Columnas

Paganismo Pop

La broma asesina (parte II)

The rebellious spirit in you and me / The Lightbringer

Which intelligence gave geometry, / Binary system, complex cycles of astronomy? / Number, proportion, measurement, light, / Angle, mathematics all appeared overnight!

Darwin's evolved chimpanzee – lies / Designed and built the pyramids honestly – lies / You're asking me to wager my soul – lies / On that which I doubt the most – lies / That the Virgin Mary was impregnated by the ghost - more lies

Who could cut with laser precision / Make perfect incision into the hardest rock? / Who could lift one block of stone that weights four jumbo jets? / Yes your intuition will tell you best

Who is the symbol of the serpent snake? / Who gave us knowledge of medicine? / Who knew precisely the earth diameter? / Who modified our bestial character?

Civilizer initiator liberator o enlightener - come

Killing Joke, “Lightbringer”

(Y 3) ¿Es Jaz Coleman el descendiente de los Hombres Reptiles del espacio exterior?

De todos los objetos de estudio de Jaz Coleman, uno de los que más me interesan es su investigación en el campo de la Historia alternativa y la Historia secreta. La letra de “Lightbringer”, con su referencia al intervencionismo alienígena, es una de las plasmaciones más directas en la obra de KJ de este conjunto de creencias. De acuerdo con Coleman, “siempre pensé que nuestra visión actual de la historia no acababa de encajar. Aunque ciertamente no comulgo con las ideas de Charles Darwin, tampoco soy creacionista. Soy intervencionista, lo cual quiere decir que creo que hemos sido genéticamente alterados y que los Hijos de Dios a los que se refiere el Génesis eran otra civilización de fuera de este mundo. Francis Crick [el descubridor del ADN] también cree en esta idea de una transpermia dirigida, en el hecho de que hemos sido sembrados o desarrollados por otra civilización”.

Por si acaso la referencia a Crick necesita clarificación, en los años 60s este biólogo molecular y premio Nobel, interesado en los orígenes del código genético, especuló sobre cómo un código inicial simple con unos pocos tipos de aminoácidos podía haber evolucionado hasta convertirse en el código complejo que usan los organismos existentes. Por entonces se creía que las proteínas eran la única clase de enzimas, ya que las ribozimas no se descubrirían hasta los 80s. A muchos biólogos moleculares les desconcertaba el problema del origen de un sistema de réplica de proteínas tan complejo como el que existe en los organismos que habitan actualmente la Tierra. A principios de los 70s, Crick especuló sobre la posibilidad de que la producción de sistemas vivos hubiera sido un acontecimiento rarísimo en el universo pero que, una vez desarrollado, pudiera haber sido propagado por formas de vida inteligentes por medio de viajes espaciales, un proceso que llamó “panspermia dirigida”.

"De acuerdo con ciertas interpretaciones recientes de la mitología sumeria, el hombre moderno fue creado cruzando ADN de los Anunnaki con humanos genéticamente modificados, con el propósito de usarlos como fuerza de trabajo para extraer oro."

Existen distintas versiones de la creencia intervencionista en el origen de la Historia humana, pero la versión a la que se adscribe Coleman es la más extendida, la que tiene su base en la mitología sumeria. La explicación sería como sigue. En 1847, el legendario arqueólogo y aventurero Sir Austen Henry Layard desenterró en la ruinas de Nínive unas 22.000 tablillas de arcillas llenas de escritura cuneiforme. Las tablillas eran de procedencia y temática muy diversa, algunas con cinco milenios de antigüedad, pero una parte importante, fechadas sobre el 1750 AC, eran de temática religiosa y trataban sobre la versión sumeria del Génesis de la Humanidad, que implica la intervención de los Anunnaki, unas deidades que posteriormente se han reinterpretado como especie extraterrestre. Los Anunnaki (literalmente “descendientes de la casa real”), un grupo de deidades sumerias originalmente asociadas con el cielo, aparecen también en el “Enuma Elis”, el mito de la creación babilonio, que el mismo Layard encontró en las ruinas de la Biblioteca de Asurbanipal. Se trataría también, según ciertos comparatistas, de los mismos seres reptilianos que aprecen mencionados un par de veces en la Biblia.

El mito intervencionista sumerio de la creación tiene según muchos de sus creyentes ecos en la Biblia y el mito de la creación judío. “Si miras el primer libro de la Biblia, el Génesis, que por supuesto significa los “genes de Isis”, verás un pasaje muy famoso (el capítulo 6, versículo 4), que dice: ‘ Y había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después, cuando los hijos de Dios se unieron a las hijas de los hombres y ellas les dieron a luz hijos. Estos son los héroes de la antigüedad, hombres de renombre’”. Los gigantes de la Biblia, por supuesto, son los Nefilim, la versión hebrea de los Anunnaki. Concluye Coleman: “Y estoy convencido de que esos ‘hijos de Dios’ eran una raza distinta de seres, que no tenían necesariamente en mente los intereses del homo sapiens. ¿Creo que el hombre fue genétricamente modificado en el pasado? Lo creo. Si miras ese versículo: ‘ los hijos de Dios se unieron a las hijas de los hombres’ y lo de héroes de la antigüedad, hombres de renombre’, creo que eso lo dice todo, ahí ves la estirpe, y mi compromiso continuado con esta linea de pensamiento, espiritualmente y en todos los sentidos, no es ningún secreto”.

De acuerdo con ciertas interpretaciones recientes de esa mitología sumeria, el hombre moderno fue creado cruzando ADN de los Anunnaki con humanos genéticamente modificados, con el propósito de usarlos como fuerza de trabajo para extraer oro. Uno de los grandes promulgadores de esta versión fue el estudioso y traductor del cuneiforme Zecharia Sitchin. Estas teorías postulan que el oro de la Tierra era codiciado por una civilización avanzada de seres interdimensionales, los Anunnaki, descendientes del dios celeste Anu, que para ello crearon a la humanidad. Al parecer los Anunnaki eran expertos en genética y fueron creando distintos prototipos de humanos hasta obtener el homo erectus, que cruzaron con la sangre de la línea real para obtener el homo sapiens. (La leyenda dice que esto se hizo cuando el hijo de Anu, Enki, se apareó con dos hembras humanas). Más adelante, otros seres de sangre real se aparearon con humanos y los hombres siguieron trabajando en las minas de oro. Dentro de esta mitología, el dios sumerio / ser alienígena Enki (literalmente “señor de la Tierra”) sería una especie de benefactor de la humanidad, dándoles conocimientos que su hermano Enlil se resistía a darles. Conocimientos astronómicos, por ejemplo, matemáticos o arquitectónicos.

El propio Coleman habla de Enki como el “iluminador” de su canción “Lightbringer”: Tenemos que recordar que el ‘iluminador’ en la terminología cristiana es Lucifer, pero si acudes a las tradiciones mistéricas es precisamente lo contrario. Si te fijas en la historia de Adán y Eva y la serpiente en el Jardín del Edén, no existe una explicación satisfactoria de esa serpiente. Por supuesto, se trata de un personaje llamado Padre Enki, que se apiadó del homo sapiens y le concedió autonomía. Esa es la verdadera definición oculta de esa entidad llamada ‘Shaitan’, no es una connotación negativa, fue él quien nos dio los números, las proporciones, las medidas y los ángulos, las matemáticas, la agricultura y ganadería y la medicina. Ninguna de esas cuestiones, especialmente las matemáticas y el sistema binario, fueron fruto de una evolución. Aparecieron de la noche a la mañana. Está demostrado. Si miras la Gran Pirámide de Giza, ves que tiene veintidós bloques y que cada bloque pesa lo mismo que cuatro aviones Jumbo. Solamente existen dos grúas en el mundo capaces de levantar un peso así. Por muy mal que veas este mundo, fue esa entidad quien le dio al hombre la posibilidad de elegir entre el bien y el mal”.

La particular alquimia del oro de los Anunnaki era su clave para controlar todo el conocimiento del universo, y por esto aquellos seres de sangre real siempre se la ocultaron a los humanos. Al terminarse las reservas de oro, la mayoría de Anunnaki se marcharon de la Tierra, aunque supuestamente algunos se quedaron, buscando oro en el centro de la Tierra, y algunos todavía van y vienen de nuestro mundo usando como vehículo su planeta nativo, Nibiru.

"El consumo de oro monoatómico multiplicaría por 10.000 la capacidad del sistema nervioso. Esto permitiría procesar cantidades fabulosas de información"

Los Anunnaki se aseguraron de que, a medida que el hombre progresaba, sus estirpes humanas en la Tierra fueran protegidas con mayores riquezas y oportunidades, mientras que las estirpes inferiores se convirtieran en la “fuerza de trabajo”. Hoy, muchos creyentes en el intervencionismo de raíz sumerio piensan que los Anunnaki siguen controlando la Tierra por medio de los Illuminati, una élite muy reducida de millonarios que controlan el sistema monetario, la investigación científica, la población mundial, etc. La tesis de los Anunnaki suministra respuestas a una serie de preguntas como la creación de las pirámides, los conocimientos astronómicos de la Antigüedad y las profecías relacionadas con ese campo, así como el origen de la alquimia.

¿Cómo se explica, sin embargo, el interés de los Anunnaki por el oro? Al parecer el oro, con sus propiedades de conductividad, era crucial por su capacidad para reparar la atmósfera del planeta de los Anunnaki, Nibiru, además de para cambiar de forma y teletransportarse. Llegado este punto de la explicación es crucial la amistad y la cooperación entre Jaz Coleman y el escritor Laurence Gardner, quien en su libro “Lost Secrets Of The Sacred Ark” (2003) postuló la relación entre el oro de los Anunnaki, los superconductores y la física cuántica. Coleman llegó a escribir la suite musical en tres partes Music Of The Quantum a modo de homenaje y traslación musical de los conceptos del libro de Gardner.

En “Lost Secrets Of The Sacred Ark” Gardner afirma que el Arca de la Alianza era una máquina para fabricar “oro monoatómico”, una sustancia que conforma la base de una ciencia de la Antigüedad que hoy podría revolucionar campos tan dispares como la medicina, los viajes espaciales y el teletransporte. Según Gardner, el Libro de los Muertos Egipcio y también distintas inscripciones de pirámides se refieren a un reino hiperdimensional llamado el Campo de Mfkzt, un “Reino Paradisíaco” extradimensional al que va el faraón tras la muerte y al que solamente se puede acceder mediante la iniciación y la ingestión de la sustancia llamada mfkzt. Tomando conceptos de la física moderna, Gardner postula que el mfkzt (una sustancia “exótica” superconductora conocida como oro monoatómico, que se fabrica a partir de oro y platino normales, y estudiada hoy en día en el terreno de la mecánica cuantica) era el secreto del paso de los faraones al Otro Mundo, un estado que no era sino un campo de energía superconductiva para la metalurgia de alto spin.

Es al oro monoatómico, y no al oro normal, a lo que se referirían las alusiones a la minería de oro de las tablillas sumerias, a menos que el oro normal se usara para crear la variedad monoatómica. Esta sustancia, que tiene forma de polvo blanco, dio a los Anunnaki habilidades increíbles para procesar información y cambiar de forma debido a las asombrosas cantidades de energía que podían contener y procesar. El consumo de oro monoatómico multiplicaría por 10.000 la capacidad del sistema nervioso. Esto permitiría a una persona procesar cantidades fabulosas de información como un súper ordenador y de esta manera moverse conscientemente a través de otras dimensiones y cambios de forma, puesto que su cerebro quedaría activado para abrir esas vastas áreas desconocidas. El oro monoatómico también tendría al parecer increíbles propiedades de curación.

"El superconductor no plantea límites de almacenamiento de energía, ni tampoco límites a la energía que puede transmitir a cualquier distancia"

Gardner asocia estos indicios de una ciencia de la Antigüedad con la moderna física cuántica, que postula que partículas situadas a millones de años luz pueden conectarse sin contacto físico. Cuando dos superconductores se vinculan por medio de sus campos de Meissner, a cualquier distancia, los dos pueden actuar instantáneamente en un proceso denominado coherencia cuántica. Dadas dos partículas en estado coherente y separadas por una gran distrancia, cualquier cambio en una partícula, por ejemplo su estado de spin, se comunica instantáneamente a la otra, sin importar que sea imposible comunicarse por encima de la velocidad de la luz. El superconductor no plantea límites de almacenamiento de energía, ni tampoco límites a la energía que puede transmitir a cualquier distancia, y un superconductor monoatómico podría (al menos según ciertas investigaciones cuánticas posteriores a los 90s) convertirse en la fuente de energía perfecta y ecológica. No es casualidad que el hermano de Jaz Coleman, Piers Coleman, profesor de física cuántica en la Universidad de Rutgers y asociado a la creación de la pieza “Music For Quantum”, sea precisamente un especialista en superconductores.

Coda

En sus últimos libros, desde “The Twelfth Planet” a “The End Of Days”, el recientemente desaparecido Zecharia Sitchin, uno de los grandes divulgadores de las teorías intervencionistas de los Anunnaki, postulaba que el planeta de origen de esta especie alienígena, Nibiru, tiene una trayectoria que se cruza cada varios cientos de años con la Tierra, y que ese cruce es usado por especies extraterrestres para entrar y salir de nuestro planeta. También postula, por desgracia, que en 2012 Nibiru –a.k.a., Planeta X o Némesis– colisionará con la Tierra y acabará con nosotros. Las referencias al fin del mundo pueblan el nuevo disco de Killing Joke, elocuentemente titulado “MMXII” ( “Pole Shift” alude al cambio de eje rotacional causado por el paso de un cuerpo celeste cerca de la Tierra que algunas hipótesis adelantan que será lo que extinga a la especie humana; “The Rapture” se refiere al momento previo al armagedón en la tradición escatológica cristiana, que aparece ya mencionado en la carta a los Tesalonicenses). Como dije en la última entrega, la gira de este disco –que si Sitchin o los mayas estaban en lo cierto serán la última gira y el último disco de Killing Joke– conmemora o sirve de preparación para este evento. La opción de no asistir a cualquiera de sus conciertos por pereza o por dejarlo para más adelante queda, por tanto, totalmente deslegitimada.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar