Columnas

Cinco discos de la cosecha nacional que necesitas conocer para estar al día

No nos olvidamos de nuestra música más próxima, y semana tras semana os iremos señalando los títulos recientes que más nos han gustado. ¿Te apuntas?

Nos sobran discos, hay muchos que se quedan fuera de la sección de críticas, y eso es injusto. Mucho más si además son disco nacionales. Dicho esto, aquí van cinco de rabiosa actualidad con la música más cercana. En siete días, volvemos con una nueva dosis.

Semanalmente se editan muchos discos, y no todos tienen cabida en el espacio de esta página. Pero hay algunos que, por su calidad, no merecen ser pasados por alto. Además, se suma otro factor: su proximidad. Son discos made in Spain, nacionales, hechos por gente muy cercana a las diferentes comunidades que leen PlayGround. No queremos que pasen desapercibidos ni caigan en saco roto, así que cada siete días iremos comentando cinco. Aquí van los de hoy. Próximamente, más.

Anímic: “Hannibal” (BCore)

Nota: 8.0

Hay veces en las que el título de un disco y su portada lo dicen todo. “Hannibal”, el nuevo álbum de Anímic, viene acompañado de una ilustración de lo que parece ser el esqueleto de un mamut sobre fondo negro. Y eso es lo que encontramos en este trabajo: canciones oscuras, que parecen ser el reverso de su predecesor, “Hannah”, y que avanzan lentas y parsimoniosas, como los mejores temas de Mogwai o Portishead. Aquí la voz la lleva, nunca mejor dicho, la voz cantante. Y en este aspecto también observamos una mejoría en la banda, que ha sabido sacar mejor partido de los dos idiomas que utilizan, el inglés y el catalán. El LP está repleto de cantos de guerra desgarradores y en él hay referencias a objetos y animales tan imponentes como huesos, calaveras y serpientes. Parece, sin duda, que estamos ante el gran trabajo de los barceloneses, una producción que marcará un antes y un después en su ya loada carrera. RM

Betunizer: “Gran Veta” (BCore)

Nota: 7.7

Los valencianos han conseguido lo imposible: consolidarse como una de nuestras bandas que mejor saben beber del post-hardcore y los armamentos sonoros más funkoides. Aunque no crean que de cara a este tercer trabajo (sin duda, el mejor de todos con los que nos han obsequiado) la banda ha rebajado su particular intensidad. Más bien todo lo contrario. Sonando con más fiereza y seguridad que nunca, Betunizer nos presentan algunos de los mejores temas de su cancionero (hay que prestar especial atención al groove de “Ford Carrillada” y al galope electrificado de “Acaricia Tu Tema”) en un trabajo que se antoja del todo imprescindible. Bien hecho. CO

Esquelas: “Inciso” (ENSMBLE)

Nota: 7.4

En los últimos tiempos viene germinando en el subsuelo nacional una micro-escena-no-escena a la que bien podríamos referirnos como Dark Hispania. No hablamos de nuevos adeptos al maquillaje y al teatrillo gótico, sino de una serie de bandas que, en la estela de proyectos de fuera como Raime, The Haxan Cloak, Sunn O))) o Khanate, vienen acercándose a los sonidos oscuros con un ánimo muy privado, con cierto poso esotérico. Proyectos que se mueven entre la contemplación de pulso frío y la desolación cercana al coma psíquico, conjugando electrónica autista, la sobrecarga asfixiante del doom drone más renegrido y la gravedad inquietante de esa escuela aislacionista gélida que tantas alegrías ha dado en las últimas dos décadas a los amantes del dark ambient. En esas coordenadas se mueven los coruñeses Esquelas en las cuatro escenas misteriosas que dan forma a su segunda referencia, el EP “Inciso”, disponible desde ayer en casete y digital vía ENSMBLE. LMR

GAF: “Sunriser” (Foehn)

Nota: 7.5

En paralelo a una formación en tránsito continuo, en la que Kurajica Mladen ha sido su único miembro permanente, la trayectoria de GAF se define por una inquebrantable vocación de exploración estilística. Tras sus incursiones en el folk experimental, el jazz cósmico o el acid-rock, en “Sunriser” el punto de partida es el space-rock según san Sonic Boom. En GAF, sin embargo, nada es canónico. Su halo de singularidad, por alguna razón inherente a toda propuesta de procedencia insular, les permite encontrar puntos de fuga en el rock fronterizo ( “Balayo Sunrise”), acercarse a la hipnosis lisérgica del krautrock ( “House of Thousand Chandeliers”) o abrazar una suerte de shoegaze gótico ( “Oyalab”) sin perder de vista su particular estrella polar espacial. En la cara B (y decimos cara B porque es un disco especialmente pensado para el vinilo), todo el protagonismo es para “Yannakis”, una composición que sintetiza la esencia de la banda en 20 minutos de excursionismo cósmico. Un magma líquido en el que todos los ingredientes que han conformado la identidad del proyecto se mezclan y confunden dando lugar a una poción mágica de propiedades analgésicas. Puede que la receta demande una digestión pausada, pero nunca les había quedado tan jugosa. JB

Carles Viarnès y Pep Massana: “El Llibre Vermell de Montserrat” (Repetidor)

Nota: 7.8

Es una de las obras maestras del arte medieval hispánico: un códice conservado en la abadía de Montserrat que incluye un cancionero profano, utilizado siglos atrás en celebraciones populares como danzas y festividades diversas. A lo largo de los años, “El Llibre Vermell de Montserrat” ha pervivido como un tesoro musical que han interpretado, en clave respetuosa e historicista, grandes maestros como Jordi Savall. Lo que han hecho Carles Viarnès (piano, órgano) y Pep Massana (violín, timbal) es otra cosa: una ‘perversión’ de las canciones utilizando recursos del minimalismo, el neo-impresionismo, el jazz y otras técnicas de composición contemporáneas de acento sensible, adaptando al lenguaje más amable de la música de cámara del siglo XXI una joya de los tiempos antiguos. El resultado no es académico, pero tampoco es frívolo: suena fresco, nuevo y respetuoso, una joya para escuchar cuando cae la noche. RG

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar