Columnas

Facebook contra Google: el lanzamiento de Graph Search provoca la guerra fría

Los dos gigantes de internet luchan por copar las búsqueda en la WWW y las redes sociales. Analizamos qué cartas maneja cada uno en estas maniobras de mercado

La búsqueda y localización de información en la red siempre ha sido el Grial del éxito entre las empresas dedicadas a internet. Facebook ahora empieza a implementar su propio motor de búsqueda, con el que amenaza la hegemonía de Google. ¿Hay guerra?

1. Graph Search, un motor de búsqueda dentro de Facebook

Graph Search, el nuevo producto de Facebook, acaba de llegar a la vida de un selecto grupo de usuarios con la intención de revolucionar los hábitos de búsqueda online dentro de ese complejo y laberíntico grafo social. Como todas las novedades dentro de la red social, nadie puede elegir no formar parte. Se presupone una competencia directa con Google, y como es costumbre, se habla de atentados contra la privacidad de sus miembros. ¿Cuánto sabes de Graph Search? Aquí te lo explicamos claro, sin abrumarte con tecnicismos, que para eso ya están las revistas de tecnología.

La semana pasada, Mark Zuckerberg anunciaba el arma secreta que Facebook acaba de lanzar para mantener enganchados (aún más, si eso es posible) a los mil millones de usuarios al mes con los que cuenta actualmente. Se trata de “Graph Search”, un buscador cuya finalidad es potenciar y unificar todas las herramientas de FB para proporcionar respuestas más específicas que las que proporcionan otros buscadores en la red. Ha sido creado por Lars Rasmussen y Tom Stocky, ambos ex empleados de Google. Rasmussen es un ingeniero danés que trabajó en uno de sus más grandes y exitosos proyectos, Google Maps, además de ser uno de los precursores de Google Wave.

"Los resultados que Graph Search arrojará serán los que existan y ya estén compartidos en el universo social de Facebook"

Con este buscador, el usuario podrá finalmente hacer uso de toda la información que ha ido volcando y compartiendo con su círculo social desde el momento en que registró su cuenta, y podrá a la vez, descubrir más cosas de las que ya puede ver en su news feed o en sus notificaciones. La idea de Zuckerberg, es la de usar este buscador para obtener respuestas más precisas que las que uno podría encontrar en un buscador como, por ejemplo, Google, que provee links a sitios externos en los que uno puede encontrar lo que está buscando. Aunque todo usuario profesional de la red –o cualquier persona que trabaja con la red como herramienta– sabe que, si se teclea una pregunta específica en Google, la velocidad y la calidad de respuesta será mayor. La diferencia y la ventaja que en teoría proveerá Graph Search es que la respuesta estará hecha a medida del usuario.

Los resultados que Graph Search arrojará serán los que existan y estén compartidos en el universo social de Facebook. Con él se podrán hacer preguntas muy concretas, con el lenguaje apropiado, claro está. Si uno quiere saber “cuál es el mejor restaurante al que han ido mis amigos que viven en Nueva York”, habrá que buscar restaurantes que les gusten a mis amigos de Nueva York. O “qué música le gusta a mis amigos”, y teclear: “Música que le gusta a mis amigos”.

También se podrán hacer búsquedas de fotos y vídeos selectos, tecleando por ejemplo: “Vídeos de programas de TV que les gustan a mis amigos”, o “Todas las fotos a las que he dado me gusta”. Cosas que resultarán muy prácticas, ya que hasta ahora toda la actividad del usuario se quedaba perdida en el limbo del timeline y el activity log. ¿En realidad existe alguien que tenga tiempo de ponerse a buscar fotos, comentarios y demás? Nadie tiene la paciencia suficiente para utilizar el scroll por más de 5 minutos, y el tiempo, ya se sabe, no le sobra a nadie.

2. Un mundo más abierto y conectado

Como apunta Zuckerberg, la misión de Facebook es la de “crear un mundo más abierto y conectado”, así que un buscador de intereses comunes no hará una competencia a Google de momento. Aunque sí llega a funcionar en la práctica como en teoría -es decir, en un círculo social en el que se comparte todo abiertamente-, mucha gente va a dejar de entrar a Trip Advisor, 11870.com, Time Out y muchos otros lugares cuyo servicio es el de recomendar sitios y productos. Para muchos usuarios no hay mayor garantía que la recomendación de un amigo, conocido, compañero de trabajo, o familiar. Fiel a esa filosofía de “un mundo más abierto y conectado”, la búsqueda de gente soltera y afín se convertirá sin lugar a dudas en una de las más populares. Esto es algo que ya se pudo ver en los primeros años de Myspace y Lastfm, cuando mucha gente buscaba amistad con gente con la que podría entablar algo más, y se sabe de muchas relaciones que comenzaron en ese espacio. Así que sitios como Meetic o Match.com van a tener competencia segura, ya que está probado que la mayoría de las relaciones románticas se suelen establecer dentro del mismo círculo de amistades. Los amigos de tus amigos un buen día acaban siendo también tus amigos.

Otra de las funciones que tendrá este buscador (como apuntan desde el cuartel de FB) será la de facilitar a empresas la búsqueda de gente a la que poder reclutar. Así que si sois de los que tenéis vuestro perfil de Linkedin al día y estáis buscando empleo, ya os podéis tomar unos minutos para actualizar vuestro perfil laboral en FB. También podéis poneros las pilas para deslindaros de cualquier grupo que os haya gustado o al que os haya incluido alguien, antes de que por ellos se os empiece a encontrar en búsquedas hechas por quienes ya cuentan con el buscador. Ha llegado la hora de hacer limpieza en vuestro perfil.

El buscador, de momento, se encuentra en su versión Beta, en inglés, no está aún disponible para dispositivos móviles y sólo está siendo usado –desde el martes 22 de enero– por un pequeño porcentaje de usuarios que ya pueden buscar personas, lugares, fotos y vídeos, e intereses. Es una versión limitada y primigenia de un ambicioso proyecto que una vez desarrollado podría tener a todos los usuarios sin salir de la página para cubrir todas sus necesidades online. No suena disparatado que llegue el día en que hagamos todas nuestras búsquedas online en FB, de la misma forma en la que todas las aplicaciones que más usamos (como Spotify, Instagram, Hipstamatic, Twitter y Lastfm, por mencionar algunas) están ya conectadas con nuestra cuenta. Si este teorético escenario llega a ser posible en un futuro no muy lejano –Zuckerberg afirma que la lista de pendientes a desarrollar del Graph Search es larga y tendrá a su equipo ocupado en ello por unos cuantos años–, y la gente utiliza el buscador de FB como actualmente utiliza Google pero con la ventaja del filtrado que dará FB, entonces Google se puede empezar a preocupar. Pero de momento, debería de mantener su posición como el buscador número uno, hasta que el Graph Search crezca y se consolide.

3. Graph Search: sus problemas

¿Y qué pasa si una búsqueda no arroja ningún resultado? Cosa que puede ser muy probable si el círculo de amigos es pequeño o son gente celosa de su privacidad. Si esto sucede, aparecerá una página con resultados de la red proporcionados por Microsoft.

De momento está claro que el simple hecho de poder acceder a fotos y vídeos por fecha, por tags, por personas y por lugares, será motivo de sobra para que los usuarios le otorguen su total aprobación. Aunque, como cada innovación de FB, este buscador no deja de tener cierta controversia incrustada, y tanto los detractores de la web, como los defensores de la privacidad online no se han tardado en atacar. Durante la presentación, además de las búsquedas más básicas, sus creadores hicieron hincapié en las búsquedas de personas, sugiriendo algunas del tipo: “Amigos de mis amigos que son solteros y viven en California”. O “fotos de determinadas personas en tal fecha”, cuyos resultados pueden llegar a crear situaciones no deseadas en manos de stalkers y bunny boilers. Pero que no cunda el pánico. Todo lo que aparecerá en este buscador será lo que cada usuario permita ver. Así que si hay datos o fotos que están marcadas como “públicas”, aparecerán en la búsqueda de cualquier persona que no pertenezca a nuestro grupo de amigos. Si están marcadas como visibles únicamente para los amigos, nadie más allá de nuestro círculo podrá acceder a ellos. Es decir, nadie podrá ver algo que no estuviera visible antes. La solución es sencilla, sólo hay que configurar la privacidad de nuestro perfil y estar pendiente de las fotos en las que nos etiquetan los amigos porque, por ejemplo, éstas permanecen en el buscador incluso si nos hemos quitado la etiqueta. Para esto hay que pedir a la persona que subió la foto que la retire. Aunque lo más sensato desde un principio es no publicar ni decir nada que queramos mantener en privado.

"La idea parece estar fundamentada en la filosofía del intercambio P2P, cuanto más comparta el usuario en la red social, la experiencia será más gratificante"

Ahora, supongamos que pertenecemos al grupo de usuarios reservados y celosos de nuestra privacidad, que no compartimos demasiada información, y que como muchas otras personas, mantenemos nuestra cuenta abierta para enterarnos de lo que hacen nuestros amigos y para estar en contacto con ellos de alguna forma. Supongamos también que nuestro círculo más cercano de amigos comparte nuestras ideas sobre la privacidad y se rehúsan a proporcionar información online. ¿Será nuestra experiencia en Graph Search cercana a la de los usuarios adictos con una cantidad mayor de amigos que nosotros? Probablemente no. Probablemente sea una basura. Probablemente las respuestas que recibamos sean distantes a lo que realmente buscamos, ya que estarán basadas en amigos no tan cercanos, o serán, directamente inexistentes. La idea del Graph Search, parece estar fundamentada en la filosofía del intercambio P2P (persona a persona), cuanto más información comparta el usuario con su red social, su experiencia será más gratificante.

De momento, nos toca esperar para ver en primera persona el buscador en acción, porque no se sabe aún cuando estará disponible para los usuarios de otros idiomas, aparte del inglés. Pero mientras eso sucede, y para completar los demos del funcionamiento del buscador en los vídeos de FB, Kerri Hicks, manager de comunicaciones online de la Universidad de Rhode Island, nos ha contado como ha sido su primer encuentro con Graph Search.

“El comportamiento es interesante: cuando comienzas a teclear tu búsqueda, intenta predecir lo que quieres. Pero no te deja teclear cualquier cosa… autocompleta por ti, y entonces te da algunas opciones de búsqueda. Si busco ‘fotos de mis amigos a los que les gusta el sushi’, me muestra cientos de fotos de gente en mi lista de amigos que han dicho que les gustaba el sushi. Es bastante guay. Es como mostrarte grupos sin que sean grupos realmente. Aunque no te puedes comunicar con toda esa gente de golpe, para hacerlo tienes que ir al perfil de cada uno de ellos”.

Obviamente, un buscador con acceso a la información y a la opinión de millones de usuarios puede tener su valor cómico y convertirse, al igual que la maravillosa ‘Yahoo respuestas’, en una fuente inagotable de carcajadas. Y más ha tardado FB en habilitar el buscador que las mentes ociosas en crear un Tumblr con pantallazos de búsquedas reales, que no tiene desperdicio.

La mayoría de los artículos que se han publicado hasta la fecha sobre Graph Search mencionan una rivalidad entre Google y su Google + con Facebook. ¿En serio? ¿Por qué tendremos la manía de comparar todo? ¿Por qué somos tan extremistas? O amamos u odiamos, o ambas cosas a partes iguales como suele ser el caso de muchos usuarios de FB entre los que me incluyo, pero aparte de quejarnos no hacemos mucho por profundizar, simplemente rajamos y hablamos de privacidad y amenazamos con abandonar un servicio para suplirlo con el otro, día sí y día no.

Pero, ¿hay realmente competencia entre ellos?

4. Las cartas que juega Google

Primero, hay que tener muy claro que estamos hablando de dos cosas completamente distintas. Dos webs que nacieron con una finalidad totalmente diferente, y que están intentando extender su alcance en el campo de acción del contrario, pero sin hacerlo a tontas y a locas.

La forma en la que Google + está abriéndose paso en el ecosistema es bastante interesante. Hay que tener en cuenta que el buscador de Google es la página número uno en visitas en el mundo, que tiene mucho más capital y muchos más empleados que FB y que, sobre todo, le lleva muchos años de ventaja. Dicho esto, hay que recordar que a finales del año pasado FB alcanzó el billón de usuarios, cosa que todavía le queda lejos a G+. Aunque supera a FB en ciertos aspectos, como la comunicación en grupo. ¿A alguien le suena tener que perder tiempo haciendo grupos en FB para poder mandar un mensaje específico? ¿O lanzar un mensaje a todos los contactos con el riesgo de ser un pesado o de que dicho mensaje quede sepultado entre otros cientos?

G+ está haciendo las cosas de forma más sopesada, perfilándose como una herramienta más para los usuarios que la utilizan de forma profesional, como por ejemplo, si tienes un móvil con tecnología Android, cada foto que tomas se sube instantáneamente a G+, y todo es secreto/privado hasta que tú lo dices, todo se encuentra listo para el momento en el que tu decidas compartirlo. Esto es un atajo para fotógrafos y periodistas, con el que FB no cuenta de momento.

"Es absurdo buscar un ganador y un perdedor cuando claramente sirven para distintas finalidades y conectan con diferentes canales"

Si se busca ‘comunicación social’, el lugar indicado es FB, simple y sencillamente porque TODO el mundo está ahí. Desde el amigo más geek hasta la abuela que tuvo que tomar un curso introductorio para poder estar en contacto con sus amistades y familia, pasando por la madre terrorista que etiqueta montones de fotos embarazosas de la infancia y juventud de sus retoños, pensando que les está haciendo un favor.

Si se quiere tener una comunicación más seria, si se quiere trabajar, G+ es el lugar indicado. Primero porque no están ni tu madre ni tu abuela, y principalmente, porque a diferencia de FB, no está inundado de basura, juegos anodinos, gente tonta y superflua, sí, esos a los que les hicimos amigos nuestros tras una noche loca de copas, o gente que no nos interesa en absoluto, pero no tuvimos el corazón para negarles amistad. La gente que utiliza G+ suele tener un mayor conocimiento de internet y de la tecnología, suelen trabajar en desarrollo de internet, o en ingeniería, por ejemplo, mientras que la gente que utiliza FB es gente que muchas veces no tiene ni idea de cómo mandar un mensaje y acaba ventilando intimidades en el muro del destinatario. La gente que utiliza G+ lo hace con fines profesionales, para lo social, ya tienen cuenta de FB. Lo curioso es que, de alguna forma u otra, todo el mundo está también en G+, y cada vez más gente utiliza móviles Android, usando el buscador de Google y otras herramientas de Google, así que G+ es una extensión natural.

Es absurdo buscar un ganador y un perdedor cuando claramente sirven para distintas finalidades y conectan con diferentes canales. Además, ambas redes se encuentran en constante implementación y crecimiento. Decir que uno es mejor que otro mientras siguen siendo un ‘work in progress’, es tan ilógico como discutir con los amigos sobre a qué bar se irá uno un viernes por la tarde. En realidad no importa si las copas son malas o si la música es buena, si no quién está ahí. Y eso es lo que precisamente va a definir el futuro de ambos.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar