Columnas

Game Over

Por David Broc

Game Over David Broc La actualidad deportiva, desde el sofá.

Lo prometido es deuda. El mes pasado finalizábamos esta misma sección anunciando, y prometiendo, una pequeña guía de documentales deportivos para intentar pasar estos días de agosto de la mejor manera posible. La idea era clara y no necesita muchas explicaciones: para tratar de sacar adelante un mes tan catastrófico –me refiero a la ausencia de eventos deportivos de relumbrón hasta dentro de un par de semanas, pura sequía–, me he permitido elaborar un pequeño listado de recomendaciones alrededor de este subgénero que seguramente podrá ejercer de metadona para controlar el mono que se avecina. A falta de retransmisiones televisivas, he aquí un substituto para no moveros del sofá, que de eso se trata. Si sois de los que descargáis por decreto, no tendréis problemas en dar con todas estas sugerencias, y con toda seguridad con subtítulos (si se necesitaran) una buena parte del total. Si os gusta pagar como buenos ciudadanos y acumular pillaje en casa, en tiendas online como Amazon encontraréis todo lo que os interese y podréis presumir de una selecta DVDteca deportiva cuando vengan invitados a cenar. Ahí tenéis veinte documentales, algunos de ellos profundamente emotivos, todos ellos apasionantes, de visionado obligado para cualquier adicto, que consiguen llevar el ámbito del deporte al terreno de la excelencia creativa en el ámbito cinematográfico. Descarga, compra o pide prestado, whatever, pero asegúrate de hacer los deberes. Nos reencontramos en septiembre ya con el Mundial de Baloncesto en pleno apogeo, con el ganador del US Open de tenis, con los primeros partidos de las principales ligas europeas de fútbol, con el mapa un poco más claro en los campeonatos de motociclismo y Fórmula 1 y con las últimas noticias que hayan acontecido en el universo deportivo. Hasta entonces, sofá y aire acondicionado. No necesitamos más.

1. “Tokyo Olympiad” (Kon Ichikawa)

Reducirlo a la categoría única y estricta de documental sería injusto, pues las cualidades cinematográficas de “Tokyo Olympiad” van mucho más allá del simple hecho de ejercer de testimonio visual de los Juegos Olímpicos que se celebraron en la capital nipona en 1964. Porque cuando juntas en una misma propuesta la épica del olimpismo, el paisaje de fondo de la ciudad japonesa, el talento descomunal del cineasta Kon Ichikawa con su cámara y algunas imágenes históricas como las de Abebe Bikila haciendo ejercicios de estiramiento nada más completar el maratón, como si los 42 km sólo hubieran sido un calentamiento, es complicado no obtener una obra maestra absoluta capaz de trascender el ámbito deportivo y entrar en el Hall Of Fame de las películas más bellas de todos los tiempos. Para completistas y enfermos, indispensable hacerse con la edición que publicó Criterion hace ya unos cuantos años. Está descatalogada, así que si queréis el ítem tocará soltar una buena cantidad de euros. 2. “Hoop Dreams” (Steve James)

Ya hablamos de esta obra magna hace unos meses en esta misma sección, a propósito de un top 5 de filmes sobre baloncesto, y al principio me parecía reiterativo volver a ella para esta nueva selección de títulos. Pero si hablamos de documentales sobre deporte, resulta imposible saltarse o pasarse por alto este monumento en el que prima el hiperrealismo, la objetividad clínica y el rigor documental. Probablemente se trate de la referencia más sólida, precisa y consistente de esta veintena –siempre por detrás de “Tokyo Olympiad”, claro–, un laborioso, profundo y emocionante trabajo de seguimiento a dos jugadores de baloncesto de instituto y su periplo existencial, emocional y deportivo antes de llegar, si es que en algún momento tienen opción, a su sueño dorado de jugar en la NBA. Crudo como la vida misma. 3. “Baseball” (Ken Burns)

Casi veinte horas de fresco histórico dedicadas a glosar la genealogía y cronología de este gran deporte, por desgracia poco o nada conocido en Europa. Cada episodio abarca un periodo determinado y nutre de testimonios de ex jugadores, periodistas, entrenadores o personalidades fundamentales del baseball el repaso a cada década y cada momento clave de su historia. El elenco de invitados es interminable y apabullante, y complementa un monumental archivo de imágenes que cubren un siglo y medio de actividad y pasión. Si eres neófito en la materia, te atreves con el documental y después de visionarlo sigues impasible ante este deporte, es que necesitas una visita urgente al psicólogo. Para compradores compulsivos, indispensable el box-set de diez DVDs que lanzó PBS en 2004.

4. “Dogtown And Z-Boys” (Stacy Peralta)

Con el apoyo financiero de Vans y con más ingenio y pasión que medios y presupuesto, la leyenda del skate Stacy Peralta rindió homenaje al deporte urbano que él mismo ayudó a popularizar en los 70 a lo largo y ancho de la costa californiana con este documental que años después serviría de inspiración para la película “Los Amos De Dogtown”. Indudablemente, segundas partes –o, en este caso, adaptaciones ficcionadas– nunca fueron buenas si comparamos ambos títulos. El documental de Peralta, que años después retomaría su faceta como director con el también espléndido “Riding Giants”, esta vez centrado en la cultura del surf, contaba con Sean Penn como narrador y con un relato apasionado pero muy riguroso sobre el nacimiento del skate, tal y como lo conocemos ahora.

5. “Zidane: A 21st Century Portrait” (Douglas Gordon y Philippe Parreno)

Desconozco si Spike Lee se inspiró en este documental para filmar su retrato sobre Kobe Bryant, pero los parámetros son idénticos: decenas de cámaras fijadas única y exclusivamente en un jugador, sonido ambiente para aumentar la cercanía, la sensación de testimonio directo del espectador, un concepto ultratécnico y purista hasta decir basta del documental deportivo y la oportunidad de seguir a una estrella segundo a segundo. Acompañado por una excelsa banda sonora de Mogwai y liderado por un genio del fútbol de pocas palabras fuera del campo, “Zidane: A 21st Century Portrait” acabará convirtiéndose con el paso del tiempo, si es que no lo es ya, en el mejor documental de fútbol de la historia. 6. “Murderball” (Henry Alex Rubin y Dana Adam Shapiro)

Un infierno. Deporte de contacto al límite, durísimo y extenuante, cien por cien desconocido para el gran público, el rugby sobre ruedas recibe en “Murderball” el tratamiento que merece, justo y adecuado. Un documento que huye de la compasión y el sentimentalismo asociados por inercia a los deportes paralímpicos aportando buenas dosis de humor y acidez y que, de paso, radiografía el espíritu de superación y el coraje de estos deportistas –los dos grandes ejes argumentales del filme– con una actitud loable y ejemplar.

7. “More Than A Game” (Kristopher Bellman)

Imposible pasar este documental por alto, a tenor del impacto mediático y económico que ha tenido la decisión de Lebron James de moverse a Miami. Extraordinario trayecto por el origen de lo que sería todo el movimiento Lebron en la NBA, el documental acaba convirtiéndose, en realidad, en un serio y riguroso manual sobre el esfuerzo, la disciplina y el trabajo en equipo, además de un descarnado paseo por los lazos de la amistad y de las relaciones paterno-filiales. 8. “The Lost Son Of Havana” (Jonathan Hock)

En apariencia, esto es un documental melancólico y conmovedor sobre la figura del pitcher cubano de los Red Sox Luis Tiant, uno de los mejores lanzadores de todos los tiempos, y su regreso a La Habana tras 46 años en su exilio estadounidense. Una vez en materia, más allá de implicaciones estrictas del baseball, lo que encontramos es una arrebatadora y preciosa radiografía de la sociedad cubana y de la distancia infranqueable generada por el rencor y las diferencias políticas y personales entre los que se quedaron y los que escaparon. 9. “Bicycle Dreams” (Stephen Auerbach)

Cruzar Estados Unidos de costa a costa en bici. Casi cinco mil kilómetros en 10 días. Non-stop. Una de las pruebas deportivas más duras, exigentes y extremas del planeta, sólo apta para tipos de hierro con los gemelos y los cuádriceps más duros que el cemento armado. ¿Cómo es posible acercarse a este evento y a estos súperhombres sin caer en la trampa de la glorificación y la épica de baratillo? La respuesta, en “Bicycle Dreams”, documental multipremiado de espléndida factura que se mueve casi a ritmo de thriller y que acaba obteniendo resultados cinematográficos de alto voltaje. 10. “The Last Game” (Alexander H. Weinress)

Probablemente el mejor documental sobre fútbol americano que se ha podido ver nunca. Centrado en la temporada de un equipo de high school, “The Last Game” parece ideado y escrito por un guionista hábil con tendencia al drama y la épica, pero con la diferencia primordial de que todo cuanto vemos pertenece a la realidad del deporte juvenil en Estados Unidos. Un entrenador carismático, incomparable, que se enfrenta a su propio hijo, tensiones familiares, rivalidades exacerbadas y un partido final para la historia. Como “Friday Night Lights”, sí, pero de verdad y, eso sí, sin el elenco de chicas guapas de la serie.

11. “Once In A Lifetime. The History Of New York Cosmos” (John Dower y Paul Crowder)

Un tópico, sí, pero también un clásico: cuando hablamos de documentales centrados en el universo del fútbol, no hay otro referente más entretenido y divertido que éste que nos ocupa. Fascinante y curioso viaje al nacimiento de la liga de fútbol de Estados Unidos, el documental se centra en el New York Cosmos, punta de lanza del primer y fallido intento de popularizar este deporte al otro lado del Atlántico. Impagable testimonio de actualidad una vez más tras el renacido interés por el fútbol gracias al buen papel de la selección norteamericana en Sudáfrica. 12. “Kobe Doin’ Work” (Spike Lee)

Obra clínica y muy precisa del cineasta neoyorquino para ESPN, centrada en exclusiva en el juego de Kobe Bryant a lo largo y ancho de un partido. La premisa es tan simple y purista que cualquier amante del baloncesto tendría que postrarse ante este documental: treinta cámaras siguiendo durante todo el encuentro al jugador de los Lakers, con el audio real de la pista, y con el añadido de los comentarios, brillantes, apasionados, reflexivos, del protagonista. 13. “Beyond The Mat” (Barry Blaustein)

El wrestling, entre bastidores. Mucho antes de que Darren Aronofsky se fijara en las sombras y miserias de la vida de un wrestler, este documental ya había centrado su mirada en la decadencia y los aspectos más turbios de un espectáculo que tiene más de pan y circo que de deporte. Implacable, algo tremendista, pero absolutamente revelador, “Beyond The Mat” propina un mazazo de hilaridad y tristeza radical en el contexto de un show dirigido, mayoritariamente, a un público muy joven. A medio camino entre la risa histérica y el llanto.

14. “Hell On Wheels” (Pepe Danquart y Werner Schweizer)

No podía faltar en esta selección un documental sobre el Tour de Francia. Existen unos cuantos DVDs que capturan los mejores momentos de la prueba ciclista gala, pero “Hell On Wheels” es el que recoge con mayor profundidad y ambición el verdadero sentido de lo que es el Tour. La acción transcurre en la vuelta del 2003, y teniendo en cuenta la presencia de Lance Armstrong en ella como gran estrella, la opción más fácil y segura era centrar la atención del documental en el norteamericano. Pero el film prefiere fijarse en los corredores alemanes para establecer una precisa descripción del sacrificio y las subidas y bajadas físicas y mentales que atraviesan los ciclistas en una competición tan exigente. 15. “Run For Your Life” (Judd Ehrlich)

No sólo se trata de un documental íntimo y honesto sobre la figura de Fred Lebow, el creador del Maratón de Nueva York y uno de los grandes propulsores del auge popular y comercial del running en Estados Unidos, sino también un conmovedor documento sobre el nacimiento y el posterior crecimiento masivo del maratón más célebre y conocido de todo el mundo. Tan sólo por el aluvión de material de archivo de algunas de las ediciones más emocionantes y recordadas de la prueba, así como el relato de aquellos primeros corredores populares que se jugaban el pellejo trotando por la periferia de la Gran Manzana, su visionado ya es un regalo y una visita obligada para los amantes del running.

16. “Mash SF DVD” (Michael Martin y Gabe Morford)

Punta de lanza de toda la escena fixed de San Francisco y, por extensión, de Estados Unidos, el colectivo Mash dejó para la posteridad, y mucho antes de que el boom de las bicicletas de piñón fijo invadiera las calles de todo el mundo, el modus vivendi de todo un séquito de gente –mensajeros, hipsters, amantes del ciclismo urbano y demás fauna callejera– incapaz de dejar de pedalear por las crestas de cemento de la ciudad estadounidense.

17. “Spirit Of The Marathon” (Jon Durham)

Mediante las historias de seis corredores, un mix de atletas profesionales y populares, que se preparan para correr el prestigioso maratón de Chicago, el director saca adelante un vibrante y muy contagioso documento sobre la épica y el drama, físico y mental, que se esconde detrás de la prueba deportiva más fascinante, icónica y seductora del planeta. Y de rebote atesora grandes poderes motivadores: cuando acabas de verlo sólo piensas en salir al asfalto a hacer unas carreras rabiosas.

18. “Tyson” (James Toback)

No será difícil encontrar mejores documentales sobre boxeo en el mercado, sin ir más lejos los clásicos “When We Were Kings” o “Facing Ali”, pero ninguno de ellos cuenta con Mike Tyson como protagonista. La personalidad turbulenta y arrolladora del púgil queda perfectamente plasmada en un filme que tiene el arrojo y la valentía de dejar su valía en manos, o mejor dicho, en palabras del propio protagonista, que se retrata a sí mismo con extrema fidelidad.

19. “The Two Escobars” (Jeff y Michael Zimbalist)

Tenso, sórdido y atrevido documental en clave casi de thriller que busca conexiones entre los dos Escobar más célebres de la historia moderna de Colombia: Pablo Escobar, el narcotraficante más popular de Sudamérica, y Andrés Escobar, el jugador de fútbol asesinado en su país doce días después de meter un gol en propia puerta en un partido clave del Mundial de Estados Unidos.

20. “Unstrung” (Rob Klug)

Ante la ausencia de grandes documentales sobre el universo del tenis, la aparición de “Unstrung”, producido por Jim Courier, supuso un pequeño soplo de aire fresco hace tres años, sobre todo porque proponía una visión diferente de este deporte. En vez de centrarse en las grandes estrellas, idea que ya había llevado a la práctica con gracia y estilo “The Journeymen” –otro documento también muy recomendado–, su propuesta se focalizaba en el seguimiento de un selecto grupo de jugadores promesa en edad adolescente. Altibajos emocionales, la presión del triunfo, sueños rotos, trabajo exigente, edad difícil… todos los aspectos del deporte de élite a esta edad quedan perfectamente expuestos en un documento impecable.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar