Columnas

El Primavera Sound y la piedra en su zapato: el fútbol

Ante la posibilidad relativamente alta de que el Barça vuelva a llegar a la final de la Champions League, la organización del festival se plantea distintas alternativas a seguir

El fútbol está a 180 minutos de volverse a entrometer en el camino del Primavera Sound. Si el Barça supera su eliminatoria contra el Bayern, el partido coincidiría con el festival, lo que plantea una serie de problemas a la organización. Aquí explicamos todo lo que hay que saber sobre este contratiempo.

Tal y como ocurrió en 2011, el Primavera Sound 2013 está a 180 minutos de tener serios problemas. El hecho de que el Barça haya llegado tan lejos en la Champions League, seis semifinales consecutivas, por cierto, ha hecho saltar todas las alarmas en la organización del festival. De ganar el equipo catalán al Bayern, se plantaría en la final y eso supondría que el partido coincidiría con la jornada del sábado del Primavera Sound. Si echamos la vista atrás dos años y recordamos qué pasó cuando se dio la misma situación nos encontramos con lo siguiente: el escenario Llevant, el segundo más grande, paralizó su actividad musical para poner ahí unas pantallas que retransmitiesen el encuentro contra el Manchester United. Las previsiones de afluencia fueron las correctas, pues ahí se citaron miles de hinchas del deporte, la mayoría culés. Además, como muchos artistas no querían coincidir con un evento de tales dimensiones, tuvieron que reformular los horarios para que nadie se perdiese nada excesivamente doloroso. Fleet Foxes tocaron una hora escasa y PJ Harvey salió al escenario mientras Eric Abidal levantaba la Cuarta.

Los Planetas han dicho en Twitter: “La verdad es que soñamos con tocar el 25 de mayo “La Copa de Europa” mientras Carles Puyol levanta la 5ª! ¿Os imagináis? INSUPERABLE”

Este año, si el Bayern no lo remedia, podría pasar lo mismo y con un agravante: el rival del Barça tendría todos los números de ser el Real Madrid. Un morbo total que haría que el número de personas que pusiesen el fútbol por encima de la música fuese muy llamativo. Pero para que quede claro, desde la organización ya se ha asegurado que la programación del festival se vería afectada sólo en el caso de que los azulgranas pasen a la final. En el supuesto de que, por ejemplo, sólo pasasen los merengues a la final, se seguiría tal y como está previsto. Evidentemente, el impacto de una final Real Madrid - Bayern en Barcelona sería mucho menor al de una con los culés. Hay muchos asistentes madrileños al festival, pero se supone que si se han desplazado hasta la capital catalana es porque dan una importancia aún mayor a la música que los que tienen el Primavera Sound a tiro de piedra.

Aquí no nos vamos a poner a juzgar cuál es la actitud correcta que seguir. Evidentemente, en un festival de música, lo lógico es que prime la música, pero las circunstancias son excepcionaless. No es que, por ejemplo, Nick Cave sea un culé empedernido o ame al club bávaro por encima de todas las cosas, es que los grandes artistas tienen miedo a tocar ante un público escaso y muchos de ellos con las antenas puestas en otro lugar. Es por eso que sus mánagers piden que actúen a unas horas determinadas y esas no van a coincidir con un evento de la magnitud de una final de Champions League. Para entendernos, no son caprichos de los organizadores.

Éstos, además, eran los primeros que no querían que esto ocurriese. De hecho, inicialmente se había planteado que el festival se celebrase una semana después, que hubiese coincidido con el final de la Liga, pero tal y como están las cosas, con el Barça a trece puntos del segundo, no hubiese supuesto mucho problema. Pero el caso es que por problemas externos, concretamente que la empresa que gestiona el Auditori no respetó la reserva de fecha que habían realizado con antelación (algo que reveló ayer uno de los codirectores, Gabi Ruiz, en el foro del festival), tuvieron que adelantar las fechas a las que hay ahora, entre el 23 y el 25 de mayo. Ruiz aprovechó esa plataforma ayer para dar algunas pistas de qué podría suceder ese sábado. Hasta en dos ocasiones un culé de pies a cabeza como él llegó a decir que desea que haya una final alemana (suponemos que para ahorrarse todos estos quebraderos de cabeza), pero finalmente la cabra tiró al monte y aseguró que estaría el próximo martes en el Allianz Arena apoyando al club de sus amores. Sabemos, pues, que la intención es que no se repita la situación de 2011, que habrá pantalla si consiguen encontrar una fórmula que no estorbe a los que están ahí sólo para la música, pero que en todo caso están a expensas de lo que digan las autoridades competentes. Hay un claro problema de seguridad en que 20.000 personas salgan a la vez del recinto para ir a buscar un bar por la zona, por lo que es de suponer que de alguna forma u otra volverá a retransmitirse el partido dentro del Parc del Fòrum.

Para a los que este tema les preocupe sobremanera, decir que Gabi Ruiz también desveló qué grupos coincidirían con la final. Éstos son Band Of Horses, Dead Can Dance, Dexy’s, Antònia Font y Los Planetas, aunque habría otras muchas bandas que también se solaparían aunque fuese durante unos pocos minutos. Llama la atención este dato por lo futboleros que son los granadinos. De hecho, hace dos días escribieron en Twitter: “La verdad es que soñamos con tocar el 25 de mayo “La Copa de Europa” mientras Carles Puyol levanta la 5ª! ¿Os imagináis? INSUPERABLE”. Desde luego, ¿pero y lo que habremos sufrido para llegar hasta ahí?

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar