Columnas

Manifiesto infantil: temednos o dejadnos en paz

Niños y niñas del mundo, uníos contra un mundo adulto incapaz e hipócrita

Un fantasma recorre el mundo. Y no, no es el fantasma del comunismo.

Es el fantasma de vuestra incapacidad, de vuestra hipocresía adulta. Durante siglos lo hemos aguantado todo. Ser tratados como estúpidos, como proyectos de personas, como seres incompletos, inferiores.

Pero todo esto se acabó. Somos niñas, somos niños. No imbéciles.

NO somos vuestra propiedad.

Y estamos hartos.

Hartos de que proyectéis en nosotros VUESTROS sueños.

De que queráis que acaben nuestras vacaciones porque no sabéis qué hacer con nosotros.

De ser utilizados para ligar en el parque.

De que hayáis permitido ciudades cada vez con menos parques.

De que os penséis que somos de cristal. ¿Vosotros nunca os caíais?

De que algunos consumáis drogas y a nosotros no nos deis una coca-cola porque “no vamos a poder dormir”.

De que nos pongáis como excusa cuando no queréis quedar con alguien.

De que nos disfracéis de cosas ridículas.

De playas llenas de basura que NO es nuestra.

De que nos llevéis de vacaciones con el objetivo de salvar vuestro matrimonio.

De ser usados como chantaje emocional cuando os divorciáis.

De que penséis que los videojuegos o los móviles son niñeras gratuitas.

De que nos echéis la culpa si nos enganchamos a los videojuegos y móviles que nos compráis.

De que nos obliguéis a lavarnos los dientes mientras vosotros no pisáis jamás un dentista.

De duchas obligatorias.

De pastas de dientes que saben a mierda.

De esas verduras tan sanas que saben a re-mierda.

De que diseñéis comida insana para atraernos y jodernos la salud.

De respirar los humos de vuestros coches.

De guerras que NO hemos provocado.

De dejar que nos sobetee la cara cualquier vecina.

De que nos llamen guapos aunque no lo seamos.

De que nos deis mucho menos dinero del que necesitamos para salir.

De que nos echéis la culpa de que estéis siempre cansados.

De que hagáis bromas sobre lo "caros" que somos.

De que nos pongáis a competir con otros niños.

De que os cueste tanto romper con los juguetes para niños y juguetes para niñas.

De que no podamos explorar nuestros cuerpos mientras vosotros os pasáis la vida pensando en sexo.

Hartos de que nos ocultéis el sexo y la muerte. Más pronto que tarde, descubriremos ambas.

Hartos de hacer la cama cada mañana para deshacerla al cabo de unas horas.

Hartos de que nos apuntéis a actividades que no nos gustan.

Hartos de los deberes.

Hartos de las notas.

Hartos de estudiar para mañana trabajar.

Hartos de que inundéis VUESTRO Facebook con NUESTRAS fotos.

Hartos de vosotros.

No nos vais a ver llorar más. Y no va a ser por no molestaros.

Estamos entre todos vosotros.

Estamos en todas partes.

Temednos.

O por lo menos dejadnos en paz.

Somos el futuro

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar