PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

12 razones por las que Johan Cruyff es dios

H

 

Jugó como quiso. Habló como quiso. Adiós a un revolucionario del fútbol

Ignacio Pato

24 Marzo 2016 23:44

1. Su mérito en el fútbol no es solo enorme, sino único.

Solo él ha cambiado la historia del fútbol como jugador y como entrenador. Primero con el Ajax y co Holanda, siendo el líder de un 'fútbol total' en el que los jugadores tenían un rol solidario en el juego, la presión sobre el rival era constante y todo giraba en torno a la posesión del balón.

Como entrenador nunca se reconocerá lo suficiente su primer logro. Cogió en 1988 a un Barcelona depresivo, de soci acostumbrado a la pañolada y el alirón madridista, le lavó la cara y sencillamente construyó la más excitante maquinaria deportiva vista hasta esa fecha: el Dream Team de Koeman, Bakero, Guardiola, Laudrup y Stoichkov.



2. Era un filósofo sin pretender serlo.

La frase que les dijo a sus jugadores antes de ganar la Copa de Europa en Wembley tendría que estar en el vestuario de cada campo de fútbol del país: "Salid y disfrutad".



3. Sabía que sin el fútbol base los equipos de fútbol se convierten en camisetas sin alma.

Su primer trabajo como entrenador fue en la cantera del Ajax, su equipo de toda la vida. Durante y después de su estancia se vieron sus frutos: Rijkaard, Blind, Wouters, Witschge, Winter, Bosman, Van Basten, Bergkamp, Van der Sar, Davids, Seedorf...

En su primer verano barcelonés, se fueron veteranos como Schuster, Víctor o Calderé y subió al primer equipo a Milla, Amor, Roura y Serer.



4. Era adivino.

En el verano de 1990 dejó que Milla se fuera al Madrid. Cruyff sabía que tenía a algo más que su sustituto: el exrecogepelotas Pep Guardiola.



5. Era una clave sociológica andante.

Por ejemplo, como explicación de la Catalunya turística. Cito a Manuel Vázquez Montalbán: "Para un holandés como Cruyff, Catalunya tiene algo de país norteño según las claves convencionales que marcan las pautas diferenciales del norte con respecto al sur. Pero al mismo tiempo se beneficia de una latitud sureña con más sol, calor e imprevisibilidad que en la Europa del norte".



6. Es el protagonista de una de las fotos del siglo XX, mientras le marcaba a Reina este golazo el 22 de septiembre de 1973.



7. Nos hizo creer su propia leyenda política.

Cruyff no fue con Holanda a Argentina'78, el mundial organizado mientras la dictadura militar "desaparecía" a sus ciudadanos por miles. Durante décadas se creyó que fue un boicot político, lo que le convirtió en una especie de tótem para la izquierda futbolera. 30 años después aclaró todo: había sido objeto de un intento de secuestro meses antes en su casa de Barcelona y no quería separarse de su mujer Danny y de sus tres hijos.



8. Fue el primer futbolista posmoderno.

Mitad deportista mitad estrella de rock. Feliz siempre que pudiera hacer su voluntad, que no era otra que pasárselo bien jugando y de paso ganar dinero con ello.

Fue modelo publicitario de campañas setenteras kitsch. Anunció pijamas, botes de pintura y tabaco. Se negó a vestir las tres rayas de la camiseta Adidas de Holanda, como todo el resto de sus compañeros, porque tenía contrato con las dos rayas de Puma.



9. Inventó.

Miles de niños de cualquier rincón del planeta han hecho alguna vez, conscientes o no, "el regate de Cruyff".



10. Hablaba en su propio idioma.

'Otomáticamente'. 'Sin ni una duda'. 'El primera tropieza'. 'En un momento dado'. 'Un paloma no hace verano'.



11. Es autor de frases memorables.

Obvias: "Si tienes el balón, el rival no lo tiene".

Desafiantes: "Si yo hubiera querido que me entendieras, me habría explicado mucho mejor".

Geniales: "No soy creyente. En España, todos los 22 jugadores se santiguan antes de salir al campo. Si resultara, siempre sería empate".

Premonitorias: "El dinero tiene que estar en el campo, no en el banco".

Ácidas: "Los catalanes no tienen mucho sentido del humor. Solo se ríen mucho si le ganan al Madrid".



12. Si existe la Santa Trinidad del fútbol moderno, Él era el Padre.




¿Camp Nou? Estadi Johan Cruyff



share