh parece una obra maestra de madurez. Rodado con un naturalismo magnético y escrito con franqueza dolorosa, sigue a dos hombres que se acuestan, interrogan, confiesan y enamoran durante el fin de semana del título. Haigh delimita con maestría invisible una intimidad creíble en todo momento, hasta el punto de hacer sentir al espectador casi un voyeur de las partes realmente íntimas –nada que ver con los genitales– de dos desconocidos.

“Weekend” es una película gay y a mucha honra, pero su idea central, cómo una nueva relación nos da la oportunidad de ser quienes queremos ser y de saber qué nos impide serlo, sirve para cualquier sexualidad. El filme de Haigh no se define solo por la gayness, sino que puede verse como un relato universal sobre el inicio de una historia de amor, de una conexión emocional y erótica transformadora.

Lo digo en parte por si hay gente, que la habrá, a la que el factor homo le tira para atrás. Aunque tampoco sé si esa gente merece esta película.

“The Onion” se autoparodia

La organización satírica “The Onion” –periódico y sitio web de referencia– suele dar en el clavo y ejercer una clase de humor que no necesita del insulto para hacer girar cabezas, pero durante la retransmisión de los Oscar se atrevió con este tuit ahora borrado:

“Todo el mundo parece tener miedo de decirlo, pero esa Quvenzhané Wallis es un poco capulla, ¿no? #Oscars2013”

Quvenzhané Wallis no solo no es una capulla, sino que es, quizá, la actriz revelación del año, la voz en off poderosa de “Bestias del Sur Salvaje”. Pero sobre todo es una niña de 9 años. “The Onion” se echó hacia atrás, sabiamente, aunque esperó a la mañana siguiente. Y cerró la historia de esta controversia potencialmente fatal de la mejor manera, desde la autoparodia, con este artículo al respecto. Última y genial línea: “Al momento del cierre, la redacción de ‘The Onion’ había confirmado que no podía recordar haber pasado una semana mejor en el trabajo, ni haberse sentido tan feliz en general con sus vidas, ni más contento con el estado del mundo en su conjunto y su lugar en ese mundo”.

Momento ‘Girls’

Episodio ligeramente transicional, pero brillante, para “Girls” esta semana. Y sí, me duele decirlo, haters de Dunham, pero la serie tendrá su lugar en esta sección hasta que acabe, por desgracia en solo dos semanas. Los “guys” de la serie vuelven a tomar considerable protagonismo en “It’s Back”: Adam emergiendo de la sombra de Hannah para salir a cenar con el nuevo hype femenino Natalia –Shiri Appleby, a quien algunos recordarán de “Roswell” y otros, quizá menos, como la Anya de “Seis Grados”, serie a reivindicar donde las haya–, Charlie emergiendo de la sombra de Marnie para hacerse de oro gracias a la ruptura, que le inspiró a crear la app Forbid, una herramienta para no poder llamar a los números que no debes teclear, a riesgo de pagar 10 dólares por tu traición a ti mismo…

Pero el gran “guy” de la semana no puede ser otro que Ray. Sí, el que parecía un personaje secundario ha acabado convirtiéndose en una estrella y lo más parecido a un centro moral en el universo relativista de “Girls”. Sus diatribas con Shosh, o, en este caso, su momento de orientación laboral con Marnie resultan más interesantes que casi cualquier dilema de Hannah, a la que esta semana le han sacado de la nada un desorden obsesivo-compulsivo. (¿Me equivoco, o nunca antes la hemos visto pegar ocho golpes a nada?) Pero lo que iba diciendo. Si algo se recordará del último “Girls”, es el speech inspiracional de Ray, resumible en una línea: “Deja de ser cartógrafa y hazte exploradora”. Just fucking do it.

El disco del año de esta semana

Hace unas semanas escogía “Try to Be”, de Blue Hawaii, como canción del año de etc. Ya ha salido el álbum completo, “Untogether”, memorable desde el título y esa portada de romanticismo evanescente. Y está lleno de ellas, de canciones del año de etc. En las primeras escuchas, es fácil caer en las redes de “Try To Be” y del binomio dancey “In Two” “In Two II”, pero este ejercicio de espacioso art-pop guarda un puñado de temas en principio de menor impacto y, sin embargo, gran calado a poco que uno bucee en ellos. Pero, de entrada, a dejarse tumbar por el citado doble golpe.

La ambigüedad como una de las bellas artes

Daba por hecho que detrás de la voz cremosa de Rhye se encontraba una mujer, más teniendo en cuenta el título del álbum del proyecto ( “Woman”) y la sensualidad claramente femenina de tantas imágenes de promo. Pero no: aquí canta Michael Milosh, quien ya ha desarrollado un falsete aéreo en solitario, aunque no tan acentuado, en solitario, y ahora se ha aliado con Robin Hannibal de Quadron para esta máquina –bueno, máquina sería un término demasiado industrial– de soul del siglo XXI. “Woman” es un disco sin sexo y a la vez cargado de sexo, una banda sonora de la unión de las carnes que, a la vez, arrincona las fronteras de género. Y sobre todo, es una maravillosa colección de canciones, sin más. Canciones con videoclips a su celestial altura. Veamos “Open”.

Caldero de ideas

De “Wondrous Bughouse” podían esperarse maravillas, sobre todo después de algo como su primer avance “Dropla”. Y maravillas ha querido darnos Trevor Powers, aquí conquistando a edad temprana (22 años) las cimas del pop. El nuevo disco es más expansivo y psicodélico que el primero, con momentos que pueden llevar a Animal Collective, pero Powers mantiene todo el tiempo el control sobre su material, se resiste a la autoindulgencia. Una favorita (evidentemente): “Mute”, seis minutos de marchas cambiantes con desembocadura en, cuidado, un solo de guitarra de varios minutos. Y funciona. Y de qué manera.

Tres minutos de oscuridad

Ochenta mil sesiones de 2 Many DJ’s después, cuando ya creías que el mundo mash-up (que no mash-in), había dejado de sorprendente, aparece este cruce de Nine Inch Nails ( “Head Like a Hole”) con Carly Rae Jepsen ( “Call Me Maybe”, of course) para instalarse en tu cabeza como la imagen de un accidente que nunca quisiste ver. Como dijeron los chicos de Team Coco: “El mashup de Nine Inch Nails/Carly Rae Jepsen el es himno nacional del apocalipsis”. Escuchen con precaución, deja secuelas seguras.

Tarantino, llama a Radha

Radha Mitchell puede hacer reír. Rahda Mitchell puede hacer llorar. Lo demostró no hace tanto en “Melinda & Melinda”, una de las mejores –y más infravaloradas– películas de Woody Allen, mitad comedia, mitad drama, todo Radha dándolo todo. Sin embargo, la actriz parece caer casi siempre en el proyecto equivocado, como ahora “Red Widow”, serie de la que probablemente el 80% de la población espectadora solo verá el piloto. Radha interpreta –con su solvencia y su delicadeza de matiz habituales, pero no es suficiente para aguantar esta hora sin resoplar varias veces– a la hija de un gánster ruso forzada a participar en un negocio de tráfico de drogas para proteger a su familia. Sigue mucha comedia involuntaria. Al fin y al cabo, hablamos de una serie escrita por la guionista de la ‘saga Crepúsculo’. ¡Radha, sal de ahí corriendo! ¡Tarantino, llama a Radha!

Los ojos invisibles

“Northern Lights”, de Kate Boy, no fue canción del año de etc., pero a punto estuvo. Otro de los temas del EP del mismo título, el nada desdeñable “In Your Eyes”, ya tiene videoclip, y es bastante fascinante. En él vemos a la cantante Kate Akhurst moverse al son de la canción –sin enseñar sus ojos, que conste– rodeada por tubos fluorescentes. Y dan ganas de traspasar el vídeo, al más puro estilo “La Rosa Púrpura del Cairo”, y bailar con ella. De esta chica y sus chicos se espera la luna.

La canción del año de esta semana

Muy a favor del R&B-pop-mutación inconcreta del “Oh Future” de Philco Fiction, pero la canción más infecciosa que esta semana ha llegado a mis oídos es otra: “Seconds”, de Ghost Loft. Bajo este alias de filme J-horror se esconde Danny Choi, productor angelino de algo que algunos empiezan a llamar sexwave, o sea, chillwave para hacer maniobras corporales en la oscuridad. Todo aquí brilla, desde la portada hasta el último gemido.

Next: El regreso de Bowie, momento ‘Girls’ (para variar), el beef de Taylor Swift y Liz Lemon y otros siete motivos para poder decir: “Qué tiempo tan feliz”.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar