Columnas

Predicciones culturales: 11 cosas que (casi con toda probabilidad) te pasarán en 2014

Juguemos a ser adivinos, intentemos visualizar cómo será el año cultural que empieza: una película de las Tortugas Ninja, cerveza gratis en galerías y descarga de gigas. Pinta ¿bien?

Aparte de que en agosto se estrena el regreso de las Tortugas Ninja a la gran pantalla, acontecimiento cultural de primer orden, ¿qué más nos depara 2014 en materia cultural? Sobre todo una certeza: te dejará el alma vacía y el disco duro lleno de items que no consumirás nunca.

1. Te bajarás DE GRATELO cientos y cientos de GIGAS de productos culturales, canciones, películas, libros y series de TV que acumularás como el buen chatarrero que eres desde que apareció Internet, sin prestarle la atención debida. La red ha transformado a mucha gente que conozco en traperos frente al ordenador. Ya nadie se baja una película de Woody Allen, se bajan la filmografía completa. En el fondo creo que lo que les entusiasma es la posibilidad de darle al botón de descargar el TODO, la totalidad de algo, abrazar el conjunto, debe ser como una vieja fantasía anal, apoderarse de un grupo de cosas, poseer la inmensidad. Y a ser posible, gratis.

Si pudieran, y estoy convencido de que dentro de poco será posible, se descargarían ilegalmente filmografías de países enteros. Qué digo, de países. De continentes enteros. O, por qué no. Del planeta tierra. Para luego ojearla por encima y decir: “Bah, no vale nada el cine humano. BORRAR del equipo”.

2. A consecuencia del punto anterior, te formarás una opinión precipitada de cosas a las que apenas les has dedicado tiempo, apresurándote enseguida a emitir desde las redes sociales un juicio hiperbólico, absurdo, extremo y exageradísimo, ya sea bueno o malo. Así es la vida en el 2014. Discutirás en Twitter y en Facebook hasta la muerte sobre un montón de impresiones subjetivas, poco elaboradas. Descargarás películas que luego verás de forma distraída. Escucharás cientos de megas de música a la que le darás una oportunidad de apenas treinta segundos (por la calle o haciendo otras cosas), antes de formarte una opinión definitiva, sobre ella y sobre el artista. Ya no apreciamos nada, la disponibilidad ilimitada nos ha convertido en perras malcriadas y con la capacidad de atención de un bebé de siete meses.

3. Y aun así, en 2014 seguirás teniendo la sensación permanente de que te estás perdiendo algo a nivel cultural, de que NO estás en el MEOLLO. Es una sensación parecida a la pérdida de orina. Todo el rato se te escapa algo. Es desagradable. La multiplicidad de propuestas, de frentes diversos, de cinematografías cambiantes, de ofertas que nos llegan desde aquí y allá, directamente al móvil, o al portátil, en múltiples formatos, incluso cuando dormimos nos entran avisos de nuestros artistas favoritos por email, genera una sensación de ansiedad cultural exasperante. Por muchas películas, música, series de TV, videojuegos, libros, teatro, conciertos, exposiciones, que consumamos, es imposible evitar la impresión de que nos estamos perdiendo muchas otras cosas. Si prestas atención a lo inmediato, descuidas las lagunas que tienes respecto a, por ejemplo, el cine clásico. O al jazz. O a una década concreta del cine asiático. O a un siglo en particular de la literatura de un determinado país, pongamos Francia, que nos interesa recuperar. O a un medio concreto, qué pasa en la radio. ¿Qué pasa con Youtube? ¿Qué pasa con los podcasts? Entonces, te vuelcas como un poseso en esto y aquello, y dejas de lado, la producción cultural local, cercana.

4. En 2014 estaremos sobresaturados de oferta: asfixiados por la producción expresiva, excesiva y múltiple, acechándonos desde miles de flancos. Por fin todo parece estar disponible, el problema es que en 2014 tampoco daremos abasto para leer, ver y conocer todo aquello que nos interesa. Tendremos que escoger, aun a riesgo de perdernos lo fundamental, lo imprescindible, como sucede cada año.

Pero vamos a lo importante, en mi caso, tengo claras cuales son las prioridades a nivel cultural. Aquí vienen.

"Como el año pasado, y el anterior, te invitarán a unirte a un evento de Facebook y al hacerlo descubrirás que sólo hay otra persona apuntada, la que ha creado el grupo"

5. En agosto se estrenará una nueva película de las Teenage Mutant Ninja Turtles. Por supuesto, esto no es una predicción cultural. Simplemente, quería empezar a hablar de ello cuanto antes. Pretendo dedicarle mucho espacio en mi cabeza a este asunto, a las Teenage Mutant Ninja Turtles. Si por mi fuera, ya estaría en los cines Maremagnum, pintado de verde y con una mochila con forma de caparazón de tortuga. NO SHAME IN MY GAME. Soy ghetto fabulous.

Sigamos con el cine (por decir algo).

6. En 2014, José Coronado seguirá siendo considerado un buen actor. Es otro de esos misterios inexplicables. Como adónde iba mi padre cuando se iba de casa un martes a las cuatro de la madrugada. O por qué las mujeres se vuelven ninfómanas con la cocaína.

No tiene sentido pretender entenderlo. Es así y punto.

7. Te invitarán a un montón de actividades culturales siniestras a través de Facebook. Las propuestas que nos llegan a través de eventos de Facebook cada vez son más oscuras, se están torciendo por el peso, saturando nuestra bandeja de mensajes privados, algo va mal; sujetos inquietantes que parecen vampiros samoanos te invitarán a su show de Stand-up Comedy. Un grupo de histéricas vestidas como Amy Winehouse llamado VAGINA DENTATA te invitarán a su puto espectáculo de burlesque. Como el año pasado, y el anterior, te invitarán a unirte a un evento de Facebook y al hacerlo descubrirás que sólo hay otra persona apuntada, la que ha creado el grupo. Un hombre albino. Lleva Crocs. Se trata de algo inquietante: es como que te inviten a una fiesta y que al llegar solo haya un nudista de 50 años comiendo humus distraídamente. Pero aún así, te apuntarás al grupo y asistirás al evento. Somos bohemios. No tenemos nada que hacer en casa.

8. A medida que avance el año beberás DE NUEVO un montón de cerveza gratis en galerías de arte, rodeado de expresiones artísticas mediocres. También beberás vino blanco peleón en muestras de fotografía absurdas, e irás a presentaciones de libros en las que verás mucho sombrero tipo fedora, mucha patilla muy bien trabajada, mucha bicicleta que no lleva a ninguna parte, y compartirás estrenos e inauguraciones de arte conceptual con artistas cuyo look capilar supera con creces su presencia artística.

" Barcelona tiene la oferta más diversa, cool y creativa de espacios culturales pretenciosos, desiertos, vagamente anodinos y decepcionantes"

9. Conocerás a muchos publicistas que se parecen a DEVENDRA BANHART, ojo. Tipos cuya barba se ha vuelto más interesante que tú. O al menos, eso creen ellos. Porque han trabajado y vivido casi un año en Brasil. Sea como sea, debido al vino blanco DE GRATELO, en 2014 elogiarás hasta la hipérbole un montón de obras que en condiciones normales te dejarían indiferente.

10. Se inaugurarán un montón de NUEVOS espacios culturales que luego estarán muertos por dentro. Barcelona tiene la oferta más diversa, cool y creativa de espacios culturales pretenciosos, desiertos, vagamente anodinos y decepcionantes. Aquí se lleva mucho el rollo tipo MUERTE EN VENECIA. La decadencia cool. La greña mustia, húmeda. Esa tendencia no dejará de crecer en 2014, y más teniendo en cuenta la cantidad de gente que está capitalizando el paro para montar una tienda de arte, de tatuajes o de mermeladas ecológicas.

11. Por lo tanto, cuidado, come mucha fruta y toma vitaminas: Este año no darás abasto. Verás un montón de exposiciones anodinas y después cenaras sushi insípido en algún lugar del Born, en algún chino del barrio de Gracia o en un vegetariano pretencioso y lleno de cretinos del Raval. Pescado que no sabrá a nada, mezclado con arte que te dejará indiferente, esa es mi previsión para tu año. La anemia. Aunque es casi mejor comer sashimi que sabe a cloro de piscina que ver una exposición insípida y luego cenar a caraperro en un sirio, esa combinación es terrible, especialmente si te llevas luego a la cama al artista que expone, en tal caso las consecuencias pueden ser fatales en muchos sentidos, conversación vacía y estomago revuelto, nunca es una buena mezcla, especialmente con lo pequeños que son los pisos de la gente del sector. En definitiva. Visualiza tus metas y objetivos, así como los innumerables problemas que deberás superar para asistir a todo lo que te interesa. ¿Los ves? Bien, pues ahora, como dijo Confucio: “¡A drogarte y a perder el tiempo en fantasías juveniles como el MARRANO que eres!”

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar