Columnas

“Juego De Tronos”, la tormenta se hace de rogar

Analizamos el primer capítulo de la tercera temporada de la joya de la corona de la HBO, estrenado en la noche del domingo

“Valar Dohaeris” empieza como lo hicieron los primeros capítulos de las anteriores temporadas, introduciendo múltiples tramas, con más pausa que acción y con el habitual mimo por la palabra.

“Valar Dohaeris”, el primer capítulo de la tercera temporada de “Juego De Tronos”, que se estrenó en Estados Unidos la noche del domingo, empieza tal y como terminó su predecesor, con un Samwell Tarly huyendo de Los Otros y salvado, en el último momento, por la Guardia de la Noche. El resto de subtramas, salvo alguna ligera elipsis, siguen igual que estaban. Jon va camino del campamento de los salvajes para conocer a Mance Rayder; Tyrion se cura de sus heridas e intenta recuperar su estatus dentro de Desembarco del Rey; Dany abandona Qarth y se dirige a la Bahía de los Esclavos para hacerse con un ejército que le permita recuperar el Trono de Hierro con sus tres dragones cada vez más grandes; Robb llega a Harrenhal junto a su madre, Cat Tully, para encontrarse el castillo lleno de cadáveres; y Davos, perdido en una isla, avista un barco que le lleva camino a casa. Algunos puntos de vista han sido omitidos en este capítulo, algo que a lo mejor muchos de los que habían leído los libros no esperaban teniendo en cuenta que en ellos suceden acontecimientos clave bien al principio de “Tormenta De Espadas”. Pero no nos avancemos, lo que aquí sigue son unas líneas sobre las primeras impresiones que nos ha generado el episodio. Los spoilers están reducidos al mínimo, pero avisamos de que los hay.

Tal y como ocurre con los primeros capítulos de cada temporada, éste ha sido un episodio muy de introducción, para definir las tramas y hacerlas avanzar algo lentamente, pero en línea recta. No hay que esperar grandes giros de guión ni revelaciones en “Valar Dohaeris”, porque realmente no los hay salvo hacia el final y la introducción en un entorno distinto al de su fuente original de un personaje, Qyburn, bastante conocido para quienes hayan leído las novelas. Así bien, falta un poco para que “Juego De Tronos” vuelva a ser la serie que todos esperábamos y que explote definitivamente, pero avanza firme y, todo hay que decirlo, con momentos de especial lucidez. Algunos ansiábamos la aparición de personajes como el hermano y el tío de Cat Tully y la abuela de Margaery Tyrell, especialmente después de leer en críticas extranjeras lo bien que había funcionado su inclusión al desarrollo de la trama. Pero por el momento habrá que esperar. Sí que es cierto que con Mance Rayder tenemos más que suficiente, pues promete aún más que cuando sólo se le nombraba y está excelentemente interpretado por Ciarán Hinds, actorazo norirlandés que probablemente lo habrás visto en “Munich” o como Julio César en “Roma”. Aunque muchos nos lo imaginábamos más joven al leer las novelas, su caracterización convence.

Nadie debería asustarse con lo de que el capítulo sirve de introducción, pues ya sabemos que en anteriores temporadas la trama se ha acelerado conforme avanzaban los episodios. Aquí hay suficiente miga para mantener el interés. Tyrion está aún algo debilitado después de la batalla del Aguasnegras, pero se le intuye con las suficientes fuerzas para orquestar su dulce y fría venganza. En una de esas escenas ya hay un magistral diálogo de esos que caracterizan a la serie. “Eres un hombre listo, pero no lo eres ni la mitad de lo que te piensas”, le dice Cersei, a lo que él responde : “Eso aún me hace más listo que tú”. El mismo mimo por la palabra de siempre. Tampoco está nada mal la llegada de Dany a Astapor. Es un alivio que uno de los personajes más interesantes de la serie tenga ahora mucho más protagonismo después de una temporada en la que andaba algo perdida. La presentación de los esclavos es magistral y ya deja entrever que nada bueno puede salir de un sitio en el que castran a los niños para convertirles en guerreros temibles e insensibles al dolor.

Quien haya leído las novelas no se sentirá traicionado en ningún momento. Los guionistas de la serie se permiten alguna licencia, pero por lo general el texto es tan fiel como es posible. Y los que lleguen vírgenes a la tercera temporada se encontrarán con un buen puñado de tramas con un enormérrimo potencial. Resulta evidente, como ya lo era en el 2x10, que Margaery Tyrell se va desenvolver en Desembarco del Rey como pez en el agua y que sus enfrentamientos con Cersei prometen ser tan mordaces como lo son los de Tyrion. En “Valar Dohaeris” la joven ya nos deja con un gran momento. Mientras el insoportable Joffrey huele un pañuelo para camuflar los malos olores de la calle, ella se baja de sus literas para visitar sin protección un orfanato y ganarse así el corazón del pueblo llano. Viento fresco para la capital de los Siete Reinos.

* Entra en esta galería para revivir los mejores momento de la serie.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar