Columnas

Spoiler Room

Edu Mas

FringeVuelven las series a PlayGround en el momento en que más las necesitamos: después del atómico Sónar y en los albores de la gran modorra veraniega. Así pues, vamos a recomendar series imperdibles para reventar el sofá de gusto.

Por cierto, los que no hayan visto The Wire, serie que ya comentamos y que el que aquí suscribe cree que es una de las mejores historias de todos los tiempos, dejad de leer porque tenéis cinco temporadas que ver ya.

Para los demás, ahí van algunas sugerencias que podéis aprovechar.

1. Entourage

No es una trama complicada y no carga para nada el cerebro. Entourage es lo más cerca que estaremos muchos en esta vida de vivir a lo grande al estilo de Hollywood.

Lo magnífico de esta serie es que, a los que nos gusta el cine, tenemos cameos en cada capítulo de lo mejor de la industria: desde James Cameron hasta Robert De Niro. Pero también aparecen Kanye West, Snoop Dog, Jimmy Kimmel, Ralph Macchio, Hugh Heffner, el enorme Chris Penn, U2, James Woods, Seth Green, Dennis Hopper o M. Night Shyamalan.

Como podéis ver, además de la trama central la frecuencia de cameos nos asegura un reparto de lujo.

La trama es sencilla: cuatro amigos de la infancia que vivían en Queens, ahora viven en Hollywood porque uno de ellos, Vincent, es un floreciente y prometedor actor que entra en bastantes carreras con Benicio del Toro, Josh Hartnett o Leo diCaprio por protagonizar películas ficticias u otras que ya están producidas.

La verosimilitud de la historia la dan los cameos y la apelación constante a películas, series y proyectos musicales reales. Éstos cimientan la trama y casi parece que vayamos a ver una marquesina anunciando la próxima peli de Vincent Chase.

Además de que cada capítulo es un no parar de excesos en cuestión de sexo, drogas, coches, pisos, fiestas y putas, la verdadera atracción de Entourage son sus personajes, sobretodo dos: Johnny Drama y Ari Gold. Solamente deciros que el primero, interpretado por el hermano mayor de Matt, Kevin Dillon y del que os haréis fans absolutos al cabo de dos frases: un actor de tercera que hizo un secundadísimo en 90210 y una mini serie de mierda llamada Viking’s Quest que lucha a los cuarenta por conseguir cualquier papel. Más grande que la vida, Ari Gold es el agente del protagonista, Vincent Chase. A mi me gusta especialmente porque soy muy fan de Jeremy Piven y las sartas de insultos más despreciables, políticamente incorrectas y ocurrentes salen a voces de la boca de este agente judío y fiel a su esposa en la jungla del glorioso Hollywood.

5 temporadas y subiendo.

2. Lie to Me

Siguiendo la tendencia de los grandes actores olvidados que encuentran la gloria en televisión, Tim Roth se embarca en el papel del Doctor Cal Lightman, jefe de The Lightman Group. Una agencia que se dedica a reforzar las investigaciones de, entre otros, la CIA, el FBI, la ONU o el cuerpo de bomberos de New York. Da igual, ellos son especialistas en la búsqueda de la verdad y más en concreto: de la identificación e interpretación de las mentiras.

La serie camina sobre la pseudociencia de la gestualidad, desatando la paranaoia en los televidentes de forma radical: nunca más veréis una frase de vuestro novio, padre, hijo o amigo de la misma forma. Lightman es un experto en microgestos que es capaz de detectar en una mueca muestras de asco o amor verdadero.

El reparto es menos brillante y la serie, en realidad, no deja de ser la fórmula de CSI reinterpretada desde un punto de vista distinto. Ahora bien, lo que te engancha es la educación en la materia que el Lightman Group te da en cada episodio, comparando en una multipantalla el microgesto de vergüenza del acusado con el de Clinton o O.J. Simpson, desvelando así un universo de segundas intenciones que, para el que lo crea o el que se divierta con ello, puede cubrir de un nuevo significado todas las relaciones sociales.

Los episodios son de una hora y existen varias subtramas interesantes desde el primero, es decir, hay un esfuerzo real por crear una historia más allá de la idea. De todos estas lineas argumentales, la que más me interesa es la siguiente: ver las mentiras o medias verdades en las personas cercanas a los compañeros de trabajo como maridos, padres o hermanos y el dilema consecuente: ¿se ha dado cuenta y lo está dejando pasar o las emociones nublan el juicio? ¿Debería decírselo o ya sabe que yo lo sé?

Una de las serie de nueva hornada con más posibilidades que han nacido este año.

1ª temporada completa.

3. Fringe

Si bien los que me habéis seguido un poco sabréis que no le tengo ninguna simpatía a J.J. Abrams, Fringe está todavía en un punto salvable y que si el bueno de Jay Jay controla su tendencia a la pseudo ciencia y al New Age, podría llegar a ser el nuevo Expediente X.

Para los que nos gustaban las aventuras de Mulder y Scully en el mundo paranormal, llega una serie que cubre el nicho agregando un concepto nuevo: la “French Science” o ciencia experimental. No es una serie de sucesos paranormales pero sí ultranormales, es decir, no ocurren cosas más allá de la realidad si no que la realidad ocurre en sus formas más radicales. Desde la combustión espontánea hasta la biogenética, desde la nanorobótica hasta la materia oscura, Fringe nos pone al alcance la materialización de las hipótesis más jugosas de la ciencia secular.

El reparto es bastante aceptable, aunque no hay nadie destacable. El doctor Bishop, un científico pionero en estudios más allá de la legalidad que en el primer capítulo rescatan de un manicomio donde está olvidado es, probablemente, el personaje más interesante de la serie. Preparaos para ver un despliegue de cosas realmente complejas y de una buena montaña de dólares invertidos en recrear una trama enroscada al estilo de Lost, (aunque esta vez creo que saben hacia dónde van) que hará las delicias de las noches en canal plus la temporada que viene.

Pese al título de esta columna, me resisto a lanzar spoilers porque tocan bastante los huevos, aunque con Fringe, si leéis cualquier blog os lo van a decir. Vale, hagámoslo así: para los que queráis saber uno de los grandes atractivos de la serie para la temporada que viene, clicad aquí, los demás podéis empezar a verla y disfrutar mientras Jay Jay y su grupo de monos mecanógrafos deciden si llenar de paja tres temporadas para comprarse otro jet privado.

Perdonad, no puedo evitar mi animadversión. La serie vale la pena, es altamente entretenida e intrigante. Una serie que ha pegado muy fuerte en Estados Unidos y que en España aún está despegando, eclipsada imagino por la corriente imparable e imperdonable de Lost.

1ª temporada completa.

Espero que estas tres propuestas sean del gusto de todos y aprovecho para apuntaros otras series que, pese a estar bien, no he creído oportuno desarrollar esta vez: In Treatment, Kings y la grandísima The Big Bang Theory.

Hasta pronto sofa surfers.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar