PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

La revolución de la universidad para todos en la era de Internet

H

 

MOOC, o cómo hacer llegar la enseñanza universitaria a todo el mundo

Alexandra Maratchi

08 Octubre 2015 11:45

Imagen de cabecera de Kim Laughton

Internet ha transformado nuestras vidas en todos los sentidos, y en particular en nuestra forma de conseguir información. Cualquier duda que se nos presente es susceptible de ser googleada y queremos respuestas inmediatas y de calidad. La universidad, hasta la fecha centro de referencia del conocimiento, ha tenido que adaptarse a este nuevo paradigma, y la figura del MOOC ha liderado esta revolución en el sistema educativo.

Los cursos masivos, abiertos y en red (MOOC por sus siglas en inglés, Massive Open Online Courses) son la nueva modalidad de formación surgida con la promesa de poner al alcance de cualquiera el acceso a universidades del prestigio de Harvard, la Sorbonne o la UNAM. Y lo único que se necesita es una conexión a Internet. 

Historia de una transformación

El primero que puso en marcha este nuevo formato fue el profesor de Stanford Sebastian Thrun, que transformó su curso de Inteligencia Artificial en vídeos cortos y lo ofreció en abierto a todo el que estuviera interesado. Era 2011 y se apuntaron más de 160.000 alumnos de 190 países. Esto son ni más ni menos que 2.000 veces más el número de estudiantes que hacían el curso presencial cada año.

Al año siguiente, el New York Times publicaba un artículo titulado “El año de los MOOC”, donde quedaba reflejado que el nuevo formato e-ducativo estaba siendo plenamente acogido por el gran público. Hoy, más de 25 millones de aprendientes de los cinco continentes han cursado un MOOC.


En tres años, más de 2 millones de alumnos se han formado en la plataforma liderada por Stanford



Son muchas las plataformas que han salido al mercado para ampliar este conocimiento masivo, siendo las principales Coursera, liderada por profesores de la Universidad de Stanford; edX, fruto de la colaboración entre el MIT y la Universidad de Harvard, o Iversity, fundada por un millenial berlinés.

Los mejores profesores en tu pantalla 

En tres años, más de 2 millones de alumnos se han formado a través de Coursera (la plataforma liderada por Stanford). Para entender la envergadura del asunto con una comparación justa, eso son 10 veces el número de antiguos alumnos en esta universidad desde su creación… ¡hace casi 125 años! Si bien los MOOC no sustituyen una titulación universitaria (o no aún), no cabe duda de que son una clara alternativa para adquirir créditos, o simplemente conocimiento, de la mano de los más grandes.


Como propone el eslogan de la ONG Khan Academy, solo tienes que saber una cosa: you can learn anything



De este modo se democratiza la educación, acercando los genios de cada materia a cualquier rincón del mundo con acceso a internet. Como propone el eslogan de la ONG Khan Academy, que pretende universalizar la educación, solo tienes que saber una cosa: you can learn anything. 

Gracias a esta revolución, una pequeña start-up de Barcelona puede terminar desarrollando tutoriales para el gigante Twitter. O un niño de Mongolia se apunta a un MOOC del MIT y acaba dando lecciones a los profesores. ¿No es genial?

Estos formatos aplicados a nuestra vida cotidiana hacen que las distancias del mundo que compartimos sean cada vez más pequeñas, pero que construyamos conjuntamente una sociedad cada vez más grande.

*Alexandra Maratchi es CEO de Homuork. Entre sus últimos proyectos se encuentra un MOOC sobre Geopolítica impartido por Javier Solana.

share