Columnas

10 maxis destacados de octubre (parte 1): ¿Qué me compro, Doctor?

Vuelve la columna que hay que hacer con la tarjeta de crédito en la mano. Hoy, mucho beatmakers, algo de house, cantera nacional y adolescentes con talento.

¿Qué nos depara el mercado de la música en esta calurosa entrada al otoño? Escogemos diez referencias sin prestar atención al formato: hoy el continente nos la trae al pairo, sólo nos atenemos a la calidad del contenido. Aquí hay white labels para talibanes del formato, 12 pulgadas de tirada limitada y referencias digitales para parados, billeteras humildes y señoras que van de compras a Bandcamp.

El equinoccio otoñal acostumbra a ser tiempo de comenzar nuevos proyectos. La caída de las hojas, la vuelta a la aulas… La naturaleza humana tiende a comenzar sus ciclos en estas fechas. Será por ello que esta edición de nuestra columna de maxis está llena de estrenos y de debutantes. Pero no se echen las manos a la cabeza tan rápido, la condición de rookies de estos productores no afecta en ningún sentido a la calidad de material que se ha inventariado en este texto. Más bien todo lo contrario. Empezando por el escocés S-Type, nuevo escudero de LuckyMe y acabando por el joven de Leeds Happa, he aquí varios nombres que huelen desde ya a artistas revelación de 2012. También hemos hecho hueco a gente con más experiencia y a la que se ha tratado con cariño en estas páginas. Es el caso de Lukid, que vuelve a la actualidad con 12” y álbum para Werk Discs, o de Jam City, que ha decidido regalarle a los DJs de medio mundo las versiones para club de los cortes de su “Classic Curves”. También le hacemos hueco al estreno de un agente patrio, Astroboyz, que se estrena con una preciosista referencia antes de partir a representar el producto interior en la Red Bull Music Academy.

1. S-Type: “Billboard EP” (LuckyMe, LM013, 12” + digital)

¿Qué demonios come la gente en Glasgow? ¿A qué colegio ha ido la gente de LuckyMe? ¿Cómo es posible que, en una ciudad de poco más de medio millón de habitantes, haya tantas muestras en poco tiempo de genialidad construyendo beats de hip hop? S-Type es el último ejemplo de la magnífica salud de la que goza la ciudad escocesa en materia musical. Y, como cabía esperar, el estreno de este chaval de 25 años viene patrocinado por la marca del doble ojo, la misma que aupó en su momento a Hudson Mohawke y el mismo entorno en el que convivió Rustie. A estos dos nombres apelan las producciones de Bobby Perman –aunque lo suyo también bebe mucho de la sampledelia clásica yankee–, que toma la alternativa con “Billboard EP”, seis cortes de hip hop instrumental que gritan muy alto, hasta el otro extremo del Atlántico, directo a los mismísimos despachos del negocio rap americano, “soy vuestro próximo productor blanquito favorito”. El EP no deja de sonar tremendista en ningún momento, a veces apelando a lo marcial, otras a cierto fervor religioso con apego góspel. Para aquellos que vieron el fichaje de Baauer por parte de LuckyMe como una comercial bajada de pantalones, he aquí la feliz reconciliación con el sello glaswegian. Y, ojo, porque la nota de prensa dice algo de próximas colaboraciones que se desvelarán “a$ap”. Literalmente. ¿Leemos entre líneas?

2. T. Williams: “Pain & Love” (PMR Records, PMR020, digital)

He aquí la unión de dos pequeños milagros para la pista de baile. Por un lado, T. Williams, productor londinense que empezó su carrera como otros tantos, convirtiendo el viejo garage en proto-grime para luego virar a los terrenos menos adustos del house. Su “Heartbeat” en Local Action hace dos años es posiblemente una de las cosas más dulces que le ha pasado al house inglés y, aunque no volvió a clavarla tanto, las producciones que le han seguido han mantenido cierto nivel. Por otro lado tenemos a PMR Records, que empieza a despuntar como sello garante de calidad gracias a sus dos grandes figuras, Julio Bashmore y Jessie Ware, pero también por sus últimas incorporaciones. T. Williams entra en este pack y se une a Two Inch Punch, que le está dando una vuelta de tuerca fantástica al R&B de genoma electrónico. “Pain & Love” es un trabajo bastante redondo. Primero por su versatilidad, Williams muestra en cuatro cortes nada desdeñables diferentes maneras de entender la música de baile. Desde la potencia de los breaks de “Quote On Quote Bass” hasta la sofisticación vocal de Himal cantando en “Can’t Get Enogh” (spoiler: el estribillo de esta última se te grapa al cerebelo). Los amantes de AlunaGeorge tienen en “Think Of You” una alternativa al dúo, mientras que los fans de la entente Bicep y su revival Jersey House pueden acudir a “Moving Fast”. La herencia del garage, del house, del R&B y de los breaks en cuatro cortes que bien merecen ser pinchados.

3. Astroboyz: “Pianobatacazoo EP” (Struments Records, STR 001, 12”)

Alex Silva es Astroboyz, uno de los afortunados productores nacionales que formarán parte de la siguiente camada de la Red Bull Music Academy. Silva ha sabido utilizar su pasado musical en otros géneros distantes de la música de baile y su profesión de sonidista (cómo me gusta esta palabra) para reinventarse en productor de música de baile bajo el nombre de Astroboyz. Primero interesado por el deep house, Astroboyz abrazó con entusiasmo otras vertientes que le llegaban vía su círculo de amistades gallegas en Barcelona, donde reside actualmente. Hacerse las pre-parties del fin de semana mientras David M y Noaipre realizaban sus shows para Nasty FM despertó su curiosidad por patrones rítmicos de filiación británica. El resultado se comenzó a cocinar en 2011, pero no ha visto la luz hasta hoy. “Pianobatacazoo EP” es la primera referencia del gallego, pero también es la de Struments, sello barcelonés que promete planchar en plástico las creaciones de algunos de nuestros rookies con más potencial (como Clip!, por ejemplo). Tanto el tema titular como “Mngc” en la otra cara demuestran la valía de Astroboyz vehiculando sensaciones, con un mimo exquisito por los detalles sonoros –muy del deep house– y una querencia por la elegancia que es un primor, sobre todo en “Pianobatacazoo”. El EP viene con remix de Jimmy Edgar que, para una servidora, deja en evidencia al enfant terrible de Hotflush.

4. OL: “Body Varial” (Error Broadcast, ebc019, 12”)

Desde Rusia con amor, porque cada equis meses nos llega un beatmaker talentoso y original por defecto. Pixelord o DFA abrieron el camino a otros, y la gente de Gimme5 lo dejó plasmado en forma de recopilación en 2010. Se llama “Fly Russia” y puedes hacerte con él a una calidad de bolsillo en la página de Error Broadcast. Precisamente en esa recopilación se puede ver a OL, el joven moscovita Oleg Buyanov, último recluta de este sello que tiene inclinación por los pasaportes rusos y las ediciones de tiraje limitado. 300 copias físicas hay de “Body Varial”, así que a quien le convenzan las esponjosas formas de OL construyendo beats, que se dé brío. Los seis tracks que contiene (los puedes escuchar más abajo) no te van a mostrar la quintaesencia del beat abstracto ni es la epifanía musical de la década. Pero el chaval tiene una predilección muy exquisita por los detalles del juke más elegante de DJ Rocc, los sintes viajeros y alargados de parte del comando Hyperdub y unos bofetones de graves muy bravos. Sorprende cómo varía de cortes como “Combination”, donde se aproxima al juke exportado de Sepalcure, a las notas esquizo de “Keep Calm” y ese aura púrpura del dubstep de Bristol. La portada enigmática con el animal print de marco acabaron de convencerme.

5. Lukid: “This Dog Can Swim” (Werk Discs, WDNT002, 12” + digital)

Con esta referencia hay confusión. En principio este EP de Lukid tiene que llegar antes de su segundo álbum , “Lonely At The Top”, que está previsto para el 22 de octubre. Sin embargo, algunas plataformas de venta indican que no comenzarán a meterlo en furgonetas de envío hasta dentro de un mes. Tanto si llega antes como después del álbum, merece los euros gastados. Uno de los raritos más entrañables del panorama, esbirro de Actress bajo el estandarte Werk. Si la primera vez que lo escuchas pones cara de gilipollas, no temas. Vas por buen camino. A mí me pasó cuando escuché el podcast que hizo para estas páginas hace dos años (rememóralo aquí). Lukid es un tipo que reseña refrescos en lata para una web y cuya música tiene la bondad de fundirte el cerebro en un coma algodonoso y un poco perturbador del cual tienes que ir espabilando de vez en cuando para reengancharte a sus cambios de ritmo. Un letargo yonki, un cóctel de sustancias químicas e influencias que se vuelve a repetir –con otros colores y sabores– en lo poco que hemos escuchado de “This Dog Can Swim” (tenéis el teaser abajo) y su hermana melliza “This Dog Can Run”, los dos cortes originales del maxi. Para acabar de rizar el rizo, el EP cuenta con los remixes del alemán Mass Prod y de otro nuevo polluelo raruno que está dando que hablar este año: 1991.

6. Cashmere Cat: “Mirror Maru EP” (Pelican Fly, FLY008, digital)

Ha estado jugando al anonimato mientras nos deleitaba con sus beats de angorina remixando a Lana del Rey, Jeremih o Drake y 2 Chainz. El nombre le va que ni pintado, porque todo lo que hemos escuchado hasta la fecha de Cashmere Cat tiene la majestuosidad de un gato persa o siberiano bien alimentado y recién cepillado. Al final se han desvelado los detalles del hombre tras el proyecto. Se llama Magnus August Höiberg y ha ganado unas cuantas veces la edición noruega del DMC bajo el alias DJ Final. Mientras el nombre de Cashmere Cat se iba multiplicando por la blogosfera gracias a los susodichos remixes, Pelican Fly se relamía. Los responsables del sello belga han estado rápidos fichando a Höiberg para que lance la que será su primera referencia oficial, “Mirror Maru EP”. ¿A qué suenan estos cuatro cortes? El maxi tiene cosas del fulgor y el desenfreno de otro miembro del roster de Pelican Fly, Sinjin Hawke, las formas emotivas y maximalistas de Ryan Hemsworth, las cadencias sinuosas de las slow jams más ortodoxas y un toque naïf cosecha propia en forma de samples de gatos.

7. Dense & Pika: “004” (Dense & Pika, WL004, 12”)

Más nombres jugando a esconderse. La verdad, estoy un poco harta del rollito anonimato, pero en ocasiones como ésta me tengo que bajar del burro. Se supone que detrás de Dense & Pika hay dos nombres consagrados a nivel internacional de la esfera techno. Yo me quedé con la copla a principios de año gracias a un streaming de Scuba en el que pinchó “Cartoon Heart”. Lo único que encontré fueron dos white labels estampados a mano y mucha habladuría en foros sobre la identidad del dúo. Ahora, unos cuantos meses después, el proyecto ya tiene un Soundcloud en el que se pueden escuchar todos sus cortes. De esa fuente han emergido tres canciones con numeradas como la cuarta referencia de la pareja. Ni “Morse Mode”, ni “Crackling” ni “Who Cares Who Wins” destacan demasiado en la corta discografía del proyecto. Pura pulsión techno hipnótica, con virajes entre Detroit y Chicago y heavy rotation en el clubbing berlinés; vamos, huevas de esturión para la legión homosexual del Berghain. Pero huele a miticada de las que se revalorizan con facilidad en Discogs. Y, además, son el nuevo fichaje de Hotflush. Scuba manda, por mucho que se haga de odiar en Twitter.

8. JETS: “JETS EP” (Leisure System, LRS004, 12”)

Seguimos en Berlín, que es donde tiene sede tanto el sello-fiesta Leisure System como los dos hombres que forman JETS: Jimmy Edgar y Travis Stewart (exacto, el omnipresente Machinedrum). Si las referencias de Leisure System no han despertado demasiado revuelo hasta la fecha, no se puede decir lo mismo de sus fiestas en la capital alemana. Una vez cada tres meses toman las dependencias del Berghain y el Panorama con line-ups de rechupete que hacen las delicias de todos los productores emigrados a Kreuzberg y Neukölln y su horda de fans multirraciales y cosmopolitas afincados en Berlín. Dos de los productores emigrados más célebres son Jimmy Edgar y Machinedrum, de los que sabemos gracias a sus respectivos Twitters que han estado pasando las noches de los últimos cuatro años juntos en el estudio bajo los efectos estimulantes del Club Mate. Esos encuentros nocturnos ven ahora la luz en el enésimo proyecto de Stewart, JETS, una apuesta segura para conseguir hacer arrancar a Leisure System como marca editorial. Los célebres patrones rítmicos sincopados de Machinedrum se dan la mano con la lascivia electro de Edgar et voilà, cuatro temas que sintetizan la esencia productiva de ambos en plena armonía.

9. Jam City: “Classical Club Mixes” (Night Slugs, NSLP002C, digital) + “How We Relate To The Body” (Night Slugs, NDWL013, 12”)

¿Entraba dentro de los planes de Jam City editar todos estos cortes como alternativa a su primer álbum? Ni idea, pero lo que está claro es que los que buscaron la faceta clubera de Jack Latham en su “Classic Curves” se llevaron una decepción. Yo misma lo viví en mis carnes, aunque he de reconocer que el disco crece exponencialmente a cada escucha. Por eso me entusiasman estas dos referencias seguidas en el tiempo en las que Jam City recupera los highlights del disco, los transforma, les da la vuelta o los vuelve reversibles. Todo para adaptarse a las exigencias de la pista de baile. Por un lado tenemos “How We Relate To The Body” acompañada de la inédita “Now We Relate”, que cabrán en el próximo white label del sello de Bok Bok y L-Vis 1990. Sin fecha oficial de salida, sí que sabemos que ya está disponible para reservar. Estos dos temas verán la luz también formato digital acompañados de otros cuatro cortes. Hablamos de “Classical Club Mixes”, solo disponible en digital. Entre las golosinas que contiene está la versión instrumental de “The Nite Life”, la colaboración entre el productor y las voces de Main Attrackionz. Aquí nos la jugamos, porque no hay pre-escucha ni en las tiendas digitales. Pero yo compraría a ciegas, por la fe que le tengo a Latham desde “Magic Drops”.

10. Happa: “Beat Of The Drum / Bring It Back” (Church, CHURCH001, 12” + digital)

El nombre de Happa te tiene por sonar por narices si has estado un poco atento a los blogs y las publicaciones de electrónica últimamente. Sí, sí, él es el productor de 15 años del cual habla todo hijo de vecino. No es sólo su juventud, es la calidad de sus producciones lo que descoloca de este chaval que ya ha tenido el honor de ser radiado por la hada madrina Mary Anne Hobbs. Su estreno editorial coincide con la primera referencia de la gente de Church, que hasta la fecha ejercían tan solo como organizadores de fiestas en el extrarradio londinense. Los dos temas originales de “Beat Of The Drum / Brign It Back” demuestran la destreza de Samir Alikhanizadeh en mimetizarse con las formas de esta nueva estirpe techno oscurantista y esquizoide que tiene en Blawan u Objekt a sus mejores profetas. Lo de Happa suena menos asesino que Blawan, menos bombástico que Randomer, pero se le acerca. El single viene acompañado de dos remixes; uno de ellos es una rareza en clave footwork del siempre sorprendente Throwing Snow.

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar