Columnas

ZumZeig: la alternativa más valiente a la oferta aburrida y predecible de los cines comerciales

Especializado en películas de autores emergentes, cine de denuncia, documentales y otro tipo de experimentos, esta nueva sala en Barcelona viene a cubrir la demanda que existe por ver películas arriesgadas

Si te gusta el cine alternativo y no encuentras quien te lo sirva en pantalla grande, ya tienes solución (de momento sólo si estás en Barcelona, eso sí). ZumZeig comienza hoy a exhibir cine marginal en una nueva sala de alta tecnología, y hablamos con Esteban Barnatas, su fundador, para conocer más sobre el proyecto.

La apuesta de ZumZeig es fuerte y valiente, y precisamente por eso extremadamente interesante: en un momento en el que la crisis en el sector del cine (al menos en España) está amenazando con llevarse por delante prácticamente todo lo que existe, el movimiento de abrir una nueva sala de alta tecnología puede parecer, de primeras, una irresponsabilidad. Pero ZumZeig no es una sala como las que ya existen en Barcelona. Es pequeña –tiene un máximo de 70 asientos–, tiene el mejor sonido imaginable y su programación jamás entrará en terrenos comerciales. Su apuesta es por el cine alternativo, de sesgo político y de denuncia, de autor, experimental o intimista, en busca siempre de directores emergentes y de títulos que ninguna otra sala –no ya los multicines, sino también los cines para películas independientes como los Verdi– se atreve a programar. En resumen: todo aquello de lo que se nos habla maravillas cuando triunfan en los festivales, pero que ningún distribuidor se atreve a llevar a las salas.

ZumZeig abre hoy sus puertas para comenzar su programación regular con cinco películas en cartel: “L’Encerclement” (Richard Brouillette), “L’Âge Atomique” (Héléna Klotz), “Dragonslayer” (Tristan Patterson), “JJA” (Gaëlle Boucand) y “Los Ilusos” (Jonás Trueba). Situado en el número 35 de la calle Béjar de Barcelona –en el barrio de Hostafrancs, distrito de Sants-Monjuïc, a pocos metros de la plaza de España–, es el cine ideal para quienes no se conforman con lo que ofertan otros cines, y de todo eso nos habla Esteban Bernatas, su fundador y director.

¿No es un riesgo abrir un cine ahora, con la que está cayendo?

Sí, hay un riesgo, pero no lo veo como un riesgo negativo. Creo que hay una demanda de este tipo de cine: en versión original, alternativo, marginal si quieres llamarlo así. Y para ese público hemos querido dar forma al lugar más acogedor posible. Queremos que quienes vengan aquí a ver películas se alejen de la sensación de ser simples ‘consumidores’ y ofrecerles algo más, desde un trato más amistoso a la opción de que ZumZeig sea un lugar de encuentro y debate para la gente, y para eso está el bistrot justo al lado, para poder tomar un vino, comer algo y charlar.

No vais a seguir una política de estrenos como las salas habituales, sino que vais a seguir más una línea de cineclub.

Sí, una de las funciones de ZumZeig es normalizar la salida de ciertas películas de distribución difícil. Y la mejor manera de normalizarlas es no retirándolas a los cuatro días. Tenemos una programación cerrada durante todo el mes, que cerraremos y anunciaremos cada día 20. Así tú sabrás exactamente qué día y a qué hora se pasa la película que quieras ver, y sabrás que no hay miedo de que dejemos de pasarla al cabo de tres sesiones. Es una programación más de filmoteca o de salas más autorales.

"ZumZeig es el lugar que yo me he estado imaginando durante años después de visitar muchas salas de cine alternativas en toda Europa"

Pero ZumZeig no es una filmoteca…

No, porque una filmoteca es un organismo del estado que tiene una función de museo y conservación. Nosotros vamos a estrenar películas, somos sector privado y estamos dentro del circuito comercial. Pero con otra intención: queremos hacer presentaciones para pocas personas, ruedas de prensa, conferencias… Privilegiar, por tanto, el lado purista del cine. ZumZeig es el lugar que yo me he estado imaginando durante años después de visitar muchas salas de cine alternativas en toda Europa.

¿Cuándo y cómo nació este proyecto?

En 2005 yo produje un documental llamado “Apaga y Vámonos”, que tuvo muy buena circulación en festivales. Trataba sobre Endesa y la inundación de unos terrenos en Chile. Era un momento en el que en la prensa se hablaba mucho de las luchas de poder entre los gigantes de la energía eléctrica, y ni siquiera en ese momento el documental tuvo un eco más allá de los festivales. Fue una frustración comprobar cómo no había ninguna posibilidad de poder estrenar la película en una sala comercial. Y después de años viajando por diferentes ciudades y ver que este tipo de cines existen, empecé a buscar un lugar en Barcelona para hacer mi cine, una sala con actividad continuada y una programación alternativa.

¿Qué es lo que nunca estrenarías en ZumZeig?

No estamos cerrados a nada, aunque hay una serie de películas de autor que ya se estrenan en otros lugares, y que a nosotros no nos necesitan. Lo que nunca haríamos sería dar voz a cierto tipo americano, que yo llamo ‘blockbuster’, que da una imagen negativa de la actualidad, con trasfondo catastrofista, y que crea mucha confusión. Se ha convertido en una herramienta de poder y esa sería nuestra línea roja. Nuestra tarea es otra: es localizar y descubrir nuevos autores, y trabajar con distribuidores que apuesten por el cine emergente.

¿El cine político es fundamental en vuestra programación?

No exclusivamente, pero estará ahí. Tiene cabida totalmente.

Además de los estrenos, ¿haréis otras cosas? Tipo ciclos, maratones…

Estamos pensando en hacer otras cosas, sí. Todavía no sabemos qué exactamente. Más adelante haremos sesiones de mediodía los domingos en lo que llamaremos ‘cine con brunch’, donde además de ver la película podrás comer. Haremos sesiones de medianoche los sábados. Queremos rescatar cine olvidado y montar ciclos, como uno de cine negro español, o presentar documentales de la mano de asociaciones implicadas en causas que queramos apoyar.

¿Que significa ZumZeig?

Puede sonar alemán, pero en realidad es catalán. Un ‘zumzeig’ es un zumbido.

Más información y la programación del mes en www.zumzeig-cine.eu/

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar