Columnas

Neo Zapping Liberal

Carlos Vareno

Agghh, Hoy en día, -como diría la abuela, con la mala ostia que le caracteriza-, todo anda torcido, del revés, sin Oremus ni Rumbus Algunus. Enciendo el televisor, y uno ya no zapea en búsqueda del espectáculo televisivo de antaño, con sus galas televisivas para la familia, las películas de tintes épicos de la digestión lenta del domingo, la comedia casposa de nuestras vidas, NO, esa caquita, -me digo, mientras me rasco la panza y temo por las entradas galopantes que empiezan a esbozarse por mis sienes- ya no nos sirve pa ná.

Yo sentencio, entre carraspeos y algún que otro improperio, que la publicidad es lo último inspirado que le queda a la televisión. Ni la primera, ni la segunda, ni antena tres, ni telecinco, ni la sexta, ni cuatro, ni telemadrid: NÁ. Televisión nacional, igual a truñaco nacional, igual a publicidad como bien nacional. Ese remanso de paz que nos queda entre la morralla de los contenidos televisivos de la actualidad. Soy adicto a la publicidad, oigan, y bien orgulloso de serlo. No por ello me he de sentir culpable por las fábricas de LA MARCA llenas de niños en el tercer mundo, ¿no? Bueno, sí, un poco.

¡Oh, Sí!, exclamo de repente, en mi sofá abollado de tanto take away oriental. Fuegos de artificio y rayos catódicos de protones y neutrones que deslumbran mis inocentes ansias cuando me topo con uno de los buenos, Jarl. El anuncio de Nike que me eriza los pelos como escarpias, Ahhhh. La rubia de mis sueños del anuncio de Guess. Coca Cola y su clase de filosofía post estructuralista que endurece la materia gris de mi mollera anquilosada por la mediocridad de los realities, series inútiles, y presentadores atomatados que parecen hacer reír a todo el mundo menos a mi. Zapeo y zapeo toda la noche en búsqueda de esos huecos entre el desorden y la enfermedad mental consensuada que es la televisión, y es allí, donde encuentro algo de paz mental. Ohhhmm.

El folletín comercial ha terminado por desbancar al libro, dicen, y los viejos guardianes de la sapiencia, cómo no, lo ven como un signo inequívoco de que todo se va al garete. A la merde, pues. La publicidad dice más de nosotros, de nuestros anhelos, de nuestros miedos y debilidades humanas, que cualquier película de la actualidad. Ni bueno, ni malo, ni injusto. Lo que É, É. La historia de nuestros días comprimida en formato twitter, simple as that. Así que si he de elegir entre los laureados monólogos de Buenafuente (¡Eh!, que he cogido el ejemplo de mayor calidad de la caja tonta) y la micro historia de amor entre los dos cuerpazos de Dolce & Gabanna en una barca en una cala del mediterráneo, no me lo pienso dos veces, de veras.

Y entonces, el horror, ¡el horror!. Sin querer la cosa, acabo de leer que televisión española cara al 2010, va a prescindir por completo de los espacios publicitarios en sus dominios televisivos. Un loop incesante de la nada más absoluta sin cortes publicitarios para terminar por volvernos locos del todo. Las mismas bromas, los mismos famosos, los mismos lugares comunes que han configurado prácticamente todo lo mediocre que se le pueda achacar a la especie humana. Y van, y ahora nos quitan la publicidad. ¡¿Acaso es eso lo que realmente queremos como españoles?! rabio, mientras me rasco la entrepierna, y de paso, sueño con un mundo mejor. No sé vosotros, pero a partir de ahora voy a empezar a migrar a los realmos de la red y a las cuentas a 14 euros mensuales en Rapidshare, que mongo, de momento, no me quiero volver. Me quedo sin publi-pax, pero al menos podré eligir lo que quiero ver y como lo quiero ver. Click click, y a tomar por culo, que la televisión ha muerto tal y como la conocíamos. Qué penita, ¡ayyy!

Carlos Vareno es un total desconocido que semana tras semana envía a nuestro correo electrónico textos, dibujos y diagramas, columnas esbozadas. En el asunto siempre pone "Desde la azotea del edificio", y cuando hemos querido ponernos en contacto con él, conocerlo personalmente (como hacemos con todos nuestros colaboradores), simplemente deja de contestar nuestros mails.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar