Columnas

Vs. The (Pop) World 2

Por Juan Manuel Freire

Vs. The (Pop) World  Juan Manuel Freire ¿En vacaciones, mar o montaña? Pues ante todo, ciudad, si puede ser, gracias. Quizá sea una clara víctima de esta época del déficit de atención, pero las vacaciones en espacios aislados de la mano de Dios tan solo me parecen “agradables” y “relajantes” durante un margen limitado de tiempo; después tengo la fatal sensación de estar perdiéndome algo. Por eso para las vacaciones prefiero optar por ciudades estresantes, aunque parezca del todo contradictorio. Pero el acto de pensar no siempre ayuda. A veces ayuda distraerse con ruido y acción.

La ciudad tiene cierta mala fama y, en reglas generales, es un fracaso, como nos enseñó “The Wire”. Sin embargo, resulta un espacio magnífico para la ideación poética. Puede inspirar asuntos fatales como “Destroyed” de Moby, pero también películas bellas de Michael Mann y relatos bestiales de Saul Bellow. Y pocos lugares mejores existen para escribir que alguna de esas cafeterías bulliciosas que invaden sus centros: dejarse impregnar, contaminar por la vida de los otros; la electricidad. Es como viajar en metro, que extrañamente te lleva a grandes epifanías. Urbanitas: no hay nada como el hogar, hagan vacaciones en casa.

Ah: Radiohead molan

Según tengo entendido, la escucha de Radiohead en el 2011 está castigada con clavos ardientes en las piernas. O al menos eso se deduce de ciertas opiniones públicas que asocian al grupo de Thom Yorke con todo lo que está mal en la música popular y, por extensión, el mundo. Si realmente tienen razón estoy condenado a caer del Edén, cual héroe de Malick, y todo por culpa del grower “The King Of Limbs”, que no dejo de oír, o esa nueva “Staircase” estrenada en el programa de la BBC “Radiohead - The King of Limbs: Live From The Basement” (en España emitido por Canal+). Es la mejor versión posible de Radiohead, con ese ritmo reptil a la par que propulsivo, esa emotiva melodía vocal, esos cambios de acorde marca Badalamenti… Otro de los supuestos defectos del grupo es su (supuesta) falta de sentido del humor, pero en este vemos sonreír a Yorke. Y menudos pasos de baile, por cierto.

‘Platinum Hit’

Mucho se habla del éxito de “The Voice” o la pronta llegada a EEUU de “Factor X” –sin Cheryl Cole, lástima, en el jurado–, pero menos se comenta la existencia de un reality musical con todo lo que necesita un placer culpable. Nos referimos a “Platinum Hit”, un reciente estreno de Bravo, cuyos acercamientos de telerrealidad a la moda ( “Project Runway”), la comida ( “Top Chef”) o el pelo ( “Shear Genius”) se han saldado con el culto. Este “Platinum Hit” también merece seguimiento y pasión, pero quizá por los motivos equivocados: el programa desafía a un ecléctico grupo de compositores a crear hits, con los resultados que pueden imaginar. No, no se los pueden ni imaginar. La cima (o sima) hasta la fecha ha sido el capítulo dedicado al género musical donde, quizá, resulta más fácil hacer el ridículo: el hip hop. Las juezas residentes Kara DioGuardi y Jewel poco pueden opinar sobre aptitudes para el rap, pero el juez invitado Rodney Jerkins sugirió que algunas de estas personas necesitaban “invertir algo más de tiempo en sus raps”. {mp4-flvremote width="100%"}http://videos.cache.magnify.net/FKVMVB0GYFBJSF7K-110620_platinumhit_108_780_576x0.mp4{/mp4-flvremote}

La fiesta de la misantropía

Por suerte, no todo en la televisión da vergüenza ajena. Todo y que sea verano. AMC, FX y HBO nos sirven, respectivamente, las nuevas temporadas de “Breaking Bad”, “Louie” y “Curb Your Enthusiasm”, tres series que dudan gozosamente sobre la fiabilidad del género humano y nuestra bondad innata. Difícil quedarse con uno de los tres comienzos de temporada. Walter H. White ha vuelto en todo su patético esplendor, enfundado en una camiseta vintage de Kenny Rogers que ya debe estar agotada en eBay. Louie sigue igual de hundido que siempre, es decir, igual de estupendo. Y Larry David flirtea seriamente con el desastre –qué digo, se enrolla con él– en esta nueva entrega: nada más regresar a nuestras pantallas se carga su matrimonio por una mancha de culo de vaso ( “¿tú respetas la madera?”); recupera los mandatos del “código calvo” con el abogado de Cheryl ( “puedo llamarte calvo; es como los negros llamándose niggas unos a otros”); y enseña a una niña girl scout a ponerse un tampón. Pretty, pretty, pretty good.

Canciones indies del verano

En el mundo real, no lo sé, pero en el alterna-mundo la canción que tiene todos los números para ser el hit del verano es… No es tan fácil. En realidad hay varias luchando enérgicamente por el puesto. A un lado tenemos “Hits Me Like A Rock”, de Cansei de Ser Sexi, una rodaja de pop-dance quirky ochentero –Ace Of Base asoman en la memoria– con Bobby Gillespie añadiendo plus de carisma. Y al otro, evidentemente, “Ice Cream” de Battles y Matías Aguayo, con el beneficio de un videoclip potente a cargo de Canada. Otras propuestas dignas de mención: “Humedad” de los chilenos MKRNI, “The Bay” de Metronomy, “Pumped Up Kicks” de Foster The People (canción indie del verano según una reciente encuesta de Stereogum)... Yo voto por Cansei. ¿Y ustedes, lectores? Votos en los comments.

Con los ojos cerrados

Los lectores de Stereogum también podían votar por “Eyes Be Closed”, de Washed Out, pero esa canción solo podría ser la reina del verano si esta estación no fuese sinónimo de hedonismo sino de hundimiento, que también lo es, claro, pero entre menos personas. Una de ellas debe ser Ernest Greene, pese a sonreír en las fotos. “Within And Without” es el disco de un hombre hecho polvo (no por casualidad el tipo se llama Washed Out): melodías susurradas y sin ánimo de molestar, beats tímidos, nubarrones por doquier... Me gustaría hablar de él como el álbum chillwave definitivo, pero no supera a los debuts de Toro y Moi y Small Black: escasean las melodías memorables y los giros inesperados. Eso sí, tanto “You” como “Eyes Be Closed” son grandes canciones... del final del verano. Aquí el vídeo de la segunda, otra lección visual del excelso director Timothy Saccenti.

La decepción Beyoncé

Y no, no me refiero a que se cargara de un plumazo aquel proyecto de un videojuego sobre ella. Hablo de, claro, “4”. ¿Recuerdan cómo nos lo anunciaban? Como un gran paso adelante para el pop moderno, el encuentro feroz entre Queen B, Diplo, Switch y Sleigh Bells. Al final poca cosa: un pseudo-single solo interesante cuando se escucha acompañado del (éste sí, espectacular) aparato audiovisual presentado en los Billboard; alguna balada conceptualmente intrigante ( “1+1”, su “Wonderful World”); y, erm, cero Sleigh Bells. Las producciones mid-tempo moderamente seductoras se imponen sobre los bangers en un disco ideal como ruido de fondo. Igual el bueno será el de Solange...

La chica del momento

Ay, Eleanor Friedberger. Ella no decepciona. Fácil entender que se escriban canciones sobre ella: “Eleanor, Put Your Boots On”, de Franz Ferdinand. La mitad femenina de The Fiery Furnaces es una fuerza de la naturaleza: la Carole King del pop progresivo, la líder probable de una versión 3.0 de Jefferson Airplane. En directo, el cruce perfecto de Patti Smith y Mick Jagger. Ahora publica un disco en nombre propio –mientras su hermano Matt trabaja en una serie de ocho– que solo acrecentará el culto alrededor de su figura: “Last Summer” es una delicia de pop-rock de onda media con algunas de las mejores canciones del año, como “My Mistakes” o la funky “Roosevelt Island”. Y luego está la que parece su respuesta al “Eleanor, Put Your Boots On”: “Early Earthquake” ( “mi corazón está temblando solo por ti”). Un amor de disco, si me preguntan. KO.

Lecturas de verano

Cuando le preguntaron desde Time, para una encuesta, qué libros pensaba leer este verano, el actor y dramaturgo Shawn Wallace (Vizzini en “La Princesa Prometida”) dijo: “Bueno, tampoco es asunto de nadie, ¿no? Es muy personal. Es demasiado personal”. Y cuando el entrevistador insistió, ahora preguntando qué le gustaba, al menos, recomendar a la gente, dijo: “Es difícil recomendar un libro si no sabes a quién se lo estás recomendando”. Inteligente, ¿verdad? Pero al final hizo una concesión: “Podría recomendar un libro a alguien que es un poco como yo: ‘Los Cuentos’ de Mavis Gallant”.

Mi primer objetivo de mis breves vacaciones no será tan ambicioso, pero parece también recomendable: basta con leer dos capítulos de “Miss Peregrine’s Home For Peculiar Children” para saber que estás en buenas manos; y, con suerte, ante un nuevo hito de la literatura Young Adult. El debut en la novela del cineasta y escritor de viajes Ransom Riggs, publicado por Quirk Books, los de “Orgullo Y prejuicio Y Zombis”, es una historia de freaks con corazón que combina hábilmente texto con viejas fotos irreales.

La idea vino de encontrarse con raras imágenes vintage, que “sugieren historias incluso aunque no sepas quienes son las personas o cuándo fueron tomadas las fotos”, según dijo Riggs a Entertainment Weekly. Habrá película, pero el libro será mejor.

5x140

I Break Horses/Hearts: Los fans de Cocteau Twins y/o My Bloody Valentine harán bien en escuchar a este dúo sueco. Pop shoegazer superclase. Pure X/Pleasure: El placer de los bajones, hundirse bajo la lluvia, mirar el techo, decir no al futuro, etcétera. Dream-pop lo-fi para divagar. William Elliott Whitmore/Field Songs: Raíces de pelo de punta. Con un banjo, una voz y algunas historias siguen saliendo grandes discos. Part Time/What Would You Say?: Diría Ariel Pink, synth-pop y albricias. Música perversa para próximos apéndices de “Retromania”. Zomby/Dedication: El disco de interiores de Zomby, homenaje a un amigo ausente. Su colaboración con Panda Bear mata. En breve en el BAM.

Next: Las canciones inéditas del musical de “La Naranja Mecánica”, la historia del rap según Jimmy Fallon y Justin Timberlake, M83 (+1000), Dum Dum Girls, el regreso del beef, dinosaurios-dinosaurios... Vs. Junio 2011

Vs. Mayo 2011

Vs. Abril 2011

The King Of Limbs Crítica: " The King Of Limbs"

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar