Columnas

Diez maxis de actualidad: recomendaciones para la cesta de la compra

Una nueva selección de EPs con fecha de agosto (y proximidades) que no debes dejar pasar

Si echabas de menos una ración de maxis con novedades jugosas (aquí te incluimos hasta diez, más cuatro bonus beats), no te lo pienses más: lánzate a repasar este compendio de novedades. Y en breve, lo prometemos, otra dosis más.

El mes pasado empezamos a publicar esta columna, que tiene como misión agrupar en un formato compactado algunas de las novedades más frescas de la lonja del vinilo: aparece tanta cosa que llevar la cuenta de todo lo que sale se convierte en una tarea hercúlea, razón por la cual no está de más agrupar el material para llevar la cuenta en un ritmo de actualización estable, no regular, pero sí frecuente, sin saturar con segundos platos. Antes que agosto dé a su fin, que es ya, regresamos con la misma intención: separar el grano de la paja e ir dejando constancia de pequeñas joyas que ya circulan por ahí fuera –la rueda de los lanzamientos no se detiene y se acumulan los deberes–. Así que, sin mayor demora, vamos al lío, comenzando por Blanck Mass (estricto orden alfabético) y concluyendo con Traxman (y unos cuantos bonus beats).

Blanck Mass: “White Math / Polymorph” [Software, 12”, SFT014]

De repente, hay una necesidad urgente por que regresen Fuck Buttons, después de que los mejores fragmentos de “Tarot Sport” fueran utilizados en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos. ¿A qué se dedican? Por lo que se cuenta en Twitter, Andrew Hung mira el fútbol por TV (se aburre con la selección española, dice) y busca amigos para jugar al ajedrez online, y Benjamin John Power ha estado dándole rienda suelta a Blanck Mass, su proyecto en solitario al margen del dúo, primero sin beats –el álbum homónimo en Rock Action del año pasado– y ahora con su estreno en Software, el sello de Oneohtrix Point Never, con este 12” de dos largas jams cósmicas con arreglos disco que evolucionan hacia una especie de trance líquido ( “White Math” funciona así, a chorro), bombos asimétricos, chispazos ácidos (en el meollo de “Polymorph”) y esa gloriosa frustración que ocurre cuando esperas el crescendo, el clímax, el despiporre, y nada de eso sucede porque sus 20 minutos de duración son como una meseta, alta y llana, para cerrar los ojos en una pista de baile y perderse dentro del marasmo épico.

Bronze Age: “Antiquated Futurism” [Bed Of Nails, 12”, NAIL 002] + Three Legged Race: “Wrong Element” [Acoustic Divison, 12”, AD-003]

Hasta hace poco, lo habitual era que un productor techno con afición por lo industrial produjera tracks del mal rollo embadurnados de una espesa capa de mugre. Pero en los últimos meses, y sobre todo después de que Dominik Fernow (Prurient), Carlos Giffoni (No Fun) y hotentotes de una calaña similar descubrieran el 4x4 y el acid, el último grito –nunca mejor dicho– en materia de techno salvaje es que los gallitos del noise, el industrial y similares se dediquen a hacer música de baile –súmese a este grupo líder, cómo no, a Pete Swanson–. Bed Of Nails es el sello que se ha montado Dominik Fernow para planchar techno, y tras una primera referencia suya como Vatican Shadow ahora invita a su amigo Bronze Age (o sea, Kris Lapke, también en Christian Cosmos, Furisubi y demás atrocidades) para que se haga ‘un Surgeon’: “Surviving Cultural Impedance” está rebozado en acid industrial y golpea como un látigo, “Coupling Symbols” suena como una referencia de Blackest Ever Black pero screwed & chopped, y “Modal Ingenuity” tiene el sonido antiguo de un viejo maxi de Hardfloor (entrañable). En esta línea de experimentadores rudos y francotiradores analógicos que se pasan al bombo, no hay que olvidar a Three Legged Race, proyecto de Robert Beatty que alterna paisajes electroacústicos con derrames sulfúricos y beats gástricos en la línea de No Fun Acid.

Disclosure: “The Face Remixes” [Greco-Roman, digital, GREC024RD]

Desde Greco-Roman se advierte que el vinilo está al caer, pero quien tenga prisa por echarle un tiento a las remezclas que Dixon, Joe Goddard –o sea, el jefe–, Mak & Pasterman y Medlar hacen de uno de los EPs más brillantes de lo que llevamos de 2012 lo puede ir a buscar a los lugares habituales –o sea, iTunes, Beatport, Juno, etc.– y en él encontrará carne de cañón para la pista de baile. Huelga decir que la brillantez de los temas originales de los hermanos Lawrence no se acaba de reproducir con la misma destreza en estas remezclas –a pesar de que Dixon le añade un grosor deep house muy americano a “Boiling”, muy Detroit-friendly, con el sello de calidad siempre inherente al equipo Innervisions–, pero tampoco hay que hacerse cruces. Goddard también le mete mano a “Boiling” y mantiene el beat speed garage del original aunque americanizándolo un poco, llevándolo a un terreno más Armand Van Helden que Tuff Jam. Los buenos vibes house del EP se completan con “Control” (Mak & Pasterman le meten helio disco, para que flote) y “What’s In Your Head”, que Medlar remezclan como si fuera una producción de Basement Jaxx en la era post-garage. Hay chicha, diablos.

DMX Krew: “Decaying World” [Wavey Tones, 12”, Tones002] + “Cerberus” [Power Vacuum, 12”, POWVAC002]

Todos los sentidos alerta con Wavey Tones, nuevo sello londinense que de momento sólo lleva dos referencias –la primera la firmó Emma, una nueva voz en el dubstep de aires garageros, y por ahí ya merodean también Slackk y otros bárbaros–, y que ahora toca hueso con este “Decaying World” del, otra vez, hiperactivo Ed Upton. Eso sí, nada de bajos hipertróficos y breaks encabritados: el hombre de la melena sigue a lo suyo y no se casa con los géneros de moda, antes al contrario abunda en su lenguaje retro con unas pinceladas virtuosas de acid a la manera del sello Rephlex ( “Mustard Parasol”) a las que añade beats boogie irisados marca de la casa ( “Decaying World”), su electro de siempre, con zapatillas New Balance y recuerdos de cuando el breakdance se bailaba con contorsiones imposibles ( “Flat Rate”), o directamente electro romántico y viajero como el que cierra el EP en forma de “Three Days Of Entropy”. Para quien se quede con ganas –y además no quiera comprender nada–, que conste en acta que Ed (esta vez firmando como EDMX) también contribuye con un 12” a la fundación del sello Power Vacuum, esta vez con beats electro industriales, acid maniático y maniobras techno en la línea del hardcore de Frankfurt más troglodita, demostrando que es un ciclotímico del quince.

Jacques Greene: “Ready EP” [3024, 12”, 3024-019] + Koreless: “Lost In Tokyo” [Vase, 12”, VSE03]

Un podría jurar, por los primeros compases de la oscurilla “Ready”, que esto es una nueva producción de Burial plagada de voces guturales y líneas de bajo hundidas en fango. Pero luego la cosa adquiere velocidad, un tipo de destreza más house y se capta enseguida el sello personal del canadiense Jacques Greene, que temporalmente ha salido de su cómodo refugio del sello Vase –fundado por él este año– para ir a hacerle una visita a su amigo Martyn. “Ready EP” es, en tanto que 12”, un poco rácano, a tema por cara del vinilo y nada más, pero “Prism”, que ocupa la galleta marcada con la letra B, vale la pena con su melodía minimalista y perforadora, sus breves chispazos ácidos y esa sensación de ser un house preciosista que, en lugar de lo beatífico, busca tensiones y demonios. De todos modos, si Jacques Greene está on fire es por un cúmulo de virtudes, no sólo por este EP: hablábamos de Vase, y ahí se ha llevado al entrañable e indie-friendly Koreless, que entrega un “Lost In Tokyo” de melodía emo y beats huidizos al que él añade un remix con el que negocia una entrada de bombo tardía, pero que reúne todos los placeres del deep house de la nueva generación. Da gustillo, claro que sí.

Joy Orbison, Boddika & Pearson Sound: “Faint / Nil (Reece) / Moist” [SunkLo, 12”, SUNKLOFREE]

Como ya se anunció no hace mucho, Instra:mental se acabó. Jon Convex va por su lado, ahora explorando una especie de electro-pop futurista –búsquese el álbum “Idoru”–, y Boddika ha hecho buenas migas con Joy Orbison, con el que –con éste– ya lleva cuatro maxis a medias en plataformas tan serias como Swamp81 ( “Swims”, el origen de todo) y el propio sello que se han montado ellos para sus aventurillas, SunkLo, en el que encuentran la plena libertad para retorcer las articulaciones del house contemporáneo y crear piezas en las que se distinguen muchos rasgos e influencias, pero que tienen el suficiente componente de rareza como para percibirse como originales y distintas a lo que dicta la corriente dominante. “Nil (Reece)” es un engranaje de ecos tremendos, beats que se cortan a cada paso y un bajo que, en vez de sonar por el sótano, lo hace por encima, envolviendo en su atmósfera irrespirable toda la pieza; “Moist” es todavía más radical, ocultando un desarrollo bailable pseudo-industrial con zumbidos, aleteos de mosca, respiraciones y ondulaciones desasosegantes, casi como una extensión del final de “Faint” (en este tema mete la zarpa Pearson Sound), una especie de breakhouse arrítmico y asmático. Estos dos se están metiendo en terreno peligroso y hay que animarles a seguir.

Rrose: “Preretinal” [Eaux, 12”, EAUX291] + Rrose x Bob Ostertag: “The Surgeon General” [Eaux, 12”, EAUX191]

Su buena racha de maxis le han convertido en uno de nuestro mamporreros favoritos del techno en lo que llevamos de década: tres en Sandwell District entre 2011 y comienzos de este año –aparentemente, “Artificial Light (1969-1909)” ha sido la última referencia del sello antes del cierre definitivo–, más un álbum, “Motormouth Variations” (2011), en el que nuestro anónimo favorito edifica bacanales de bombo oscuro a partir de samples del músico experimental norteamericano Bob Ostertag. Esta alianza fantasmal con Ostertag la retoma ahora Rrose con motivo de la inauguración de su propia plataforma, Eaux: “The Surgeon General”, original de 1977, suena similar a las maniobras de Morton Subotnik y otros sintesistas modulares, como la descripción sonora de un paisaje lunar, substrato arisco que luego Rrose aprovecha para hinchar el bombo y registrar un hard techno de una violencia propia de British Murder Boys en “No Child Left Behind” –lo de ‘child’, si no es homenaje a Surgeon, lo parece– y darle un reverso dark ambient en “Her Insides Laid Bare”. En el segundo EP de Eaux la cosa ya no tiene reversos de ninguna clase y los dos cortes van a la yugular: “23 Lashes” y “Prism Guard” suenan a sendos de los zarpazos más mentales de Jeff Mills –sangre, pero sin supurar, sólo hematoma–, con lo que el hombre deja claro que también sabe mantener la calma y no sólo portarse como un cafre.

Surgeon / Svreca + Skirt: “As You Breathe Here Now / Hymen” [Semántica, 12”, SEMANTICA 50] + Developer: “Remixed” [Semántica, 12”, SEMANTICA 39X] + Inigo Kennedy: “Vignettes (Two)” [Semántica, 12”, SEMANTICA 36]

Si Eaux es un tablón de salvación para el techno en 2012, sobre todo tras el derrumbe de Sandwell District, el sello madrileño Semántica sigue siendo uno de los secretos mejor guardados del underground, un tesoro que, con una regularidad marcial y con fidelidad al formato vinilo –los hacen negros, transparentes, bien prensados, pensados para DJs, sin triquiñuelas de mercachifle ni pirulas digitales–, va ofreciendo material altamente coleccionable. Los últimos títulos que ha planchado Enrique Mena –alias Svreca– sostienen el nivel altísimo de la plataforma, y por primera vez incluso consigue atraer al padre del invento, nada menos que a Surgeon, a su redil. El cirujano de Birmingham entrega un “As You Breathe Here Now” para celebrar la referencia número 50 del sello en un 12” que completan el propio Svreca y Skirt (o sea, Bethany Busto, habitual en el sello ‘anónimo’ Horizontal Ground) con otra andanada de techno mental, de dientes apretados y frecuentas tensas, que es lo que el verdadero aficionado al techno exige. El resto de material nuevo no va a la zaga: el veteranísimo Inigo Kennedy entrega tres ‘vignettes’ más de hard techno atonal y old school, en una línea muy Axis, en su segunda aparición, tras un “Vignettes (One)” el año pasado, mientras que el californiano Developer, fiel a su sonido casi chamanístico, deja en manos de NX1, Donor, Shapednoise y Markus Suckut las remezclas de “Trade Beliefs” para que le monten un aquelarre entre el suspense ( “Brujas”, según Donor) y la carnicería ( “Trade Beliefs”, “The Uncertain”). In Semántica we trust.

Team Doyobi: “Digital Music Vol. 1” [Skam, 12”, SKA032]

Con los artistas del sello Skam nunca se sabe si están desaparecidos, hibernando o qué, sobre todos los que, como Team Doyobi, llevan seis años sin editar nada importante –en realidad son tres, porque en 2009 apareció otro maxi furtivo, “Orch.V”, del que sólo se enteraron los fans fieles–. Pero desde 2006 no editan un álbum, y en realidad su último título verdaderamente importante, “Choose Your Own Adventure”, se remonta a 2004. Tiempo suficiente como para que todo el mundo se haya olvidado de Chris Gladwin y Alex Peverett, los niños traviesos de Manchester, los delineantes de ese funk cubista e incluso dadaísta, sin sentido a veces, pero con un ritmo complicado y juguetón casi siempre. “Digital Music Vol. 1” suena a broma, por un lado –siempre fueron un dúo ‘digital’, en el sentido de que su instrumento preferido era un viejo ordenador Atari–, pero en realidad es una reconversión en las texturas, efectivamente más digitales (más nuevas) en estos ocho esbozos donde –esto es innegable– se percibe más coherencia, cadencia y regularidad. Siguen en su línea de IDM fragmentada, como la extensión del universo de breaks y glitches de los Super_Collider de Vogel y Lidell en un universo ultra- geek, pero con más orden a la hora de disponer el paisaje electroacústico, los breakbeats y las melodías de manicomio. Hasta 2015, chicos.

Traxman: “Heat” [Sewage Tapes, digital, free EP]

La tentación de decir que Traxman hace ‘footwork inteligente’ es tan fuerte que la propia expresión da repelús, grima, cosa. Lo que sí es cierto es que el de Chicago está ofreciendo, a día de hoy, los beats más visionarios y elaborados de la cosecha juke, desmarcándose de manera muy clara de las técnicas más manidas de sus paisanos de la ciudad del viento. Inconformista gracias al bagaje que le aporta haber estado en activo desde 1996, por lo menos, y dentro de la escudería Dance Mania, Traxman es consciente de que la paleta rítmica del juke le sirve para muchas cosas, como han dejado claro los productores que, desde el frente dubstep e IDM –Addison Groove, Machinedrum, Om Unit–, han ayudado a expandir el sonido. Si te quedaste con ganas de más después del LP en Planet Mu ( “Da Mind Of Traxman”) y de la recopilación de 20 tracks en Lit City Trax, ahora llegan cinco pepinos más pulidos por el mismísimo Trax God que juegan con patrones de canción de cuna soul ( “Da World Around Us”), calypso y rave ( “Mirrors - Footwerk”), espirales melódicas maníacas ( “Da Family”), hair rock ( “Iron Man”) y be-bop ( “Alotta Funny Stuff Going Down”). Si no clavas la rodilla ante él no eres digno de esta música.

Bonus Beats

Para acabar, unos cuantos bonus beats: hay demasiado material que merece un aplauso y más vale que conste que no escatimarlo.

1. FaltyDL: “Hardcourage” [Ninja Tune, 12”, ZEN12328]

Segundo maxi de FaltyDL en 2012, el primero en Ninja Tune tras aquel “Atlantis” del año pasado, y dos aspectos interesantes: primero, el diseño de la carpeta, reminiscente de las que el sello londinense prensaba en sus comienzos, cuando los artistas de cabecera eran DJ Food, Funki Porcini y similares; segundo, el groove house old school de estos dos cortes, que parecen salidos de las primeras referencias de London Records. Retro a propósito, sobre todo en las puñaladas ravera de “Our House Stabs”, y bien que hace.

2. Pachanga Boys: “Christine” [Hippie Dance, 12”, HIPPIE DANCE 03]

Rebolledo y Superpitcher repiten la fórmula exitosa de “Time” –la progresión estable, con sábana de sintetizadores por debajo, hacia el crescendo alborotado– y la de “Thundercat”, sobre todo en las voces tribales, y “Legs” es la perfecta combinación de ambos ángulos, aunque sin efectos tan devastadores. “The Untold Legend of Mysterious Ondo” también tiene su gracia – “respira hondo, hondo, cachondo”; la letra se sale–, aunque el hit del maxi es “Poem For The Youth”, con sus once minutos en busca del éxtasis. No lo alcanzan, pero se acercan.

3. Mark E feat. Robert Owens: “We Could Love” [Needwant Recordings, 12”, NEEDW022]

Mark E lleva una buena línea este año, después de su álbum en Ghostly de 2011, pero su verdadero hit de club, por ahora, es esta bomba deep house en la que el pulmón (y el plumón) lo pone el mítico Robert Owens, desplegando la sensualidad de Chicago para quienes gustan de las entonaciones varoniles. Es el tipo de tema que se quiere tener muy cerca del “Do It” de Teengirl Fantasy con Romanthony, y es que los vozarrones del house vuelven a estar de moda. También hay versión instrumental, por si acaso.

4. Untold: “Change In A Dynamic Environment” [Hemlock, 12”, HEK16III]

Untold cierra su trilogía ‘techno’ con dos cortes más que completan su proceso de ‘scubización’: bajos tensos armados sobre beats fríos y exactos, en lo que es la visión educada y purificada de la música de club oscura por parte de los viejos heraldos del dubstep que ya se han cansado del house. “Kane” golpea como un martillo y se lanza a tumba abierta al final, y “Overdrive” parece seguir el movimiento de una locomotora de vapor. Para DJs del palorro, dos armas muy útiles.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar