Columnas

Así es como Internet hará que no quieras comprar ropa nueva nunca más

Lo que muchos menospreciaron como "webs de intercambio de braguitas entre chicas" ha acabado siendo un auténtico negocio

Pruébalo: abre tu armario, coge tus prendas una a una y pregúntate si te generan felicidad. En caso de que la respuesta sea negativa, deshazte de ella.

Tal es el método que propone la autora japonesa Marie Kondo en La magia del orden. Herramientas para ordenar tu casa... ¡y tu vida!. Publicado hace un año, el libro ha sido bestseller en más de 30 países distintos y ha vendido más de cuatro millones de copias alrededor del mundo.

¿Cuántas cosas quedarían en tu armario si solo te quedases con aquello que te genera felicidad?

Para algunos, sus métodos se han convertido en un culto que siguen religiosamente. Sus adeptos forman grupos de Facebook para compartir fotos de sus cajones y utilizan kondear como verbo. Fanatismos a aparte, el éxito del libro pone en evidencia una certeza: tenemos demasiadas cosas.

1. Una nueva manera de deshacerse de las cosas.

James Reinhart era consciente de ello. Hace seis años, se pasó muchos meses intentando infructuosamente que alguien invirtiera en su idea: una web de intercambio de ropa para mujeres y niños.

¿Para qué quería abrir una tienda de segunda mano en la red si ya existía eBay?

En una de las casi 30 reuniones que tuvo con firmas de capital de riesgo le preguntaron si su idea era que las mujeres se intercambiaran las braguitas. Hubo carcajadas.

Probablemente, el tipo que le hizo la pregunta pensó que para qué quería abrir una tienda de segunda mano en la red si ya existía eBay.

Seis años después, ThredUp acaba de conseguir 73 millones de euros en su última ronda de financiación y es la punta del iceberg de la pujante industria de la ropa de segunda mano en la red.

Queda claro que lo que no sabía el bromista es que el punto débil de gigantes del comercio online como eBay o Amazon es, precisamente, la venta de ropa.

“Para ser una empresa de 200 mil millones de dólares tenemos que aprender a vender ropa”. Son palabras de Jeff Bezos en el libro The Everything Store: Jeff Bezos and the Age of Amazon, publicado en 2013.

Bezos sabe de lo que habla. Tanto Amazon como eBay son una suerte de máquinas expendedoras sin fondo, donde puedes encontrar prácticamente cualquier cosa, de una lavadora a un coche. Pero la ropa requiere de un proceso de selección mucho más meticuloso.

Es por ello por lo que, aunque compitan en el mismo segmento, el modelo de cada una de las nuevas plataformas de ropa de segunda mano tiene unas particularidades muy definidas.

La venta de ropa requiere de un proceso de selección meticuloso

ThredUp, Tradesy o Twice son e l equivalente de las tiendas de segunda mano clásicas que se quedan la ropa que no quieres a cambio de una determinada cantidad de dinero. Vestiare Collective y RealReal hacen lo mismo pero únicamente con diseñadores de lujo. Rebagg solo se ocupa de bolsos de diseño. Vaunte te abre la puerta de los armarios de influencers del mundo de la moda. Refashioner se especializa en piezas únicas y Snobswap actúa como intermediario con boutiques de segunda mano.

Todas ellas ofrecen caminos distintos para alcanzar los mismos objetivos: hacer que aquello que ya no quieres tenga una nueva vida. Por el camino, se reducen los residuos, se contrarrestan las piezas de imitación y se permite que los compradores puedan hacerse con ropa en buenas condiciones y con buenos precios sin tener que sumergirse en la selva de las rebajas.

Todo el mundo gana.

2. Grailed, o cuando el amor por la ropa vuelve a ser la razón para comprar.

El proceso de curación es, pues, esencial en las tiendas de ropa de segunda mano. Y Grailed.com lo está haciendo mejor que nadie.

Creada hace un año por un recién licenciado en Yale, Grailed también es una mercado de segunda mano para ropa de diseño. Pero, a diferencia de plataformas como ThredUp, Tradesy o Twice, Grailed no participa en el proceso de compra-venta. Simplemente es un intermediario que deja en manos de los usuarios la selección de las prendas.

Grailed convierte los gustos de los núcleos de la moda masculina online en un punto de venta fácil de utilizar

Grailed captura el zeitgest de núcleos de la moda masculina online como los foros StyleForum, SuperFuture o r/MaleFashionAdvice de Reddit y lo convierte en un punto de compra-venta intuitivo y fácil de navegar.

Antes, para poder vender algo en uno de esos foros tenía que abrir un nuevo post, insertar una imagen alojada en un servicio externo como Imgur, estar pendiente de todas las respuestas y, cuando finalmente alguien hacía una oferta, concretar los detalles a través de email.

Grailed reduce todo estos pasos a unos pocos clicks. En vez de tener que bucear por interminables hilos en busca de esa prenda determinada, ahora llega a ti en forma de una parrilla por la que puedes navegar filtrando por diseñador, tipo de prenda o talla. Es darle a la venta de segunda mano el tipo de facilidades que te dan los grandes almacenes.

Pero, más allá de la eficacia de su tecnología, Grailed tiene un valor cultural. Es un punto de intersección de amantes de la moda que saben exactamente lo que buscan. De hecho, el nombre de la página deriva de “grail”, es decir el Santo Grial, la prenda que llevas buscando desde tiempos inmemoriales. Igualmente, Urban Dictionary define grail como “la zapatilla más deseada por los sneakerheads para su colección” y que, con el tiempo, se ha hecho extensible a cualquier tipo de prenda.

La individualidad que promulga Grailed es una manera de contrarestar el uniformismo de la moda rápida

El “grail” es algo único y personal. Y cada uno tiene el suyo. Para Arun Gupta, creador de la página, eran una zapatillas FBT de Visvim –de hecho, creó Grailed para poder encontrarlas– y para otros será esta mítica parka de Raf Simons. Esta individualidad es una forma de contrarrestar el uniformismo que impone la fast-fashion, que de tanto democratizar la moda hace que todos acabemos llevando exactamente lo mismo.

En cierto modo, esta nueva economía colaborativa aplicada a la ropa es un antídoto ante el consumismo impulsivo que imponen las cadenas de moda rápida. Comprar en lugares como Grailed vuelve a situar el aprecio de la prenda por encima del arrebato efímero de la novedad o la noción de oportunidad que se deriva de un precio irrisorio.

Y es que, si al final vas a quedar solo con aquellas cosas que te hagan feliz. Más vale que te emocionen de verdad desde el principio.

Compra con emoción, vende con conciencia

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar