Columnas

Vs. The (Pop) World

Por Juan Manuel Freire

Acrylics, de Oberlin pero residentes en Nueva York, bebe del twang de Fleetwood y, en general, “el pop escarchado de los 70”, aunque también de la psicodelia de los últimos 60, la “Cosmic American Music”, Badalamenti, The Chills, Cocteau Twins, Elliott Smith, disco y house... Molly Shea y Jason Klauber son geeks de la música popular, investigadores de referencias antiguas, obsesivos coleccionistas. Y si todo lo que publican tiene el nivel del EP “All Of The Fire” –publicado en Terrible, el sello de Chris Taylor de Grizzly Bear–, algún día serán ellos los coleccionados con fervor religioso. Su primer álbum, “Lives And Treasure” (Hot Sand), aparece el día 25 de este mes y promete la luna.

James Blake

El artista de post-dubstep, no el tenista, claro. Habrá quien se rasgue las vestiduras y piense que Blake debería figurar en una proverbial lista de apuestas de Implantes de Silicona, pero su increíble versión del “Limit To Your Love” de Feist fue una de las epifanías pop de 2010. Y pocos artistas se me ocurren con el potencial para dictar por dónde irá la música popular más inquieta en los próximos años. Su álbum de debut es algo realmente especial, equidistante de dubstep y neoclasicismo, The xx y Bon Iver, y con toneladas de personalidad. Una luz brillante.

CSLSX

Poco se sabe de estos chicos. O chicas, claro. El colectivo dance se mueve entre sombras, aunque sus producciones las quema el sol baleárico, y juega a la ironía con títulos del estilo de “Paula Abdul Drinking A Pepsi, October 17th, 1987”. El tema en sí, por otro lado, no es ninguna broma, sino un cremoso, exuberante ejercicio de nostalgia electrónica con la clase de Saint Etienne y The Avalanches y glitches propios de Games. La promesa de un futuro (retro) mejor.

CSLSX - Paula Abdul Drinking A Pepsi, October 17th, 1987

Cults

Gracias, o por culpa de, internet, los secretos ya no son lo que eran. No duran nada. Y si hace poco todos nos preguntábamos quiénes serían Cults, hoy ya sabemos quiénes son, qué caras tienen y por quién han fichado: Columbia Records, ahí es nada. El productor del esperado álbum es Shane Stoneback (Vampire Weekend, Sleigh Bells), quien debería respetar su carisma indie, preservar el encanto espectral y enriquecer el sonido sin muchas estridencias. También esperamos que Madeline Follin no se deje retocar. Así ya está bien.

DOM

¿Puede existir el lo-fi maximalista? Por supuesto. Heroicos, épicos, magnéticos, DOM es uno de los jóvenes grupos alternativos con más posibilidades de conseguir verdadera fama en 2011. Tras colaborar con Gucci Mane, en febrero verán reeditado, en versión remezclada y remasterizada, su EP “Sun Bronzed Greek Gods”. Si hubiera algo de justicia en el mundo, serían el ruido de fondo en el próximo Mardi Gras, en lugar de Ke$ha o Katy Perry. Y con ese hit casi patriótico que es “Living In America” animarían mejor a las tropas que la Perry envuelta en barras y estrellas.

High Highs

De la euforia a la melancolía, aunque sin excesivo abatimiento. High Highs es un dúo neoyorquino que dedica sus fuerzas –o, bueno, sus fragilidades– al cultivo de un pop acústico alicaído pero menos, de arreglos preciosos, armonías ideales y una delicadeza nada común en la era de la Esteban. Su primer álbum podría salvarnos el pellejo. Mientras llega el milagro, nos toca poner “Open Season” en bucle o buscar en su MySpace su cover de “Live In Dreams” (Wild Nothing).

Hooray For Earth

Y volvemos de la melancolía a la euforia, ahora de la mano de los bien conectados brooklynitas Hooray For Earth, amigos de Twin Shadow –la versión limitada de “Forget” (2010) incorpora un tema, “A Place We Like”, escrito por Hooray For Earth e interpretado por ambos grupos– y The Pains Of Being Pure At Heart y Surfer Blood, con quienes su Chris Principe versionó a Lit en directo. Como los propios Twin Shadow o Violens, Hooray recuperan influencias del pop de los 80 sin quedarse en el pastiche; en realidad, parten de antiguos sonidos sintéticos para acercarse a algo con aspecto de futuro. En primavera habrá primer disco. Hasta entonces, bien está seguir retozando en la felicidad total de temas del EP “Momo” como este de aquí abajo.

Hooray For Earth “Comfortable, Comparable”

Is Tropical Si antaño los recopilatorios de Kitsuné era un nonstop de gozo, en los últimos hay que superar unos cuantos escollos –pseudohits– para encontrar algún hit. Pero haberlos, haylos. En el reciente volumen 10 ( “The Fireworks Issue”) tenemos, por ejemplo, el “South Pacific” de Is Tropical, descrita muy acertadamente en The Guardian como “un crossover de Yazoo y The Beach Boys”. Bueno, esa mezcla imaginada habría sonado todavía mejor, seguramente, pero tampoco es cuestión de quitar méritos a este pop brillante amigo de guitarras y máquinas.

Katy B

Si James Blake es el mejor ejemplo posible de un dubstep intimista, explorador del espacio interior, la estupenda Katy B sería la otra cara de la moneda: la vertiente más inclusiva, expansiva y accesible. Y todos podemos necesitar la soledad, pero también nos beneficia el contacto con las masas; de ahí que, por ejemplo, sigamos yendo a festivales con los ojos cerrados, en busca del sentir comunal. Katy B se ha propuesto la misión de sacarnos de la depresión a base de bass music para las masas. Su álbum (con título por confirmar) aparecerá en marzo. Y el planeta será bastante más habitable desde entonces.

MillionYoung

Últimamente, el grupo al que más nuevos grupos recuerdan –con permiso de Fleetwood Mac– son los tribales, psicodélicos Animal Collective. Y entre sus jóvenes vástagos, brilla con fuerza MillionYoung, productor electrónico “de dormitorio” con sede en Florida, tan habilidoso en el songwriting como en el soundwriting. Su álbum de debut, “Replicants”, aparece en digital en nada –el día 11–, con lanzamiento físico previsto para el 15 de febrero. Pueden escuchar el single “Perfect Eyes” aquí debajo.

MillionYoung . Perfect Eyes.mp3
Porcelain Raft

Otro superdotado compositor de dormitorio: el londinense de origen romano Mauro Remiddi, aka Porcelain Raft. Dejó la banda psych-pop Sunny Day Sets Fire, amada por la crítica pero algo ignorada por el público, y se encerró en su cuarto para crear canciones tan mágicas como “Tip Of Your Tongue”. ( Aquí podéis descargar tres remezclas del tema a cargo de Blackbird Blackbird, Blood Diamonds y Keep Shelly in Athens, junto a una remezcla de “Gone Blind” por Nowa Huta.) Su próximo lanzamiento: el EP “Going Blind” (Acéphale), con cuatro temas ya conocidos de su Bandcamp, solo que en versión remasterizada. Ojalá esto último todavía importe a alguien. ¿Quedan audiófilos en el mundo del “todo gratis”? Elizabeth Sankey (escriba ocasional del New Musical Express) ya ha curado su malestar con este proyecto indie pop quietamente triunfal, en el objetivo de melómanos y adorado por los críticos, pese a la posible envidia. Este año deberían ofrecer una ópera prima cute as fuck. Aquí va uno de sus primeros clásicos.

Twin Sister

No, no, aunque lo parezca –reseñas exaltadas de conciertos y EPs, menciones a cada pequeña oportunidad–, no soy mánager de Twin Sister, ni tengo acciones en el sello Infinite Best, ni mi novia se llama Andrea Estella. Simplemente, cuesta bastante encontrar a grupos de la sensibilidad y la inteligencia de Twin Sister, la mejor sorpresa de 2010, que con toda probabilidad será la mejor confirmación de 2011. Ojalá gracias a un álbum, aunque el grupo trabaja con tanta lentitud como Kevin Shields en la era de “Loveless”. La demora puede ser desesperante, pero también es una señal del amor que estos chicos entre Cocteau Twins y Stereolab depositan en todo cuanto hacen.

Wires Under Tension

El nuevo proyecto de Christopher Tignor y Theo Metz (ex Slow Six) demuestra, como lo último de Mogwai, que todavía hay vida en el post-rock. Su inminente disco “Light Science” tiende puentes entre música contemporánea y math-rock con imaginación exuberante y un caudal expresivo y emocional a prueba de cualquier estoicismo. Battles se van de jam con Philip Glass en “Mnemonics In Motion”.

Yuck

Sin disco largo todavía bajo el brazo ya eran una presencia esperada en Primavera Club. Y quienes los vieron hablaron de ellos casi como de la virgen María. Como Avi Buffalo, son unos jóvenes astutos que se criaron con el mejor indie rock de los 90 y ahora lo resucitan con extra de frescura y vitalidad, por no decir pericia técnica. Su mayor logro hasta la fecha ha de ser “Rubber”, acompañada de un curioso videoclip. “Yuck”, el álbum, llegará el 15 de febrero via Fat Possum.

Next: La línea de baño de Geri Halliwell, la mixtape de Nochevieja de M.I.A., el workaholismo de Natalie Portman, nuevos castings de “Fama”, el fin de los tiempos, o un puñado de cosas completamente diferentes.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar