Columnas

Quemar después de leer #011

Los diez libros y cómics del momento

Como cada mes, os ofrecemos una selección de diez libros (y cómics) que pujan fuerte por hacerse un lugar en tus estanterías y ocupar tus horas de ocio. El listado incluye títulos inéditos de David Foster Wallace y Denton Welch, una antología de Peter Bagge y estrenos fulgurantes de Patricio Pron, Rubén Martín Giráldez, Ben Lerner y Jesús Carrasco.

Literariamente hablando, el año no ha podido empezar mejor. David Foster Wallace ha vuelto de entre los muertos con su primera novela bajo el brazo ( “La Escoba Del Sistema”); Patricio Pron ha publicado un nuevo volumen de cuentos; Alpha Decay ha rescatado el “Primer Viaje” de Denton Welch; se ha estrenado lo nuevo de un Colectivo (Juan de Madre) y de un amante de Thomas Pynchon (no en el sentido literal, sino lector) que prometían y que han cumplido su promesa con dos novelas deliciosas aunque inclasificables, y otro debut, el debut de un tipo llamado Jesús, Jesús Carrasco, un tipo con bigote del que nada sabíamos hasta ahora, se ha convertido en un best seller internacional antes de llegar a su país, donde se le compara con Miguel Delibes, pero también con Cormac McCarthy y Haneke. También ha vuelto Peter Bagge, y eso siempre es una buena noticia para los amantes del cómic grunge. Venga, empecemos el repaso.

David Foster Wallace: “La Escoba Del Sistema” (Pálido Fuego)

Lenore Beadsman es una chica decididamente encantadora. Tan encantadora que tiene loco a su jefe, el inseguro Rick Vigorous, al dueño del edificio en el que trabaja, el señor Bombardini, un tipo en perpetua expansión que cree que puede acabar convirtiéndose en el próximo Sistema Solar, a su psiquiatra, el retorcido doctor Jay, y hasta al chico que se coló en la habitación de la universidad de su hermana mayor, que aún la recuerda, un millón de años después. Lenore trabaja de teleoperadora para una supuesta editorial que en realidad no es más que una tapadera de la omnipotente empresa de su padre, una empresa dedicada a fabricar potitos para bebé a punto de revolucionar el mercado con el primer potito que hará que los bebés hablen. Como está hablando la cacatúa de Lenore, que ha sido secuestrada por un telepredicador después de que su casera llamara a la televisión al oír al pájaro tener discusiones consigo mismo. Mientras todo esto ocurre, una veintena de ancianos, liderados por otra Lenore Beadsman, parecen haber huido de la residencia en la que se encontraban y podrían estar dirigidos por esa otra (ancianísima) Lenore y el hermano de la Lenore que trabaja como teleoperadora, una especie de fanático religioso. La primera novela de David Foster Wallace es, simplemente, deliciosa. Como uno de sus perfectos cuentos (los de “La Niña Del Pelo Raro”, los de “Entrevistas Breves Con Hombres Repulsivos”), sólo que en versión extendida.

Patricio Pron: “La Vida Interior De Las Plantas De Interior” (Mondadori)

Un libro de Patricio Pron siempre es una buena noticia. En este caso, una noticia con una pinta increíble. Porque los protagonistas de “La Vida Interior De Las Plantas De Interior” son: una mujer que llora al ver la portada de una revista de decoración en un supermercado; el jurado de un concurso literario de provincias que por fin descubre al escritor genial que siempre ha estado buscando; el perro que aparece en 54 pinturas de Pablo Picasso y que, al parecer, odia a los comunistas; un albatros que vive en la gran Mancha de Basura del Atlántico; un caballo prehistórico que piensa en Empédocles de Agrigento; una joven que sólo come puré de patata deshidratado; una mujer en una lavandería de Bélgica que sólo lee noticias de actrices porno muertas; una florista obsesionada con un viejo cliente suyo... Y así hasta completar 13. Porque 13 son los relatos que contiene esta pequeña buena noticia.

Denton Welch: “Primer Viaje” (Alpha Decay)

El autor de “En La Juventud Está el Placer”, que apenas vivió 33 años, vuelve con una historia en la que se cruzan las calles de Salisbury, el Londres antebellum, un trimestre en un internado, un transatlántico y su heterogénea población, la autista colonia británica de Shanghái (aquella en la que también creció J.G. Ballard) o una cabeza humana en un camino chino. De todo esto y más se habla en “Primer Viaje”, novela en la que Denton Welch rememora un año decisivo de la adolescencia, un cambio de rumbo que lo apartó de la senda prevista y lo llevó por otras calles hacia una nueva geografía estética y sensible. Para quienes gusten de la literatura candorosamente reflexiva y melancólicamente genial de los años 30 (del pasado siglo).

Colectivo Juan De Madre: “La Insólita Reunión De Los Nueve Ricardo Zacarías” (Aristas Martínez)

He aquí una novela fascinante. Por lo que tiene de rompecabezas y de genial. Construida a partir del diario de un científico loco, un científico barcelonés de principios de siglo (XX) decidido a programar una cita con nueve versiones de sí mismo, nueve versiones que habrían viajado desde distintos momentos en el tiempo y que deberían encontrarse en la habitación 202 del Hotel Chelsea, el neoyorquino y lumpen Hotel Chelsea, aquel en el que Sid Vicious supuestamente asesinó a Nancy Spungen, y, donde va a tener lugar otro crimen, un crimen de habitación cerrada que obsesionará hasta el delirio a un escritor, Gaston Leroux, quien acabará escribiendo una novela al respecto que se convertirá en un clásico de la literatura universal ( “El Misterio Del Cuarto Amarillo”). Bien, todo esto y mucho más pasa en “La Insólita Reunión De Los Nueve Ricardo Zacarías”, una novela que mezcla realidad y (ciencia) ficción y que siembra la duda en el lector: ¿de veras existió un tipo llamado Ricardo, Ricardo Zacarías, o todo esto no es más que un juego, un juego macabro?

Rubén Martín Giráldez: “Menos Joven” (Jekyll & Jill)

Hablando de juegos macabros, el traductor de Blake Butler, Rubén Martín Giráldez, debuta en la novela después del excelente artefacto “Pynchon: Un Escritor Sin Orificios” (Alpha Mini), con la historia de Bogdano, el único concursante de un programa de radio que insta a los niños a matar a sus ídolos. Bogdano tiene la sensación de haber llegado tarde “a sí mismo”, porque creció rodeado de libros que no le interesaban y, cuando crece, cree que ha llegado tarde a su formación literaria. De ahí que se haya alistado en el programa El Peinado De Calígula, porque si aniquila a sus ídolos podrá evitar que sigan escribiendo y así estará un poco más cerca que cumplir su sueño, que es el de no haber llegado tarde a ninguna parte. Para ello, Bogdano tendrá que ensillar su cabeza como se ensillan los caballos y galoparse a sí mismo. Un delirio surrealista de los que valen, y mucho, la pena. Además, la flamante edición de Jekyll & Jill incluye calcomanías de la hija de Joyce (Lucia) y Kim Basinger, entre otras (y otros).

Jesús Carrasco: “Intemperie” (Seix Barral)

Bien, he aquí un caso extraño. Realmente extraño. Sobre el papel, la primera novela de Jesús Carrasco, “Intemperie”, es una fábula, una fábula macabra protagonizada por un cabrero, un alguacil y un niño. Una cosa sencilla. Sin más. Para editores de nueve países, países entre los que se cuentan los exigentes Estados Unidos, Francia, Alemania e Inglaterra, es una obra maestra. El cruce perfecto entre Cormac McCarthy, J.M. Coetzee, Miguel Delibes y Haneke. Si es que algo así es posible. ¿La historia? La de un niño que se escapa de su casa y debe huir a través de un país castigado por la sequía y gobernado por la violencia. En su aventura (apocalíptica) le acompañará el mencionado cabrero, cuya vida está a punto de cambiar para siempre, por alguna extraña razón que el niño aún no alcanza a comprender. Sin lugar a dudas, la curiosidad del mes.

Ben Lerner: “Saliendo De La Estación De Atocha” (Mondadori)

La historia de un tipo que no sabe si quiere (ni si puede) ser poeta o escritor (ni si algo así tiene sentido) en el Madrid previo al 11-M. Un norteamericano, Adam Gordon, que, en vez de elegir París, como lo hizo Ernest Hemingway en su momento, elige Madrid para tratar de cultivarse como artista y sumarse a una vida bohemia que pasa por inauguraciones de exposiciones y cosas por el estilo. Alabado por el mismísimo Jonathan Franzen, y, es más, Paul Auster y, nada menos que John Ashbery, Ben Lerner debuta con una novela que quizá sonroje a los lectores españoles por lo infantil de la puesta en escena de una España a punto de vivir un atentado monstruoso.

Frantz Delplanque: “Un Gramo De Odio” (Alfaguara)

Autor de una treintena de muertes no aclaradas, Jon Ayaramandi ha decidido retirarse. Jon es asesino, asesino profesional, y está cansado. De ahí que se retire. Cuando lo hace, se asienta en una pequeña localidad costera del suroeste de Francia. ¿Y qué hace? Lee novelas sobre samuráis, come ostras, escucha rock con el dueño del bar Cap‘tain y se acuesta con todo tipo de chicas, supuestamente en busca de la eternidad. Hasta que Al, el pescador, desaparece misteriosamente. Y Perle, amante frustrada y ahora casi hija adoptiva de Ayaramandi, no lo dejará en paz hasta que le encuentre. Pero Jon no cree que pueda encontrar a alguien a quien no tenga que matar. Nunca lo ha hecho antes. Y tal vez no pueda hacerlo ahora. La novela negra del mes, junto a “Un Soplo de Aire Fresco”, de Don Winslow.

Joni B: “Maldito Planeta Azul” (Periférica)

Sí, Periférica también edita novelas gráficas. Novelas gráficas protagonizadas por Supermanes barrigudos, fumadores y borrachos que parecen más fruto del realismo sucio que del mágico; por jóvenes que se entretienen matando zombies o que huyen de la Tierra camino de Marte; por dolorosos amores postadolescentes y ritos de paso. “Maldito Planeta Azul”, de Joni B, contiene cuatro historias en las que resuenan las voces de Bret Easton Ellis, Philip K. Dick, Charles Bukowski y, por qué no, los Pixies. El tedio juvenil y el no future actual en la mirada (y las viñetas) de un joven colombiano harto de todo.

Peter Bagge: “Gilipolleces” (La Cúpula)

Vuelve el genial y gamberro autor de “Odio” con una recopilación de todas aquellas historias de su serie (su casi fanzine) “Mundo Idiota” que quedaron fuera de otros recopilatorios (pensemos en Studs Kirby y en recopilatorios sobre tipos por el estilo). Esto es, pues, historietas de los 80, con el espíritu contracultural del underground norteamericano, con un estilo de dibujo sucio, provocador y caricaturesco, presente en la brillante “Pringado” (para muchos, una pequeña obra maestra del genio de Seattle), “Festín Fecal” o las historias de la psicodélica y violenta Girly-Girl. Pero no todos son de los 80, porque “Mundo Idiota” siguió publicándose hasta el año 2000. Entre éstas últimas, destaca la crónica de Bagge de su asistencia a un concierto de las Spice Girls ( “8 De Agosto De 1998”). También incluye el volumen colaboraciones de lujo con Adrian Tomine, Robert Crumb o Alan Moore. Un must.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar