PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Lo que verdaderamente está diciendo “el primer vídeo bueno del PP”

H

 

Los hípsters entran en campaña

Rafa Martí

07 Diciembre 2015 14:46

Cuando esta mañana me avisaron de que el PP había sacado un nuevo vídeo para la campaña electoral, empecé a frotarme las manos como Howard Hughes en El aviador.

El caso es que al terminar el vídeo, me he dicho: ¡joder, no me he reído!

Porque, viniendo de un vídeo con Feijoó diciendo en un idioma inventado —que no es el catalán— porque unís arribarén mól més chún


 


…o de otro con Floriano en una ANIMADA tertulia con Cospedal, Rajoy, Pons y Arenas, diciendo “nos ha faltado piel”…



…uno no podía esperarse otra cosa que una perla que añadir a la colección de errores comunicativos del partido del Gobierno.

Pero no, resulta que el vídeo está bien.

Loading the player...
Y dentro de algo tan tonto y a la vez genial como poner a un hipster del PP, existen algunas lecturas interesantes sobre lo que pretende el PP con esta campaña.


1. El vídeo es una invitación a que la gente joven siga pasando de la política

En los últimos años —décadas—, la desafección de la gente joven con la política ha ido en aumento, excepto en el 15-M. A partir de ahí, el PP aprovecha que a los jóvenes les da igual la política para seguir liderando las encuestas.

Y sí, mi muro de Facebook está lleno de gente indignada porque el PP sigue liderando las encuestas. Pero es que, chato, la gente como tú no vota al PP.

Cuanto mayor sea el desinterés que la política produzca a la gente joven, más encuestas y más elecciones seguirá ganando el PP.

Por eso, ¿qué mejor que poner a un grupo de hípsters al uso a los que la política les da igual, diciendo que no confían en ninguno y que, dentro de lo malo, el PP es lo único potable que hay?

2. Al PP no le interesa emocionar, le interesa que les votes

El nuevo vídeo del PP es una apología de la resignación. Quieren que aceptes lo que son y que, aún así, les votes. No es el vídeo que harían las nuevas marcas políticas, aspiracionales y emocionales para que los votantes se ilusionen, quieran formar parte de algo y el día 20 vayan a depositar la papeleta con el halo épico de estar refundando la política.

No. Al PP, emocionar le importa una mierda.

No le importa nada crear marca de partido. Levy, Casado, Sémper... Sí, son caras nuevas, pero el presidente del Gobierno sigue siendo Mariano Rajoy, (¡el clásico señor español de 50 años que le da collejas a su hijo cuando le hace quedar mal delante de la prensa!), el Antonio Alcántara de la vida real.

Lo que al PP le importa no es ser súper cool, porque en su intento de serlo siempre ha fracasado.

Lo que le importa es que les des el puto voto porque, chico, son los que mejor lo hacen —según ellos—, te guste o no.

Y sobre todo, lo que están diciendo con el vídeo es que, por muy malos que sean, lo han hecho bien.

3. Si eres cool y de derechas, no votes a Ciudadanos

Con el vídeo, el PP te está diciendo que para ser de los suyos no tienes que llevar jerseys de cashmere en tonos pastel, camisas de rayas rosas y blancas y pulseras de cuero en las muñecas.

Es decir, si siempre has tenido ese impulso interior del tío de derechas, si siempre que has visto a alguien de izquierdas y estás borracho sueltas el típico “¡rojo!”, pero no te mola nada que te vean como un facha cuñao e intentas camuflarte bajo la carcasa del moderneo, te están contando que no hace falta que votes a Ciudadanos.

Que también se puede ser de derechas y no parecer un cuñao. Y que puedes votar al PP.

4. Votar al PP es lo nuevo trendy

Ser hípster no necesariamente se ha identificado con ser de izquierdas. Pero tampoco cuadra la imagen del hípster como el tío que vota al PP. Sin embargo, con el vídeo te están diciendo que: dentro de todo lo alternativo que eres, votar al PP es lo que te falta.

Es decir, eres tan jodidamente alternativo, tan especial, tan distinguido e irónico que llegas a una reunión con tus colegas y sueltas: “pues yo voy a votar al PP”. Y tus demás colegas modernos, aunque por dentro estén flipando, se tocarán la barba y dirán: “joder, qué interesante, ¿y eso?”

Lo que te quieren decir que ser del PP es algo tan chocante como beber cerveza artesanal en un bote de mermelada. Algo único y diferente.

5. “Rajoy tampoco tiene nada en contra de las ballenas”

Hay un momento de traca al final del vídeo, en que su prototipo de hípster vegano y animalista dice aquello de que Rajoy no tiene nada en contra de las ballenas.

Y claro que no tiene nada en contra.

Al igual que su Gobierno tampoco lo tiene contra el Toro de la Vega.

Ni contra la financiación a la escuela taurina.

Ni contra la pésima gestión ambiental del Gobierno de Aznar con la crisis del Prestige.

Ni contra la restricción del aborto.

Ni contra la prohibición de que dos homosexuales puedan casarse (fue el único partido que recurrió cuando Zapatero aprobó la ley, aunque luego, años después y de tapadillo, vayan a las bodas de sus políticos gays).

Ni contra la privatización la Sanidad...

El PP defiende en el vídeo su gestión económica, lo que para ellos es lo único que importa, y para ocultar la cara más antipática de ser conservador nos dice que Rajoy no tiene nada en contra de las ballenas, que las cosas seguirán iguales en el terreno social y que nadie verá mutilados sus derechos.

Lo que pasa es que la experiencia solo nos dice lo contrario.



share