Columnas

Echando Raíces

Un viaje folk alrededor del mundo, con Bon Iver, Feist y DePedro, por los festivales musicales de julio

Una nueva entrega sobre folk & roots de nuestra columnista Tori Sparks (una cantautora, también, que deberías escuchar, por cierto). El verano está aquí y julio es el mes rey de los festivales. Aquí va, pues, una selección de conciertos y artistas que no deberías perderte, de Chicago a Barcelona.

Verano: playa, mojitos, festivales musicales. Ésta es, básicamente, la Santísima Trinidad de los meses de julio y agosto.

Retrocedamos, sin embargo, a los años 60s: el rock‘n’roll aún estaba en su infancia, la escena musical folk estaba experimentando un gran ascenso. Los dioses de la música en directo dijeron, “Hágase Woodstock y hágase el Monterrey Pop Fest”. Y así fue.

Pero en eso se quedó más o menos todo. Había pocos festivales, muchos menos que ahora, aunque los que existían eran grandiosos.

Actualmente hay tantos festivales como bandas dispuestas a tocar en ellos. Como músico y melómana es gratificante ver el número total de festis que han florecido en las últimas décadas en todos los géneros, desde la música experimental a la clásica. También puede ser un poco abrumador. ¿A dónde ir? ¿Qué ver? ¿Cómo decidir? Googlear “festivales musicales de julio” da más resultados que “fotos de Lindsay Lohan desnuda”. Pero no entres en pánico, estamos aquí para ayudar.

Centrándonos en los artistas de inclinación Roots, Folk, Blues y Americana, aquí va una selección de artistas que recomendamos encarecidamente este mes, así como los festivales en los que podéis verles. Algunos de ellos son festis de folk al uso; otros ofrecen una gran variedad de estilos. Abrochaos vuestros cinturones proverbiales… ¡y vamos allá!

1.

Banda: Bon Iver

Procedencia: Eau Claire, Wisconsin, Estados Unidos

Suena a: Folk Psicodélico Naturalista

Les verás en: Latitude Festival – Suffolk, Reino Unido

Punteos de guitarras, xilófonos, lap steel, armonías vocales a capas. La banda es en realidad un proyecto de Justin Vernon (piensa en una banda de solista tipo Sam Beam / Iron And Wine), pero en palabras de Vernon, “uno es quien le rodea”. A menudo colabora con músicos como Greg Leisz ( pedal steel para Lucinda Williams y Bill Frisell), Colin Stetson (saxo para Tom Waits y Arcade Fire), C.J. Camerieri (fiscornio para Rufus Wainwright y Sufjan Stevens), etcétera. No ha dejado atrás a su cuadrilla de músicos habituales –Sean Carey, Mike Noyce y Matt McCaughan–, que fueron quienes tocaron en su debut de 2008, “For Emma, Forever Ago”. Entra en su web y podrás ver imágenes visuales de mares ondulantes, campos neblinosos con bandadas de pájaros que se posan en el rocío, fotos aéreas de la Tierra, ondulando bajo una biografía que se lee más como poesía que como marketing (que es, por sí misma, marketing…). Pero lo que les desmarca de artistas similares es su perpetua voluntad de experimentar con arreglos, como en la canción “Calgary” de su nuevo álbum, Bon Iver, Bon Iver. Lo que empieza sonando como un canto fúnebre se convierte en indie folk-pop, todo en cuatro minutos. No te preocupes si no puedes entender la letra: cuando te sientas a leerla no tiene necesariamente sentido, pero ahí reside la diversión de la licencia artística. Vernon pinta dibujos bellos y vagamente apocalípticos, siempre y cuando cierres los ojos y lo asimiles en lugar de tratar de analizarlo o comprenderlo de una manera literal o lineal.

Puedes ver a Bon Iver en España el 22 de julio (Palacio Euskalduna, Bilbao) y el 27 de julio (Poble Espanyol, Barcelona), pero si no puedes esperar los tendrás en el Latitude Festival de Suffolk (Reino Unido) el 13 de julio. El festival en sí empieza el jueves 12 de junio y termina el domingo 15 e incluye a una variedad de artistas en nada menos que 19 escenarios o localizaciones. Otros grupos en el cartel incluyen a Esperanza Spalding, Buena Vista Social Club, Explosions In The Sky, Ben Howard y muchos más. Entra en su web oficial para consultar la programación completa. Cine, música, actividades infantiles, poesía, teatro, arte, comedia, moda –pide lo que quieras y se te concederá–. Sea lo sea lo que te vaya, lo tienen en Latitude…

…bueno, casi todo lo que te pueda gustar. Para aquellos a quienes no les ponga nada de lo descrito arriba y necesiten algo extremo, siempre tendrán el Burning Man en Nevada (Estados Unidos) en agosto. Y ahora de vuelta a las raíces…

2.

La banda: DePedro

Procedencia: Madrid

Suena a: Folk Rock Español Inteligente

Les verás en: Cruïlla BCN (Barcelona)

El madrileño lo canta casi todo en castellano, y ocasionalmente en inglés. Además, convierte el “folk rock” en algo bueno. La influencia musical de sus extensos viajes por Estados Unidos y México se refleja en el polvoriento filo western que asoma a través del, por lo demás, resplandeciente brillo de las canciones de su álbum de debut, “DePedro”. El espacio en los arreglos permite que el sonido de cada instrumento brille, incluyendo especialmente la a ratos suave, y a ratos áspera, voz del líder y fundador, Jairo Zavala. La música es buena en el sentido de que es memorable sin ser tan poppy que acaba poniéndote de los nervios, melancólica sin llegar a ser depresiva, exuberante sin ser hortera. Las letras van desde la política hasta los lazos familiares pasando por el amor perdido y la filosofía de vida.

Es un poco extraño que no haya más gente que conozca a estos chicos. Les vi tocar en South By Southwest de 2011, les han dado bombo en National Geographic World Music, y Zavala ha cantando en duetos televisados con la súper trendy (y folkie también) Russian Red. Empezó su carrera escribiendo para estrellas españolas como Amparanoia, Los Coronas y bandas similares, y entró en la escena internacional cuando el grupo de indie-rock americano Calexico le pidió que girase con ellos como guitarrista. Hasta la fecha, DePedro ha publicado dos álbumes, y tiende a aparecer en festivales de rock pequeños como el que viene a continuación.

Podrás verlos en el primer día del festival Cruïlla BCN, el 6 de julio. El Cruïlla es un evento compacto –dos días, dos escenarios– pero es un festival especial, pues su programación siempre abarca una amplia variedad de música de calidad. Hay que tener en cuenta que no es un festival de acústicos. M.I.A. es una de los cabezas de cartel. Este año los artistas programados van desde el icono rock Iggy Pop hasta el grupo femenino de flamenco Las Migas, pasando por el dúo invidente africano Amadou & Mariam y el gypsy punk bizarro (en el buen sentido del término) de Gogol Bordello. Para más información, consulta la web. Dos euros de cada entrada vendida irán a parar a la ONG Amnistía Internacional.

3.

Banda: Feist

Procedencia: Amherst, Nueva Escocia, Canadá

Suenan a: Indie folk atmosférico

Les verás en: Pitchfork Music Festival – Chicago, Estados Unidos

La música de Feist engloba lo mejor del sonido ambient, con elementos electrónicos e instrumentación acústica para crear un intrigante sonido que ha sido copiado decenas de veces desde que editara su álbum de debut en solitario, “Monarch”, en 1999, y todavía más desde su primer éxito comercial con “Let It Die” en 2004.

Leslie Feist empezó como corista en varias bandas hasta recalar en la formación canadiense Broken Social Scene, con los que experimentó por primera vez las mieles del éxito en la música. Desde entonces, Feist ha colaborado con todo el mundo; Wilco, Grizzly Bear, Beck, ha versionado a Velvet Underground y la lista podría ser interminable. Pero, incluso tras hacerse con un premio Juno y un Grammy, ella todavía sigue tan extravagantemente sencilla como siempre. Feist incluye compañías teatrales de marionetas en sus vídeos y sonidos como el vaivén de las olas o bandadas de pájaros en sus discos. Canciones como “Brandy Alexander”, donde compara un amante con la bebida espiritual, son casi clásicas en su simplicidad. “1234” tiene la suficiente vidilla como para que formara parte de Los Teleñecos, mientras que “The Park” es un lamento capaz de romperte el corazón. En definitiva, material muy guay, altamente recomendable.

Feist estará tocando en el Pitchfork Music Festival de Chicago, concretamente en la primera jornada el 13 de julio. En el Festival, que durará hasta el día 15 de julio, también se podrán disfrutar las actuaciones de Hot Chip, Godspeed You! Black Emperor y Vampire Weekend, convirtiendo a la canadiense en uno de los estandartes folkies del line-up. Como ya sabréis, Pitchfork es una de las publicaciones musicales más en la onda, tal y como refleja la programación de este año en el Festival que lleva su nombre. El evento tendrá lugar en el Union Park de La Ciudad del Viento, llueva o haga sol. Para adquirir tus entradas o informarte, clica aquí.

4.

Banda: Mike Farris & The Cumberland Saints

Procedencia: Nashville, Tennessee, Estados Unidos

Suenan a: Roots + Gospel x Blues = Rock (de alguna manera, es así)

Mike fue el líder al frente de la banda rock de los noventa The Screaming Cheetah Wheelies. Después de quitarse de la droga y darse a la religión, renació como una de las voces más distinguidas de la escena roots music. Ha ganado un premio Dove y un Americana Music en los Estados Unidos, que no es moco de pavo si se tiene en cuenta su pasado descarriado y el conservadurismo de ambos galardones.

Su voz es capaz de atravesar cualquier sonido (¿?) como una trompeta de Nueva Orleans, y su música se extiende desde el desaliento genuino generado por sus luchas personales hasta la reinterpretación de canciones con 200 años de tradición. Todo ello aderezado con una ración de soul y una sección de metales asesina. Los discos y los directos de Farris podrían acoger el gangoso sonido de una guitarra de acero con pedal, cortesía de algunos de los mejores músicos de Nashville, o la tersura de los acompañamientos vocales de las McCrary Sisters, pero siempre teniendo toda la energía de un show de rock and roll underground. Ha participado como vocalista en el último álbum de Patty Griffin, “Downtown Church”, y es un habitual encontrarle en el circuito de festivales. Podrás verle en el Vancouver Folk Festival, aunque la hora y fecha exacta están todavía por confirmar. Mike tocará con un formato de banda simplificado (The Cumberland Saints) en lugar de con la formación de nueve miembros Roseland Rhythm Revue.

Como habrás podido deducir por su nombre, este festival está orientado totalmente a la música folk. Aunque pueda tener cierto espíritu rockero, sonará música de base acústica y de todas las partes del mundo. Otros de los artistas que participan en el Vancouver Folk Festival son la estrella del country Lucinda Williams, la canadiense Amelica Curran, Alejandra Robles de México, la reina americana del DIY Ani DiFranco o Sidi Toure desde Mali. El festival tendrá lugar del 13 al 15 de julio (los astros se han alineado para que muchos de los festivales se celebren en esos tres días). Los organizadores llevan dando férreo apoyo a este género desde hace 35 años. Siete escenarios, un mercadillo artesanal y, para los más pequeños, el “Little Folks Village”, todo situado a las orillas de un precioso lago. No hay que perdérselo.

[nota para completar el interés: Mike Farris contribuyó con su voz en dos de las canciones del último disco, publicado en otoño de 2011, de la autora de este artículo. Ella le pidió a Ferris que participara porque piensa que él es lo más. Y con esto, ya está todo dicho.]

5.

Banda: Guy Forsyth Band

Procedencia: Austin, Texas, Estados Unidos

Suenan a: música Americana con sabor tejano, es decir, “música radiada en la madrugada y cajoneras de tiendas de discos de ocasión”

Tengo que decir que soy fan de cualquier persona que tenga una versión animada e interactiva de sí misma en su website jugando con molinillos de viento, tocando una hoja sonora y cantando la versión payasa a cappella del “Bohemian Rhapsody” de Queen. Además, la música de Guy Forsyth es bastante genial. Su voz no es precisamente hermosa, pero representa su papel de un modo que recuerda algo a Nick Cave. Los arreglos musicales son simples: Fender Telecasters elásticas y chirriantes harmónicas que suenan al lado más country del mundo Americana. Sus comienzos como músico callejero le llevaron de Nueva Orleans a Nepal hasta que consiguió un contrato discográfico en los 90s, a pesar de que ahora edite sus discos en su propio sello, Small and Nimble Records.

En su último álbum, Guy toca “guitarras acústicas National, barítonas y coral sital, ukelele, armónica, serrucho y loops”, además de cantar. El primer corte, “Where’d You Get The Music?”, es un ataque directamente dirigido a aquellos fans que escogen robar música antes que comprarla . “True Friends” y “Leave Me Alone” son igualmente honestas, aunque a ratos sus letras puedan ser extremadamente simples. Son sentimientos con los que se podría identificar cualquiera, en cualquier sitio. Con un tono desolado y semi-borracho canta lentamente cosas como “I keep joking about taking off to London. Maybe it wouldn’t be such a bad idea.” Y en “Calico Girl,” repite una y otra vez “where will I find her, where will I find her, where will I find her”, hasta que su desesperación resulta palpable. Buenas cosas de un chico de campo de Texas que no tiene miedo de mostrarse tal y como es.

El Cognac Blues Passions Festival se celebra en la Ciudad de la Luz, eso es, París. A pesar de su nombre, el cartel no es estrictamente blues. Con Sting y The Cranberries como cabezas de cartel, está definitivamente diseñado para atraer a las masas, pero también es una buena muestra de bandas de blues de Francia, Canadá, África, Estados Unidos, Reino Unido y otros lugares. Tiene espacio entre el 3 y el 8 de julio. Presenta once escenarios, que van desde carpas a clubes pasando por teatros o el espacio de “street music” (una forma sofisticada y oficial de busking). Aquí tenéis su web, donde podréis encontrar el programa, información sobre entradas y una explicación de cómo mantienen su festival eco-friendly. C’est bon.

6.

Banda: Neko Case

Procedencia: Tacoma, Washington, Estados Unidos

Suena a: Anachronistic Alternative Country

Puedes verla en: Lowdown Hudson Blues Festival – New York City, Estados Unidos

Encabeza un festival de blues, pero ella no es blues. Al menos no exactamente. Lo suyo sería algo así como country alternativo tan ambiental como rockero. O también podríamos definirlo como una forma muy interesante de Americana. (Nota: Si leíste el primer artículo de esta serie, en el que intentábamos definir la música Roots, folk” o Americana, probablemente cojas la idea).

Neko destaca por más cosas además de por su encendido pelo rojizo y su look vintage. Su mezcla de sonidos nuevos y antiguos, combinado con su fuerte y pura voz y sus letras de “folk noir”, la diferencian del grueso de chicas con guitarras. (No encontrarás letras como: “He laid down on the floor and slept like iron, while the dirty knife worked deep into his spine” en un disco de Jewel, sin ánimo de ofender, Jewel). Suena como una niña pequeña y una anciana centenaria al mismo tiempo.

Neko empezó cantando con The New Pornographers, para después editar hasta siete álbumes en solitario en trece años. Tiene un blog en el que escribe sobre Visqueen, horchata y su odio hacia WalMart. Amenazó con “joder seriamente” a un fan que alcanzó en la cabeza a Carl Newman, cantante de The New Pornographers, con un CD durante un concierto en 2010. Es estrafalaria pero puede serlo porque su música habla por sí misma. Además de sus composiciones originales, también ha grabado versiones de canciones de Loretta Lynn, Tom Waits, Randy Newman, Buffy Saint-Marie, y Hank Williams.

Case y Buddy Guy serán los cabezas de cartel del Lowdown Hudson Blues Festival (New York City, Estados Unidos). El festival tendrá lugar entre el 11 y el 12 de julio en la plaza exterior del World Financial Center de Manhattan. Éste es el único festival de blues gratuito de Nueva York, y es solamente su segunda edición. Otros participantes son John Mayall, Charles Bradley and His Extraordinaires, y He’s My Brother She’s My Sister. La música sonará de las 18:00h a las 21:30h ambos días. Los detalles están aquí.

Que quede claro, nadie debería perderse tampoco a Buddy Guy. En una ocasión vi al tipo saltando al público desde el escenario en el New Orleans Jazz Festival. No podías verle pero podías oírle tocar su característica guitarra a topos alrededor en medio de los gritos de la audiencia, quienes no parecían decidirse entre unirse a él o abrirle camino. Rompió dos cuerdas y aún así fue capaz de sonar como uno de los reyes del blues. Algo que, a sus 75 años, definitivamente es.

¿Habéis tenido suficiente? ¿Estáis lo suficientemente excitados ya?

Estos son solo algunos ejemplos de las docenas de alternativas musicales para vuestro verano. Julio es el mes para salir por ahí y descubrir nueva música o redescubrir una formación clásica, estés en el lugar donde estés de este divertido planeta azul. Una de las ventajas de acudir a festivales específicamente de folk (en los que los instrumentos suelen ser tradicionales, aunque la música no tenga por qué serlo), es que la mayoría de la música se puede reproducir con mucha exactitud en directo. Prácticamente no intervienen ordenadores, por no decir ninguno, por lo que escuchareis la música tal y como fue concebida y producida por el artista.

Algunos consejos de supervivencia básicos de alguien que suele olvidarlos: consulta los horarios del festival por adelantado. Llévate protección solar. Lleva dinero encima. Llévate a un amigo. Bebe al menos un botellín de agua por cada cerveza o bebida-alcohólica-en-vaso-de-plástico que tomes. Pásalo bien.

Nuestros amigos de Music Festival Junkies han confeccionado una lista de festivales de alrededor del globo de todos los géneros. Haz click aquí para más información.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar