Columnas

Spain Is Pain

Retratos Sónar: la electrónica española se confiesa

Sónar 2010 Luis M. Rguez Por Luis M. Rguez

La cuenta atrás que nos dejará a las puertas de Sónar 2010 encara su recta final. Barcelona se engalana para, en cuestión de apenas seis días, lanzarse a esa interminable sucesión de directos y DJ sets con la que cada año nos obsequia el Festival de Música Avanzada y Arte Multimedia, institución ya veterana que por primera vez se desdobla en dos entidades de rasgos –que no de cartel– casi gemelos. Muchos son los músicos jóvenes que en este país han crecido a la par que Sónar, y por eso, y porque este año el festival se ha volcado con el talento nacional aún más que en ediciones previas, hemos querido conocer la opinión de algunos de los que serán sus protagonistas. Protagonistas en la sombra, en cierto modo, pues ni son grandes cabezas de cartel ni reclamos de esos que son miel para los medios atentos sólo al brillo engrandecedor del hype, pero sí nuestros representantes, algunos de los culpables de que en este país podamos hablar sin empacho ni vergüenza de una nueva efervescencia, de una ola de creatividad al alza cada vez más y mejor integrada en el concurso internacional. Porque la escena electrónica en España despunta cada día más –hablamos de productores, de hacedores de beats, pero también de DJs singulares–, aunque nos acordemos de ella menos de lo que deberíamos. Por eso, para aportar nuestro granito de arena a la montaña de visibilidad que estos creadores merecen, hemos hablado con Funkforward, Bradien, Emilio José, bRUNA, David M, Mwëslee y Noaipre para saber qué opinan del festival, inquirirles de manera somera sobre el estado de las cosas en materia de creatividad autóctona, y preguntarles sobre cómo les va la vida. Y hay más: Funkforward aka Funkfow, por iniciativa propia, nos ha grabado una mixtape exclusiva para que además de leer puedas oír. Que la disfrutes.

Al habla con Funkforward.

¿Cuándo comenzaste a pinchar?

Hace unos diez años, Downatello (de la Turtle Power Crew) me dio la alternativa en un garito cuya programación llevaba con otro colega. Sabía que solía quedarme pegado a la minicadena cuando había fiestas en casas de amigos, así que me propuso hacerlo un poco más en serio. Puse post-rock, punk y electropop (sí, admito que era popero por aquel entonces, qué se le va a hacer).

¿Cómo han cambiado tus gustos y tu estilo desde entonces hasta ahora?

Cuando fui consciente de que todo lo bailable de nuestros días procedía de la música negra comencé a indagar en las fuentes iniciales: funk, jazz, soul. Con todo, mi mayor influencia han sido mis amigos y la gente que me ha acompañado estos años. En el Bar La Rayuela, donde además conocí a mi amigo Xenmate (uno de mis más importantes mentores musicales), me descubrieron el broken beat. En La Mano Tonta (otro garitazo) escuché jazz a cascoporro, y mudarme a estudiar a Zaragoza fue determinante. En el underground de esta ciudad se encuentran los mejores discjockeys de España, que nadie lo dude, ¡son enciclopedias del vinilo andantes! Internet ha sido y sigue siendo esencial, por supuesto, pero rodearse de gente con tanta pasión por la música (no por el postureo) te hace ir más allá.

¿Qué nos puedes contar de proyectos como Urbarritmo, Lo Fi Funk o Skeee Krew, aventuras en las que estás de una u otra forma involucrado?

Con Urbarritmo (junto a Chelis y Alba aka Aristha F) he estado montando eventos dedicados a la bass music desde hace ahora tres años, con mayor o menor respuesta popular, pero con mucho orgullo de haber sido los primeros en traer a España a Ghislain Poirier, Jazzsteppa, Hudson Mohawke, Rustie, Jackmaster, Kev Brown, Mesak, V.C., Hovatron… Para Zkweee Crew (el primer colectivo dedicado al Skweee fuera de Escandinavia) hago el diseño de flyers y doy apoyo externo. Mi trabajo para el sello Lo Fi Funk es también el de diseñador gráfico, algo así como press manager y consultor con algo de voz y voto. ¿Qué nos mueve a hacerlo? Ligar. Con esto se liga a mansalva. Y te forras además.

¿Cómo ves la “escena” nacional en este preciso momento?

La escena nacional está en su mejor momento en cuanto a artistas, sellos, creatividad, calidad... Podemos encontrar productores (Niño, Mwëslee, Hybakusha, Noaipre), DJs (gente como K**O, David M, DJ 2D2, DJ Der) o colectivos (Desparrame, Turtle Power Crew, Disboot) que pueden ofrecer un producto tan bueno o mejor que el foráneo. Lo que le falta a la escena es garitos en condiciones que arriesguen en su programación más allá del minimal, el pichijaus o las fiestas en las que el fotógrafo importa más que el DJ. Falta apoyo institucional para ayudar a insonorizar garitos en lugar de reprenderles por emisión de ruidos, falta cobertura por parte de medios generalistas, falta iniciativa y apoyo por parte del público... Pero podría ser peor. Podría ser Irán.

¿Qué papel ha jugado un festival como Sónar en el desarrollo de la escena electrónica en España?

Su importancia es innegable, fue muy arriesgado en sus inicios y sigue siendo una referencia de la electrónica mundial, aunque no debe obviarse el papel de otros focos de acción menos mediáticos (las raves, las salas pequeñas, la injustamente infravalorada Ruta del Bakalao). Me parece que no se ha vendido tanto como ciertos sectores radicales dicen, ni es tan innovador como mucha gente aún piensa (más que nada porque ahora lo tenemos mucho más fácil para estar enterados de lo que se cuece, nada más). Sigue siendo mi festival favorito.

¿Tú mejor recuerdo asociado a cualquier edición del Sónar?

Los recuerdos sentimentales prefiero guardármelos. En cuanto a los musicales, ahí estarían Fat Freddy's Drop, Chic, LCD Soundsystem, DJ Yoda, Skream... ¡Ah! También DJ Shadow firmándome una zapatilla, ¡y yo nunca pido autógrafos!

¿Qué es lo que más te apetece ver del cartel de Sónar de este año?

LCD Soundsystem (¡y eso que será la cuarta vez!), Moodymann, Zomby, Lunice, The Slew, Joy Orbison, King Midas Sound, Sugarhill Gang para ver si están en forma., y las propuestas de los amigos de por aquí (BFlecha, Noaipre, David M, Delorean...)

class="mce"> >

La conversación con Funkforward acabó derivando en un generoso ofrecimiento: una mixtape exclusiva que su autor entiende como aperitivo de lo que sonará –casi todo productores españoles, sazonado con algo de material de fuera publicado en exclusiva por sellos de aquí– en su set en Sónar. Aquí os dejamos, pues, con “Spain Goes Well”, breve muestrario de sabores autóctonos que viene a certificar que en materia de beats hechos aquí, cada vez hay más y mejor donde elegir.

Funkforward presents Spain Goes Well.mp3
aquí.

Próxima entrevista… Bradien

Al habla con Bradien .

¿Cuándo comenzasteis a hacer música como Bradien?

Bradien comenzó en 2006, y desde el principio la intención fue ir dando pasos de a uno.

¿Cómo han cambiado vuestros gustos, referentes, sonido desde entonces y hasta ahora?

Tengo la sensación de que desde que comencé a oír música, cuando era un niño, muy poca es la que me ha dejado de gustar, y lo único que ha sucedido es que he ido sumando estilos, nombres, formas de disfrutarla, de vivirla y utilizarla. Acerca de cómo sonamos, hay un antes y un después de haber trabajado con Simon Walbrook (quien produjo “Linden”), porque aparte de gestionar y encauzar el sonido del disco, nos enseñó infinidades de cosas de las que le estaremos eternamente agradecido.

¿Cómo surge vuestra reciente colaboración con el poeta Eduard Escoffet?

Con Eduard nos conocemos desde hace varios años. Al mismo tiempo admirábamos su trabajo. Acercarnos a él fue una decisión premeditada al principio y natural después. Además, estamos acabando de mezclar algunas canciones que publicaremos –a través del sello Poprebop, antes del verano– en un cassette compartido con FS Blumm. También estamos haciendo un remix para Lucrecia Dalt y aparentemente pronto comenzaremos a preparar algún otro. Al mismo tiempo estamos trabajando algunas canciones nuevas y es posible que intentemos grabar algo de lo que estamos haciendo con Escoffet.

¿Cómo veis la “escena” nacional en este justo momento?

Aparte de que me cuesta pensar en una única “escena”, me resulta complicado expresar una visión sobre algo, para mí, tan inabarcable. De todas formas, podría decirte que, desde mi punto de vista, cosas suceden; muchas me resultan anecdóticas y algunas importantes, pero apuesto a que en el futuro estos años se recordaran como una época interesante.

¿Qué papel creéis que ha jugado un evento como el Sónar en el desarrollo de la escena electrónica / experimental en este país?

Estoy seguro de que Sónar tiene una presencia (ya sea como catalizador, vehículo, educador) significativa. Al mismo tiempo, siento que mas allá de las críticas que le pueda hacer –que habitualmente me parecen muy parecidas a las que le hago a la sociedad en general– encuentro que proyectan un modelo con cierto equilibrio.

¿Vuestro mejor recuerdo asociado a cualquier Sónar?

La conferencia de Robert Moog (aunque debería reconocer que quizás ahora pese más el recuerdo de haberlo visto que de lo que dijo aquel día), la instalación de Edwin van der Heide, Jim O'Rourke pinchando Moikai, Alejandra y Aeron en la Capella, Repo Ranka (Ilpo Vaisänen de Pan Sonic y Russell Haswell mezclando ruido y dub) y conciertos varios: Felix Kubin, Christian Marclay, Mouse On Mars, DJ Scotch Egg, Wevie Stonder, Themselves, Internet2, Bass Clef…

¿Cómo vais a plantear vuestro directo en este próximo Sónar?

Seremos cinco músicos (más Eduard Escoffet en un par de canciones) y estamos afinando los visuales con Ric. Aún no estamos seguros al ciento por ciento de lo que sonará, pero habrá re-versiones de algunas de las canciones de “Linden”, las que haremos con Eduard, y algunas otras canciones nuevas.

¿Qué es lo que más os apetece ver del cartel de Sónar de este año?

Broadcast, King Midas Sound, Lesley Flanigan, Lucrecia Dalt, Fuck Buttons, Narwhal, Lemonade, bRUNA, Hudson Mohawke, Cluster…

A qué gente en España crees que se le debería de estar haciendo mucho más caso del que se le está haciendo?

Recuerdo haber leído hace un tiempo un anuncio publicado por la gente de Desparrame en donde decían algo así como “buscamos residencia en condiciones”. Me pareció muy fuerte que no la tuvieran, y me parecería aún más increíble si todavía no la tienen.

Bradien . Nemoroso.mp3
bRUNA. Después del éxito crítico de tu primer largo para spa.RK, ¿en qué andas metido últimamente?

En breve se van a publicar un par de remixes: uno en Natura Sonoris ( “Guruvaara”, de Liz Cirelli & Minski) y otro en Crazy Language ( “Life Is A Test”, de Burdeos). También estoy haciendo canciones a medias con un gran artista (y mejor persona) de Sevilla. El proyecto está en fase embrionaria de momento y no quiero avanzar muchas cosas al respecto, dado que tanto él como yo disponemos de escaso tiempo libre y no sabemos cuándo vamos a tener algo terminado. Por el momento, los primeros bocetos que estamos haciendo son muy alentadores. La verdad es que estoy muy ilusionado con este nuevo proyecto. Por ahora no habrá un nuevo disco de bRUNA, al menos hasta que no tenga algo interesante que contar. Sigo haciendo pequeñas canciones, pero sin prisas ni expectativas de ningún tipo. Como hasta ahora, vamos.

¿Cómo ves la “escena” nacional en este justo momento?

Creo que estamos viviendo uno de los momentos más excitantes de todos los tiempos. El altísimo nivel que están demostrando algunas nuevas (y no tan nuevas) propuestas está generando un interés y un reconocimiento internacional nunca visto. Y esto hay que celebrarlo. El futuro, como siempre, es toda una incógnita, pero creo muy sinceramente que estamos viviendo un presente brillante. Lástima que todo este proceso haya tenido que eclosionar en plena crisis económica. Aunque quizás la gracia del asunto esté ahí precisamente: en buscar no un beneficio económico o un reconocimiento social inmediato, sino apostar por una forma de arte sincera y libre, primando los valores artísticos sobre todo lo demás. A lo mejor me equivoco y en el fondo el personal sigue en el mismo plan materialista y vanidoso de siempre, pero me gustaría creer que por fin se están empezando a hacer las cosas de otra manera, desde otra perspectiva. ¿Qué papel crees que ha jugado un festival como el Sónar en el desarrollo de la escena electrónica de este país?

Además de tener una función didáctica incuestionable (no sólo para una ciudad como Barcelona, sino para medio planeta), ha sido una gran plataforma vertebradora: su apoyo incondicional a la escena local desde un buen comienzo es una clara declaración de intenciones. Yo mismo, sin ir más lejos, no estaría respondiendo estas preguntas ahora mismo si Sónar no hubiese creído en mí en un momento dado. ¿Cómo ves su evolución?

Si bien algunas decisiones a nivel de programación me han podido parecer algo discutibles en ciertas ocasiones (los grandes reclamos de algunas de las últimas ediciones, para entendernos), en líneas generales el nivel de autoexigencia del festival es muy alto. Pese a haber crecido muchísimo con el paso de los años y haberse convertido por méritos propios en un festival de referencia a nivel mundial (con los riesgos económicos que ello conlleva), se sigue apostando por propuestas muy minoritarias, extrañísimas, verdaderos descubrimientos año tras año; algo harto difícil de encontrar hoy en día, cuando la información está al alcance de todos y es más fácil dar con este tipo de propuestas por uno mismo. Pero lo siguen sorprendiéndonos y seguimos aprendiendo. Creo que es algo muy loable. ¿Tú mejor recuerdo asociado a cualquier edición del Sónar?

Las sensaciones que tuve la primera vez que pude "ir al Sónar". Era algo que llevaba esperando poder hacer durante mucho tiempo (años) pero que nunca me podía permitir por culpa de los exámenes finales de turno. Compraba todos los CDs recopilatorios (¡lo que he llegado a aprender con esos discos!), escuchaba retransmisiones por la radio, compraba todas las revistas para leer todas las crónicas y reportajes... me empapaba todo lo que podía del festival. Pero no fue hasta 2001 que tuve una carambola entre fechas de exámenes y al final pude ir por primera vez. Esa sensación, esas mariposas en el estómago antes de entrar en el recinto de Sónar de Día, se repite año tras año.

¿Cómo valoras tus anteriores presencias como artista en Sónar?

A nivel personal, ha supuesto un sueño hecho realidad. Todavía me parece mentira. Siempre soñé poder llegar a actuar algún día en el Sónar. Me visualizaba pinchando en el escenario SónarVillage, me veía a mí mismo ahí arriba. Y de repente, un buen día, sucedió. Fue toda una sorpresa. De hecho, cada ocasión en la que he participado ha sido siempre una sorpresa tremenda, algo totalmente inesperado y muy deseado, por otra parte.

¿Cómo vas a plantear tu directo en este próximo Sónar?

En caso de no acabar llevándose a cabo un último compromiso del que todavía estoy pendiente de confirmación, la de Sónar 2010 podría ser mi última actuación en directo, ya que he decidido dejar de hacer conciertos de manera indefinida por motivos personales.

¿Qué es lo que más te apetece ver del cartel de Sónar de este año?

Son muchísimos los nombre que me apetece ver: Broadcast, Cluster (todavía estoy frotándome los ojos), Joy Orbison, Jónsi, The Slew, Zomby, Alexandre Burton & Julien Roy, Machinedrum... Aunque si te soy sincero, lo que más me apetece ver este año es a mi padre conmigo en el concierto de Roxy Music.

bRUNA . Crossed Messages.mp3
Emilio José.

Transcurrido ya un año desde “Chorando Apréndese” (Foehn, 2009), ¿qué proyectos de futuro inmediato te traes entre manos?

Hay varias cosas. Si Kirsten Dunst quiere, lo más inminente es un single en vinilo muy especial, hecho por encargo para un chaval madrileño bestial, y que seguramente es lo más pop (en el sentido beachboyesco) que grabé nunca. Luego probablemente salga un cilindro fonográfico con otra canción nueva. Esto gracias a SOSO audio, de Vigo, y sobra decir que también es bestial. ("cilindro fonográfico?!"). Y luego (esto sobre septiembre, quizás) otro single en vinilo (la versión larga de “Febreiro”, que aún estoy acabando) con Foehn. El nuevo disco tengo pensado hacerlo en verano, y la idea es que si lo acabo a tiempo y les gusta a los de Foehn, salga como en enero o febrero del 2011. ¿Cómo ves la “escena” nacional en este justo momento?

En Ourense hay bastante gente haciendo muchas cosas, aunque no se puede comparar (por tamaño y repercusión) con otras “escenas” más consagradas como, por ejemplo, la española. De todas formas, eso es muy difícil de medir, teniendo en cuenta que para hablar de un nuevo gran grupo o una nueva movida molona no se necesita más que un par de revistas y programas de radio. En realidad no es muy difícil, sino imposible. Si ya ni puedes determinar cuántos músicos había exactamente haciendo blues en el Mississippi de los años 20, ¿cómo se va a medir la magnitud de algo en la era internética? ¿Visitas al Myspace? ¿Venta de entradas? ¿Venta de discos? (esto último era broma). Y hombre, decir lo que falta y lo que sobra sería rematadamente fascista. Lo que está, está por algo ¿no?

Cómo te sentiste al recibir la llamada del Sónar diciéndote que te querían actuando en su próxima edición. ¿Crees que el público habitual del festival entenderá y recibirá bien tu propuesta?

Bueno, siempre hay gente a la que le gusta y gente a la que no; eso pasa con músicos consagrados, cuánto más a mí... que ni músico soy. Y luego, tocar en el Sónar es muy molón y, seguramente, un privilegio. Pero, de todas formas, a mí me encanta tocar en cualquier sitio, y en el Sónar, aunque siempre cambio la música en función de lo que me pide el cuerpo y del ambiente que –acertadamente o no– veo entre el público, haré exactamente lo mismo que intento siempre que actúo: divertirme yo y que la gente lo pase bien. ¿Qué papel crees que ha jugado un festival como el Sónar en el desarrollo de la escena electrónica / experimental en España?

Dentro de España creo que nadie duda de que así a lo grande hay dos sinónimos de música electrónica: las discotecas y el Sónar. Luego hay cosas por ahí, seguramente no tan populares pero muy valiosas, como por ejemplo la gente de Sinsal, en Galicia, que también han hecho mucho por la electrónica. Pero desde luego el Sónar es lo máximo, en cuanto a nombre.

¿Tu mejor recuerdo asociado a cualquier edición de Sónar?

El año aquel (¿1999? ¿2000?) en el que salía Maradona en la publicidad. Eso es total, completa y absolutamente inolvidable. Y eso que no me gusta mucho (como futbolista). Pero el creativo que hizo eso es, de forma simple y llana, dios. ¿Qué es lo que más te apetece ver del cartel de Sónar de este año?

Broadcast, Broadcast y Broadcast. Llevo toda la vida queriendo ver a Broadcast, y si Kirsten Dunst quiere, este será el año. Soy muy fan de Broadcast.

Emilio José . Ourense.mp3
David M.

¿Cuándo comenzaste a pinchar?

Empecé a pinchar hace alrededor de diez años, movido por la inspiración que me supuso acudir a las primeras fiestas techno en A Coruña a las que mi edad me permitía acudir. Evidentemente, el techno ocupaba la mayor parte de mis sesiones por entonces. ¿Cómo han cambiado tus gustos y tu estilo desde entonces?

Han cambiado bastante. El hecho de tener acceso a internet, viajar y conocer gente de otros lugares, que entiende la música de una forma diferente, me ha permitido conocer un montón de música que por entonces ni me imaginaba que existía. Todo eso me ha ido ayudando a definir la forma en la que enfoco mis sesiones y a no acomodarme nunca en un estilo o estética concreta. ¿En qué andas metido últimamente?

Formo parte del colectivo Break That Beat, con el que promovemos cosas de forma esporádica aquí en A Coruña. Además de en Sónar, este verano estaré pinchando junto a Van'em en Disco33, en A Coruña, y en algún club más que todavía está por confirmar. Sigo con mi programa de radio semanal junto a Dj Sith en la estación londinense Cyba.FM y con mi espacio mensual en la radio local RadiOleiros. También acabo de grabar un podcast para el sello barcelonés Titan’s Halo que verá la luz en las próximas semanas.

¿Cómo ves la “escena” nacional en este justo momento?

Nunca ha habido demasiada “escena” como tal (al menos en cuanto a las músicas que a mí me interesan), sino más bien una serie de colectivos o individuos repartidos por diferentes ciudades, a veces con más o menos conexión entre ellos. En los últimos años parece que la comunicación es un poco más fluida, probablemente gracias a internet, pero aún así es difícil crear una red estable cuando, para coincidir con alguien en un club, hay que viajar cientos de kilómetros. ¿Qué papel crees que ha jugado un festival como Sónar en el desarrollo de la escena electrónica en España?

Su influencia es difícil de medir, puesto que es un evento que ocurre sólo una vez al año y que no siempre está enfocado a la comunidad local, pero supongo que siempre es importante que se dé la oportunidad de disfrutar en directo de artistas que el resto del año no se pasan por aquí. ¿Cómo ves su evolución?

Bien, cuando yo lo visité por primera vez ya era un festival bastante grande (¿2003/04?), así que no he podido apreciar demasiado ese crecimiento. Espero que la edición de A Coruña se haga habitual, porque viene muy bien algo así por esta zona. ¿Tú mejor recuerdo asociado al Sónar?

El primero que se me viene a la cabeza es ver a Kode9 pinchando “Poison Dart”, de The Bug, en la primera edición del showcase de Mary Anne Hobbs, en 2007; fue un momento tremendamente memorable. La actuación de Mark One y Virus Syndicate en ¿2004? ¿2005? también fue algo que recordaré por un tiempo.

¿Qué es lo que más te apetece ver del cartel de Sónar de este año?

Pues además de las actuaciones de la gente de la familia (Noaipre, Mwëslee, BFlecha, Funkforward, etc., gente que está al nivel de cualquiera de los de fuera), estaré atento al directo de Octa Push el sábado en A Coruña y a los sets de Jackmaster y Braiden en el showcase de la Red Bull Music Academy en Barcelona. Si ya lo tienes pensado, ¿cómo vas a plantear tu sesión en el festival?

Irá por el mismo camino que mis sesiones habituales, tanto en club como en radio, es decir, un viaje por los tipos de música de baile que más me atraen, supongo que casi siempre con unas características similares como el amor por las bajas frecuencias y la variedad rítmica. ¿A qué gente de aquí crees que se le debería de estar haciendo mucho más caso del que se le está haciendo?

Hay varios, pero creo que tarde o temprano tendrán la atención que se merecen si siguen haciendo lo que hacen con el mismo criterio. Quizá nombraría a la gente de Corsario Riddim, que llevan haciendo y promoviendo dubstep en Barcelona desde que existe esa palabra, y por algún motivo siempre han tenido más repercusión fuera que dentro de la península. También me gusta mucho la música de Nehuen, también en Barcelona, pero como digo, le llegará su momento si sigue haciendo… ¡esos pepinazos!

Próxima entrevista… Noaipre

Al habla con Noaipre.

¿Cuándo comenzaste a producir?

Comencé allá por el 97. Entonces era un crío que pretendía descubrir cómo se construían los beats de los discos de rap que me gustaban. Intentaba emular con un tracker las producciones de A Tribe Called Quest, Flipmode Squad, Timbaland y luego rapeaba sobre el resultado.

¿Cómo han cambiado tus gustos y tu estilo desde entonces?

Mi primer contacto con la electrónica de baile fue de la mano del techno, el electro y el house (que era la única música que podías escuchar en un club en mi ciudad natal por aquel entonces). Ahora mismo el 95% de la música que pincho es UK Garage de la época dorada, Grime y derivados. ¿Qué proyectos tienes a la vista?

Está a punto de salir un 10” para Arkestra Discos [NdE: al final de estas líneas podéis escuchar “Pretty Psycho” , uno de los tracks que cabrá en ese EP] y ahora mismo estoy acabando un montón de dubs con vistas a tener más repertorio en mis directos.

¿Cómo ves la “escena” nacional en este justo momento?

Yo echo en falta más eventos, aunque sí hay colectivos como Desparrame, Arkestra, Plat du jour o B-low, por ejemplo, que están organizando fiestas increíbles.

¿Qué es lo que más te apetece ver del cartel de Sónar de este año?

Hay muchos. Por ejemplo, a Jackmaster, Roska, Joy Orbison, BFlecha, David M y a Dizzee Rascal. ¿Cómo vas a plantear tu directo en el festival?

Va a ser un directo donde podrás oír desde un tema de UK Garage vocal sin miedo a sonar pasteloso hasta una instrumental de grime crudo en plan Eski.

Noaipre . Pretty Psycho.mp3
Mwëslee.

¿ Cuándo comenzaste a hacer música?

Comencé a pinchar allá por 1996, aunque entonces simplemente me dedicaba a poner música en bares, desde hip hop a metal o acid jazz; simplemente tenía que compartir todo aquella música con la gente. A producir empecé allá por 1998, por pura necesidad fisiológica, con una Roland MC-303, actividad que compaginaba tocando el bajo en diferentes grupos.

¿Cómo han cambiado tus gustos?

Más que cambiar, se han expandido. Nunca abandono algo para adoptar otra cosa nueva, simplemente se suma. Sigo buscando esa sensación cuando escucho algo que me hace decir ¡BUAH!, ya sea música de baile, folk, hardcore, pop de cualquier época o música experimental. ¿Qué proyectos tienes a la vista?

Ahora mismo estoy preparando un split junto a BFlecha para Lo Fi Funk, además de un par de remixes para Slugabed y Delorean. Estaré pinchando en la fiesta Plat Du Tour x Hyperdub el jueves 17, y el sábado estaré pinchando junto a BFlecha en Sónar Galicia, en A Coruña. Además este mes estaré tocando en directo en Oslo (el día 25) y Londres (el día 23). También ando preparando una sesión junto a K**O strictly Bay Area, nuevos Arkcasts (gemas de Hip Hop 90 y Punkadelica 2), y varias decenas de mixes para webs. Probablemente salga un nuevo single mío en All City en otoño.

¿Cómo ves la “escena” nacional en este justo momento?

Empiezan a aparecer artistas con personalidad propia que intentan no repetir patrones foráneos y que pueden jugar sin problemas en ligas internacionales; eso ayudará a que dentro de este país nos quitemos de encima prejuicios hacia nosotros mismos. Ante todo, destaco el respeto y una “red” entre artistas que, aunque se dediquen a estilos diferentes, se respetan y admiran de manera recíproca por el hecho de crear música personal y, por qué no, con carácter autóctono, que creo que es precisamente lo que más se valora, tanto aquí como fuera. Echo en falta clubs que arriesguen en su programación y, por extensión, público que los llene y que tenga predisposición a exponerse a músicas nuevas o diferentes. ¿Qué papel crees que ha jugado un festival como el Sónar en el desarrollo de la escena electrónica en España?

Ahora es más fácil encontrar propuestas que ofrezcan contenidos similares a los de Sónar, pero antes era prácticamente imposible encontrar un sitio que programase música electrónica que no fuese sólo techno. Está claro que su papel es fundamental a la hora de exponer aquí lo que está sucediendo a nivel mundial en el ámbito de la música electrónica en cada momento, además de servir de plataforma a artistas nacionales que a lo mejor no tendrían cabida en otros contextos. ¿Cómo ves su evolución?

Lo que más noto es la disolución de fronteras entre Sónar de Día y Sónar de Noche. Ahora tienes gente pinchando UK funky a las 8 de la tarde, y cosas menos “festivas” en escenarios de noche, como puede ser el caso este año de American Men, lo cual es de agradecer.

No es la primera vez que Mwëslee forma parte del cartel de un Sónar. ¿Qué nos puedes contar de tus experiencias previas en el festival?

Mi primer concierto propiamente dicho fue cerrando el Sónar de Día de la edición de 2006. Puedes imaginarte el máximo subidón que eso supone. Sobre todo por el hecho de saber que allí la audiencia está abierta a todo (al menos en teoría). ¿Qué es lo que más te apetece ver del cartel de Sónar de este año?

BFlecha, Noaipre, David M, Funkfow, Caribou, Delorean, Hot Chip, Cluster, Mooken, American Men, DJ 2d2 + Griffi, Narwhal, Hudson Mohawke, Jackmaster, Lunice…

¿Cómo vais a plantear BFlecha y tú la sesión a cuatro manos que realizaréis en Sónar Galicia?

Ya lo veremos una vez que estemos allí. Algo que no está preparado no puede salir mal, pero seguramente habrá espacio para un poco de todo, una mezcla de cosas nuevas y cosas viejas...

De entre toda la gente que viene haciendo cosas en España, ¿a quién crees que se le debería de estar haciendo mucho más caso del que se le está haciendo?

Los chicos de Sinsalaudio han sido pioneros en casi todo desde hace años, ellos siguen cardando la lana para otros. Chelis, K**O de Desparrame o David M deberían estar pinchando en todas las discotecas y festivales de este país cada fin de semana. Niño es el mejor productor de hip hop nacional ahora mismo y el personal sigue mirando para otro lado. A nivel de festivales no creo que sean necesarios más “Pon-el-nombre-de-tu-pueblo-aquí Pop”, repitiendo con los nombres de siempre cada verano, y sí más una programación constante durante todo el año con artistas de calidad. La prensa es demasiado benevolente con muchos grupos nacionales –de todos los estilos– que se conforma con ser los “nosequién” de aquí, y que casi siempre suenan caducos y redundantes. Luego hay propuestas increíbles que realmente tienen un discurso personal pero que, lamentablemente, hasta que alguien levanta la liebre fuera de nuestras fronteras aquí no les hacemos caso. El mero hecho de que existan categorías separadas nacional e internacional en la prensa musical o en los festivales de este país me da escalofríos. Imagínate que los ingleses o los belgas hiciesen eso: es simplemente impensable.

Mweslee . Nova Olimpia.mp3

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar