Columnas

Spain is Pain

Aias, una historia de amor en baja fidelidad

Aias

Por Luis M. Rguez La historia de Aias es un canto a la posibilidad, un elogio insospechado a esos giros del destino que, de la noche a la mañana, y sin saber tú muy bien cómo, pueden darle un vuelco definitivo a tu vida. Gaia (Bihr), Laia (Aubia) y Miriam (García), tres esbeltas jóvenes de Barcelona dedicadas a vaciar su optimismo en canciones de noise pop candoroso, son el vivo ejemplo de lo que puede dar de sí la conjunción de frescura, espontaneidad, encanto y azar (del bueno). Hoy estaríamos hablando de otra nueva banda “de aquí”, de tres chicas con ganas de emular a sus ídolos de fuera, si no fuera porque una cadena de felices casualidades –la Teoría de los Seis Grados de Separación, a prueba– ha llevado a Aias a plantar su lindas bocas en el mismo centro de la diana de la escena lo-fi global, y ¡cantando en catalán! Su álbum de debut para el sello neoyorquino Captured Tracks (casa de Wild Nothing, Beach Fossils o Blank Dogs), “A La Piscina”, está a punto de llegar (debía salir en estas fechas y finalmente se ha retrasado a mediados de octubre), y esa es una razón de peso para pedir audiencia con Aias. Ellas mismas nos cuentan cómo comenzó a rodar su historia pocas horas después de aterrizar en Barcelona a la vuelta de ofrecer su primer concierto en Londres. Hablando de conciertos, Aias estarán tocando este próximo sábado, 18 de septiembre, en Madrid, a partir de las 22:30 horas en el club Ocho y Medio. Gaia Bihr es quien, a continuación, responde las preguntas. ¿Cómo os conocisteis? Miriam se incorporó más tarde al grupo, pero en lo que respecta al núcleo fundacional (Gaia y Laia) queremos saber si en el principio de vuestra amistad ya había una afinidad musical o, si por el contrario, la amistad existía desde antes y no fue hasta pasado cierto tiempo que empezasteis a compartir cosas en el plano musical.

Laia y yo nos conocíamos por estar en el mismo grupo de amigos, coincidíamos en los mismos conciertos, pero sin conocernos mucho. Un día le propuse quedar para ir a jugar a tenis, una manera como cualquier otra de decirle “quiero que seas mi amiga”. Aquel día llovió y acabamos en un bar bebiendo vino y haciéndonos amigas. En cuanto a las afinidades musicales, creo que sí, tenemos muchas cosas en común, pero no fue esa la razón para juntarnos. La razón fue el tenis, aunque juguemos muy mal. A la hora de ponernos a componer, todo vino de una manera muy natural y bastante armoniosa, en parte porque sabíamos que nos gustaba el mismo tipo de música y porque la evolución del sonido de Aias, la dirección que queríamos tomar, cuadraba con nuestra evolución a nivel personal.

Se cuenta que la banda surgió sin premeditación, que un buen día decidisteis preparar un par de canciones para tocar en el cumpleaños de unos amigos, y que aquel día disfrutasteis tanto (y la gente con vosotras) que decidisteis seguir adelante. ¿Es cierta la historia?

¡Totalmente! Poco tiempo después de congeniar, Laia y yo queríamos hacerle un regalo especial a nuestras parejas respectivas, por cumplir ambos 30 años, y decidimos montar un concierto sorpresa. Ensayamos a escondidas durante unas semanas, intentando aprender a tocar. Yo me inicié a la guitarra eléctrica y Laia a la batería. Luego el concierto salió bastante bien y decidimos seguir aprendiendo a tocar los instrumentos.

Si miráis ahora hacia atrás y veis dónde estáis hoy, ¿qué pensáis?

Como dice Laia, “el mundo se está volviendo loco”. Yo pienso un poco lo mismo, nos cuesta creer que todo esto es real. Todo ha ido sucediendo tan rápido y de manera tan inesperada... Pero estamos encantadas.

Hasta hace poco formabas parte de Sedaiós, banda que ya no existe. ¿Qué te movió en su día, aún con Sedaiós en marcha, a formar un nuevo grupo?

Oficialmente, la banda se separó por razones personales. Pero aún así estamos grabando el segundo disco. Con Sedaiós aprendí mucho, sobre cómo hacer canciones, además de servirme para ganar un poco de experiencia sobre el escenario. Pero además de ese pop naif bastante suave, tenía ganas de tener otro grupo para hacer pop también, pero esta vez con más ruido, más reverb y con ganas de que todo fuera más caótico. También influyó que tenía ganas de tocar la guitarra, y en Sedaiós tocaba el teclado.

A la hora de formar esa segunda banda, ¿existía la premisa de que fuera un grupo de chicas?

No existía ninguna premisa. La formación surgió de manera natural. A la hora de buscar un bajo, para nosotras fue evidente preguntárselo a Miriam, que es nuestra amiga y sabíamos que le gustaba lo que estábamos haciendo porque venía a todos lo conciertos y nos apoyaba mucho. Ahora bien, es verdad que nos gusta poder jugar con tres voces femeninas a la hora de hacer coros o armonías. A nivel de funcionamiento y definición interna, ¿se consideran Aias un “grupo de chicas”?

Al nivel de funcionamiento no diré que somos como tíos, porque no creo que sea verdad. Tal vez en los grupos de chicos también se planteen de forma espontánea preguntas como “¿qué te pondrás para el concierto?”. Tal vez suceda, no lo sé. Sí te puedo decir que no nos consideramos un “grupo de chicas”, lo somos. Si no nos preguntaran tanto sobre eso casi olvidaríamos que somos tres chicas.

Al respecto de la cuestión de género, y aunque vuestra propuesta sea más dulce, ¿os sentís de alguna manera conectadas con la riot grrrl? ¿Os veis como vehículo portador de alguna reivindicación o gesto afirmativo en materia de género?

A pesar de que algunas de aquellas bandas nos gustan o nos han gustado mucho, y de que creemos que su labor fue muy influyente (consiguieron que muchas chicas se plantearan empezar a tocar), nuestra música no pretende ser portadora de su mensaje reivindicativo, entre otras cosas porque aquél respondía a un momento y contexto muy concreto, que no es el nuestro.

De oportunidad, de coyuntura y contexto hay que hablar para ubicar el universo de Aias en el espacio-tiempo. En el fondo, Aias es un producto de amor. Amor a sus respectivas parejas, amor cruzado entre sus tres protagonistas, y amor a la música que les gusta, a unas influencias básicas que no se esfuerzan en esconder. Lo suyo son las canciones sencillas y sin artificios, temas cortos e inmediatos en clave de lo-fi pop revestido de ruido amable y armonías luminosas que exhiben parentescos con la escuela C-86 (la de The Shop Assistants o McCarthy), con el shoegaze pop más cándido (piensa en Lush) o con los garajes-escupe-sonidos de una Olympia dedicada durante la década pasada a reinventar la caligrafía de K Records en mil y una direcciones. Desde fuera, escuchando la música de Aias es fácil pensar en Beat Happening y en Best Coast, en The Vaselines y en Brilliant Colours, en Black Tambourine y en Liechtenstein, en The Aislers Set y en Veronica Falls, en Tiger Trap y en Vivian Girls. Ahí tendríamos algunas de sus coordenadas básicas, aunque Aias hagan gala por momentos de una mayor redondez melódica que queda además reforzada por el uso singular de instrumentos de metal, timbres que acercan, aunque de forma tímida, a estas tres chicas catalanas al imaginario del soul pop de Motown o al brío melódico de las menos negras de aquellas “girls bands” (piensa en The Crystals o The Shangri-Las) que Phil Spector o el tándem Jerry Leiber-Mike Stoller auspiciaron durante las décadas de los cincuenta y sesenta.

¿Qué os parece que, a la hora de buscaros semejanzas con otros grupos, se recurra casi siempre a grupos de chicas como Vivian Girls, Best Coast, Brillian Colours o Dum Dum Girls?

Es normal que la gente busque semejanzas con estos grupos; por la presencia de chicas, el tipo de música, de mentalidad y sonido en general. Son grupos que nos gustan mucho y sí que nos han influido, aunque a la hora de componer las canciones las influencias vinieron más de grupos como Beat Happening, The Vaselines o la Motown en general. De entre todas esas bandas nuevas, nos sentimos cerca de Vivian Girls (nos gustó mucho tocar con ellas, ¡son encantadoras!). La verdad es que fue un concierto de Vivian Girl en el Primavera Sound el que acabó de definir nuestro sonido. Estábamos disfrutando del concierto con Laia, de repente nos miramos y dijimos: “¡Queremos distorsión y reverb!”. Luego buscamos a Cristian y le dijimos “¡queremos este sonido!”.

Ya que lo mencionas, ¿qué importancia hay que atribuirle a Cristian Pallejà (Nisei, Sedaiós) en el sonido de Aias?

Cristian es nuestro productor, mentor, técnico de sonido, trompetista, arreglista, es como una cuarto miembro virtual del grupo. Le debemos muchísimo. Cristian os ayudó a grabar vuestras primeras canciones. A partir de ahí, ¿cómo surge el contacto con Captured Tracks?

Teníamos algo así como unas diez canciones, y antes de que se nos olvidaran decidimos grabarlas. Nos fuimos a grabar con Cristian a una casa rural de Albarca. Queríamos guardar las canciones, grabarlas de la mejor manera posible, pero no pensábamos que llegarían a salir de nuestro iPod. Al final le pasamos las canciones a nuestro amigo Quique, y él se las pasó a su amiga Rosa, que se las pasó a su amigo Serge, de German Measles, que a su vez se las pasó a Mike Sniper, de The Blank Dogs y dueño de Captured Tracks. ¡Bonita cadena! ¡Gracias a todos!

¿Cómo reaccionasteis cuando os contactaron para deciros que os querían en el sello?

Una noche recibí un email de Mike diciendo que le gustaban las canciones del MySpace. Me preguntaba si conocíamos el sello y si le podía enviar las canciones en MP3. Se las envié y me fui a dormir muy nerviosa. Al despertar voy a abrir el email y veo que nos dice que nos quería sacar un LP. Yo, la verdad, es que me puse a llorar histérica. Llamé a Laia, que repetía sin parar “el mundo se ha vuelto loco”, y a Miriam la llamé diciendo que aquello era un sueño y ella al principio no entendía nada, porque pensaba que yo había soñado que nos fichaban en Estados Unidos.

¿Descoloca un fichaje así tan gordo, tan rápido y tan inesperado? Dicho de otra manera: ¿de qué forma ha afectado ese hecho a vuestras vidas?

Afecta a nuestras vidas en el sentido de que nunca hubiéramos pensado que pasaríamos tantas horas tocando y haciendo conciertos, aún sabiendo que no sabemos tocar.

Es obvio que el hecho de editar en Captured Tracks os ha brindado una visibilidad mediática que ya querría para sí cualquier banda nueva de aquí. ¿Os habéis preocupado durante estos últimos meses de seguir esa “infiltración mediática”, de estar pendientes de ver dónde se os mencionaba y qué se contaba de vosotras?

Por supuesto que tenemos curiosidad por saber lo que cuentan sobre nosotras. Lo bueno y lo malo.

¿Qué sensaciones os ha ido provocando el veros representadas en muchas de las publicaciones más influyentes del mundo en materia indie? ¿En algún momento habéis sentido algún tipo de vértigo, la sensación de que la cosa se os iba de las manos?

Eso es, ¡vértigo! Claro… Todo esto fue tan inesperado. Pero luego lo hemos ido asimilando y lo único que pensamos es intentar pasarlo bien, aprender y hacer las cosas de la mejor manera que podamos. Lo de salir en Pitchfork sí que fue muy emocionante.

Pregunta peliaguda: ¿hasta qué punto Aias es importante ahora mismo en vuestras vidas? Por ejemplo: en el caso de que el disco guste y la cosa a vuestro alrededor siga creciendo hasta el punto en que tengáis que plantearos dejar de lado trabajos o estudios para tocar más y girar por el extranjero, ¿estáis preparadas para que eso pase?

Dadas las circunstancias, tenemos puntos de vista diferentes. Yo no tengo trabajo ahora, así que no me resulta difícil dedicarle tiempo a Aias. Pero entiendo que Laia y Miriam tienen sus trabajos y no quieren dejarlo todo de momento para dedicarse en cuerpo y alma a un proyecto que no sabemos si nos llevará a algún sitio. Todo ha ido tan rápido que la sensación última que queda es incierta. Aunque esa sensación de incertidumbre por lo que les deparará el futuro exista, la realidad es que Aias, hoy por hoy, andan codeándose –de tú a tú, y en catalán– con la intelligentsia que rige el subsuelo musical de ese hervidero de agitación hipster que es Brooklyn. Apetece hablar de escena, de maduración del boom “lo-fi”, de un conjunto de sellos y bandas que comparten atributos y estética, aunque ya sabemos de los peligros que suele acarrear el recurso a ese tipo de generalizaciones. Parece que tampoco Aias son muy amigas de credos y “escenas”, al margen de aquellas que se rigen por la amistad, por la cercanía física y emocional.

El factor “lo-fi” de Aias, ¿es premeditado o es fruto de la necesidad, de la escasez de medios, del hazlo tú mismo?

Es fruto de la necesidad, pero también porque lo queríamos hacer así, casero, es como nos resultaba cómodo.

Y de cara al futuro próximo, ¿estáis contentas con vuestra manera de funcionar hasta ahora, o os gustaría poder disponer de más medios a la hora de grabar vuestro segundo disco?

Nos gustaría grabar el segundo disco en estudio, pero de la misma manera que en la casa de campo donde grabamos el primero: tocando siempre todas a la vez, conservando algún tipo de “suciedad”.

En cierta medida, con vuestro estallido a nivel global os habéis convertido en la punta de lanza del pop lo-fi español. Los medios tenemos tendencia a ver escenas donde probablemente no las hay: ¿creéis que existe “escena lo-fi” pop en España?

De la única escena de la que nos sentimos parte es aquella formada por un montón de conocidos y amigos con los que desde hace muchos años venimos compartiendo conciertos como público, y con los que ahora hemos podido compartir conciertos como grupo.

¿Y si te pidiera el nombre de tres bandas de aquí que sintáis afines?

Fred i Son, las Charades, Sam & Cook...

En “A La Piscina” hay varias canciones, como “Mon Inventan” o la que da título al álbum, que llaman la atención por su arreglos. Esos vientos, ¿forman parte de la naturaleza más íntima de Aias,o son más bien casuales, fruto de la presencia de Cristian?

Pensábamos que los vientos se integraban armoniosamente en el sonido que buscábamos. Dan un acabado que a nuestro juicio es muy importante; da un punto Motown que nos gusta. ¿Y las letras? Si tuvierais que describir de qué versan vuestras letras a alguien que no pueda entender el catalán, ¿qué diríais?

Temas cotidianos y sencillos. Pero también hablan de lo que nos anima o desanima en el momento.

Aunque en un primer momento se anunció para el 14 de septiembre, la publicación de vuestro álbum se ha retrasado hasta octubre. Captured Tracks se ocupará de poner el disco en circulación a nivel internacional, pero ¿y a nivel local? ¿Ha habido propuestas de sellos españoles interesados en publicar “A La Piscina”?

Hemos tenido varias propuestas de sellos españoles, estamos en ello...

Tan pronto como el disco esté en la calle habrá que salir a presentarlo. ¿Hay ya planes cerrados para tocar más fuera de Barcelona?

Acabamos de tocar en Londres, ¡y nos vamos a Japón el mes que viene! Luego, a la vuelta, nos gustaría mucho ir cerrando algo para presentar el disco en Estados Unidos.

Vuestras melodías llevan a sonreír, contagian una extraña sensación de gozo, una despreocupación que se puede asociar a esos momentos en los que uno se siente animado y feliz porque las cosas van saliendo bien. ¿Os consideráis un grupo feliz?

El primer disco es bastante feliz. Las nuevas canciones tienen un punto más melancólico y triste. ¡Nos hacemos mayores! Cantamos “ho farem bé” (“lo haremos bien”, última frase de la canción, “Aias”). Así intentamos animarnos cuando surgen las dudas, o los nervios, o la falta de confianza. Otras emisiones desde el espacio lo-fi de aquí

Esa escena lo-fi española que probablemenete no existe tiene, además de Aias, un nutrido grupo de nuevas bandas con un puñado de buenos argumentos musicales para ser disfrutados y compartidos. A continuación, intentamos censar el quién es quién de este nuevo pop a salto de mata, con distorsión y mucho entusiasmo.

Prisma En LlamasDos sospechosos habituales del underground madrileño, Hugo Sierra (Margarita) y Pablo Santorro (ex Ensaladilla Rusa, ex Bicicros), dedicados al pop lo-fi de corazón tierno y barniz multicolor. Canciones efervescentes envueltas en destellos de psicodelia noise que nos hablan de superación y esperanza. Gssh Gssh acaba de publicarles su primer disco, un 10” en vinilo de color blanco que lleva por título “Aeropuerto Extremadamente Blanco”. Puedes conseguir tu copia aquí. MySpace: http://www.myspace.com/prismaenllamas

Fred I SonEmpezaron siendo una pareja con una guitarra y media batería. Ahora son un grupo de cuatro dedicado a hacer canciones de pop delicado, candoroso y preciosista que se miran en el espejo del indie-pop de los 80. A ubicar entre Pale Fountains, The Chills, Beat Happening, The Wedding Present, The LilacTime o los primeros Yo La Tengo. Después de autoeditarse un par de maquetas, acaban de ver publicado su primer álbum vía Sones. Su título: “Diu Que No Sap Què Vol”. MySpace: http://www.myspace.com/sonifred

KokoshcaLegatarios patrios de ese underground pop norteamericano que desde los primeros años ochenta viene entregado a la combinación de enunciados musicales naivistas, candorosa rebeldía punk y firmes convicciones do it yourself. Convicción amateurista y militancia lo-fi en el fondo de unas canciones chatarreras, destartaladas, joviales y bienhumoradas que por momentos se muestran desdeñosas de cuidar aspectos tan aburridos como la afinación. Busca sus dos álbumes en Birra y Perdiz. MySpace: http://www.myspace.com/kokoshca

CapitánKacho Salvador de Extraperlo dando rienda suelta en compañía de Pau Riutort y Adrián de Alfonso (Veracruz, Bèstia Ferida) a su imaginación más oscura. Pop de habitación de humor sobrio y ánimo experimental que busca su razón de ser a medio camino entre el after-punk de pulso frío y la nueva escuela pop de filiación hipnagógica. MySpace: http://www.myspace.com/loscapitan

SacramentoAnti-folk amateurista nervioso y vivaz, de tendencias minimalistas y hechuras eminentemente acústicas. Acaban de ver publicado su primer trabajo (un disco de vinilo de 10” titulado “Waiting For The Mascota”) a través de Sicofonías Paganas, aventura discográfica puesta en marcha por las gentes responsables de las veladas de club del Campamento Dorado. MySpace. http://www.myspace.com/sacramentotapes Pelea!Grupo formado por gente de Montañas, Thelematicos, Los Muebles o The Lorrries. Pop destartalado que coquetea con el post-punk de guitarras de alambre, con el rock de garage o el surf. Actitud airada, letras (cantadas en español) que se mueven entre el humor y el filo (cantadas en español), y militancia d.i.y. Puedes descargarte su primera casete a través de su Bandcamp. MySpace: http://www.myspace.com/peleapeleapelea MontañasCostumbrismo punk en baja fidelidad. Guitarras de lata y tambores al trote como espina dorsal de unas canciones briosas y agitadas que apuestan por lo básico. A finales del pasado invierno, estos adalides del lo-fi folk-punk del terruño asturiano veían publicado su segundo trabajo largo, homónimo y disponible sólo en formato de 10”, a través de Gramaciones Grabofónicas, el sello de Los Punsetes y Manu Bang! Puedes escuchar sus canciones en Bandcamp. MySpace: http://www.myspace.com/accidentesgeograficos La Otra GloriaRocío (ex Sibyl Vane) y Germán (ex Bananas) unidos en un equipo de dos dedicado al hacer esquinoso de algo que desde su sello describen como “rockabilly lírico”. Ritmos básicos y guitarras con brillo y reverb que pervierten la herencia del rock'n'roll, el freak-beat y el rockabilly clásico a base de piscodelia pop y ataques oblicuos a las seis cuerdas que, por momentos, parecen llamar a la memoria deconstructivista de DNA. Canciones recorridas por nervios y repletas de imágenes insólitas que puedes conseguir a través de Birra y Perdiz. MySpace: http://www.myspace.com/laotragloria

Los ClavelesPop esquelético de alma post-punk. Como una suerte de Fire Engines o The Monochrome Set castizos guiñándole dos ojos a la nueva ola madrileña de los ochenta (la de Kaka de Lux, Pegamoides o los primeros Gabinete Caligari). Su primera maqueta les convirtió en una de las últimas sensaciones de la escena madrileña. Sus últimas canciones han visto la luz a través de Discos Golden (un CD-R de 6 canciones titulado “Tanatorio”) y Yoyó Industrias (un split con Kana Kapila en formato de 7”). MySpace: http://www.myspace.com/losclaveles09

Epic KindJangle guitar pop desde Barcelona, tendente a los humores nostálgicos y las atmósferas con brillo, tan cerca de The Chills o Prefab Sprout como de Wild Nothing. A falta de discos editados, tendrás que acudir a escuchar sus canciones a MySpace. MySpace: http://www.myspace.com/theepickind

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar