Columnas

El garrulismo del porno ibérico y el Salón Erótico de Barcelona

El encuentro de Cornellà vuelve a confirmarse como una cita inexcusable para los amantes del porno. ¿Problema? Su falta de ambiciones.

Internet está transformando la industria del cine para adultos: donde antes había películas, ahora hay escenas, y este año las webcamers se han convertido en las reinas indiscutibles de la Fira. Por lo demás, si algo dominaba el espacio eso era el porno castizo de toda la vida, confirmando así la idiosincrasia de la escena local, sin mucho que ver con producciones extranjeras mucho más estimulantes. Marta Delatte te lo cuenta.

Hace unos meses un amigo pianista me explicó su teoría en la que comparaba el porno con la ópera. Me pareció fascinante. Él parte de la base de que en ambos casos el guión en sí es algo muy secundario. La historia que te puedan contar en realidad te da igual, no hay spoilers, sabes lo que va a pasar y quién se va a morir antes de empezar siquiera. Lo que interesa al público son las grandes divas luciéndose en su performance. Y estas divas pueden estar corriéndose o cantando una aria, solos, acompañados de una, dos, o tres parejas más, o bien en escenas corales en las que absolutamente todo el mundo está haciendo algo. Todo muy grafico y lógico a la vez, pensé. Ir al Liceu o al Teatro Real ya nunca volverá a ser lo mismo.

Luego llegó el Salón Erótico de Barcelona 2013 y echó la teoría de mi amigo por los suelos.

Internet ha transformado la industria del cine para adultos de una manera radical y eso durante los días del salón ha sido una evidencia tan grande como la polla de Nacho Vidal. El porno ya no es lo que era. Donde antes había películas, ahora hay escenas. Como vaticinaba el mítico vídeo musical que se hizo viral en YouTube hace ya siete años (Grab your dick and doubleclick), Internet es el medio ideal para el consumo de contenidos para adultos, lo que ha desplazado el poder de las productoras a las webs. Ahora lo que da dinero son las webcams y los negocios online. Por tanto las reinas de la pista estos días en la fira de Cornellá han sido las webcamers.

"El ciberespacio ibérico del porno tiene mucho que ver con los banners tipo “las feas también quieren follar” y muy poco con la escena californiana"

Los asiduos al desaparecido FICEB (Festival Internacional de Cine Erótico de Barcelona) habrán notado el bajón considerable de diversidad entre las dos propuestas. El porno en España viene tendiendo al garrulismo con contadas excepciones desde hace ya unos años. El ciberespacio ibérico del cine para adultos tiene mucho que ver con los banners tipo “las feas también quieren follar” que nos asaltan cada vez que queremos ver “Homeland”, y muy poco que ver con la escena californiana o la berlinesa, donde las cosas no sólo te ponen sino que además te parecen bonitas. O para ser más justos, estéticamente interesantes.

En San Francisco, la productora Kink.com se ha convertido en todo un referente dentro de la onda llamada “porno ético”. El proyecto lo empezó Peter Acworth, doctorado en matemáticas y fan del bdsm, y desde el lado más duro de la pornografía está revolucionando el género y haciendo que las orgías y los bukkakes se pongan de moda en los locales más hipsters de Frisco. Uno de los sellos de identidad de la productora es la comunicación. En sitios como BehindKink.com cualquier usuario interesado puede conocer lo que ocurre detrás de una escena de porno duro, cómo se sienten las actrices y los actores, cómo se ha pensado la iluminación o cuál es el concepto que han querido explorar en la escena.

Y la inmensa mayoría de lo que podías encontrar en el salón era porno castizo del de toda la vida, con sus uñas afiladas, sus vibradores poco lubricados, sus falsos orgasmos y sus hombres-roca. Nada que ver con Kink.com, donde la onda son más bien cuerpos variopintos y tatuados. Pues bien, como quien encuentra una aguja en un pajar nos topamos con lo diferente en el salón, empezando por Altpor4u.com, un sitio donde puedes encontrar desde galerías de fotos y videos hasta información en formato de entrevistas “Behind the Scenes” como en caso de Kink.com, y del blog que lleva la responsable del proyecto, Irina Vega, que además, dicho sea de paso, se ha llevado en esta pasada edición del Salón el Premio Ninfa Primera Línea al mejor editor de vídeos del año. Como es evidente, encontrarse con Irina fue bastante subidón entre el caldo de tetas y culos y señores de mediana edad filmando compulsivamente a 10cm de cualquier genital a la vista que se encontraran por el camino.

En Altporn4u.com recuperan de alguna manera el sexo real, representando a un porcentaje de consumidores de contenido para adultos que prefieren el sexo a la representación clásica del sexo en pornografía. Estos días en la web del Salón Erótico de Barcelona hemos podido ver varias entrevistas a actrices, actores y productores del sector. Mejor no hablar del rollito que se traían los vídeos, juzgad por vosotros mismos si os sobra mucho tiempo y queréis procrastinar un poco. El caso alarmante y común es que todos reconozcan abiertamente que no follan igual delante de las cámaras que cuando están con sus parejas en privado. Oh well, igual si empezaran a hacerlo la industria del porno empezaría a ganarse al público femenino de una vez por todas y para siempre…

A las mujeres nos gusta el sexo, nos gusta el porno, nos gustan los vibradores, y, sobre todo, las cosas bien diseñadas.

"Muchas chicas se acercaron a Cornellá, solas, con sus amigas o parejas, ¿Se lo pasaron bien? Sí. Pero el asunto es que se lo podrían haber pasado mucho mejor"

Hace años, la directora del Bagdad me dijo que si las mujeres no gastaban dinero en pornografía era porque preferían gastárselo en cualquier otra cosa. Seguramente siga teniendo razón, y en cualquier caso los contados ejemplos de pornografía para mujeres que había en el Salón desde luego eran para echarse a llorar. Empezando por el Área Mujeres, una caja de zapatos minúscula y totalmente descontextualizada donde además de presentaciones de libros se ofrecía en una sala adjunta talleres desconcertantes que te enseñaban desde cómo vestir sexy para gustar a los demás, y por tanto sentirte bien (!), a cómo meterte algo por el culo y disfrutarlo (!!). Sólo faltaba el taller de cómo hacer un souflé para tu marido llevando unas bolas chinas y sin que se te queme nada. La responsable de Área Mujeres, Bibian Norai, habrá hecho una charla la mar de interesante: al fin y al cabo es una de mujer de más de 40 años que lleva más de 17 en la industria pornográfica y la entrevista que dio para la previa del Salón fue muy instructiva. La mujer puede ser un sol, pero como responsable del espacio no añadió nada nuevo ni relevante.

Durante los cuatro días que duró el Salón Erótico de Barcelona muchas chicas se acercaron a Cornellá, solas, con sus amigas o parejas, especialmente durante la jornada del sábado. ¿Se lo pasaron bien? Sí. Pero el asunto es que se lo podrían haber pasado mucho mejor. Después de algunas entrevistas random entre parejitas mixtas y parejitas de chicas, podemos concluir que la industria no puede ser más suertuda por contar con un publico residual tan paciente. Mientras no llega nada nuevo, nada mejor, se conforman con lo que hay, porque evidentemente, menos da una piedra. Ellas también tiene ganas de juerga aunque la oferta se limite al reggaetón.

"Lo que nunca desalienta en estas ferias es la inmensa oferta de juguetes que los asistentes pueden comprar para seguir la fiesta en casa"

Las chicas no fueron las únicas que se lo podrían haber pasado mucho mejor. Si miramos la proporción de escenarios, el público gay tampoco estuvo especialmente mimado, lo cual es sorprendente teniendo en cuenta la cantidad de dinero que han movido este tipo de contenidos históricamente. Por otro lado, lo que nunca desalienta en este tipo de ferias es la inmensa oferta de juguetes y de complementos que los asistentes pueden comprar para seguir la fiesta en casa, contentos como niños en la mañana de Reyes. Cuero, latex, vibradores, lubricantes, películas, látigos, fustas… de todo, para todos.

Uno de los grandes éxitos del festival en materia electrónica fue el estimulador a distancia que presentaba el principal sponsor, Klic-klic: un dispositivo consistente en una vagina enlatada por un lado y un vibrador por el otro, perfectamente interconectados, de modo que los empujones se sientan en la distancia. El aparato da un poco de susto y parece que vaya a teletransportar el pene hacia otra dimensión, pero en la demostración parece seguro, así que, parejas internacionales, tomad nota.

Los vibradores bonicos y caros como los modelos de Iroha y de Lelo costaban un poco de ver, y por supuesto sólo están a la disposición de aquellos que quieran gastarse un mínimo de 100 euros en mejorar sus pajas. Aún así, cuando miro la página de Iroha esperando que alguien en la empresa se dé por aludido y me los mande a casa para poder contaros las maravillas de Midori, Yuki y Sakura, sus masajeadores de clítoris, pienso que este tipo de marcas lo pueden petar como lo ha hecho Apple. Un vibrador es un vibrador, todos tenemos claro lo imprescindible para que cumpla sus funciones, pero si es bonito a la vista y al tacto, puede convertirse en un I MUST HAVE muy rápidamente, y entrar en el universo hipster para mejorarnos los orgasmos a todas y hacernos a la vez un poco más pobres.

Bajo mi punto de vista, el Salón también ha perdido la ocasión de embolsar algo de cash al desaprovechar las posibilidades del universo del porno vintage, que podrían haberse sacado de la manga con la excusa de la celebración de los 30 años de cine porno en España. El festival encargó a Paco Gisbert, auténtica eminencia en el terreno del cine para adultos, la selección de 12 títulos con lo mejor del cine X nacional de las últimas tres décadas. Pero dejó al margen otro tipo de productos o experiencias, que pueden ir desde el visionado de películas porno caseras filmadas en super8, a la venta de polaroids originales, revistas, fanzines y demás fetiches que no son tan fáciles de encontrar en la red, y que no tienen por qué proyectarse siempre desde museos o fiestas privadas. Los que no somos swingers también tenemos derecho a ver porno en super8. Señores del Salón Erótico y de la industria del porno en general: pónganse las pilas, estamos esperando.

* Aquí puedes ver imáganes de lo más destacado del Salón Erótico de Barcelona.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar