PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Columnas

Dicen de Vigalondo que…

Amigos, colaboradores y fans opinan sobre el trabajo del director de “Extraterrestre”

Coincidiendo con el estreno de “Extraterrestre”, hemos querido volver sobre la obra de Nacho Vigalondo, toda ella, para quererla y comprenderla mejor. Por eso, hemos llamado a 15 amigos que nos dan su peculiar visión sobre muescas de su universo.

Cuando me sugirieron escribir sobre Nacho Vigalondo me estresé. Una cosa es escribir sobre sus películas, cosa que he hecho desde el principio, y otra cosa es escribir sobre él. Es quizá el cineasta más hiperactivo, polifacético, multiplicado y mediático que me viene a la cabeza. También representa una forma alternativa de hacer cine –libre y escurridiza– y sus propuestas se alimentan de la cultura popular a la vez que ésta lleva un tiempo alimentándose de ellas. Eso me obligaba a hablar de tantas cosas que egoístamente pedí ayuda. Propuse a varias personas a las que admiro muchísimo que eligieran una pieza suya y la comentaran. No es una elección caprichosa o al tuntún. Todos estos autores de distintas disciplinas tienen mucho que ver con Vigalondo. Algunos son amigos, otros son fans y la mayoría son las dos cosas. Muchos han trabajado con él o han defendido sus propuestas desde el principio, cuando Twitter estaba por venir. La mayoría tienen un feedback creativo (consciente o inconsciente) con él. Y todos, absolutamente todos, forman parte de un mismo paisaje cultural y, sí, me atrevo a decir, emocional. He aquí un divertido, emocionante y lucidísimo repaso de sus trabajos. Me encantan estos textos porque, de alguna manera, funcionan como compendio de una de las pocas filmografías en las que las notas en una servilleta de papel tienen tanta importancia como la última versión del guión. Las piezas están por orden cronológico, veréis que tenía todo el sentido.

Un millón de gracias a todos los que habéis colaborado.

1. “Una Lección De Cine” (1994).

Por Borja Crespo (autor de cómics y realizador)

“Cuando vi por primera vez esta pieza maestra, que puede degustarse en la red ripeada de VHS con majestuosos drops que le aportan carácter, descubrí de sopetón al genio que hay en Nacho. Lo admití. En tan poco tiempo, en apenas unos segundos, decía –dice– mucho sobre un medio, el audiovisual, necesitado de creadores impredecibles como este cántabro de caótico cerebro capaz de jugar con nosotros como un niño grande poseído por el cine”.

2. “Me huele el pito a canela” (2001), vídeo que recoge una actuación de Nacho Vigalondo y el actor Alejandro Tejería en el programa de Telemadrid ‘Esta Es Mi Gente’, presentado por Jesús Vázquez.

"No me cansaré de reivindicar a Nacho como una mente extremadamente brillante, casi desconchada”.

Por Miguel Noguera (humorista, escritor y dibujante, autor de “Hervir Un Oso” y “Ultraviolencia”)

“Bueno, no sé cómo llegó a darse el trifásico Jesús Vázquez-Nacho Vigalondo-Leonardo Dantés. Pero estamos ante una confluencia única que no volverá a repetirse, al menos bajo esa misma jerarquía de poderes (Dantés como gurú iniciador, Vázquez como payaso augusto, y Nacho y Alejandro como dos pobres pícaros, más bien aprendices de pícaro, que no tienen dónde caerse muertos y vagan por el mundo con su guitarra y su buen humor, amigos de la taberna y el jaleo, que no le dirán no a un buen chapuzón en el abrevadero de los caballos y bueno, podríamos seguir durante horas definiendo ese arquetipo, pero no tiene sentido continuar).

La canción original es más larga; pero básicamente nos cuenta la historia de un hombre al que le huele el pito a canela y cómo esa rareza le confiere valor en el campo de la prostitución. La estrofa final de la canción, marcadamente sensorial, alude a la elaboración de una natilla etérea gracias a la mezcla del olor a canela del pene del protagonista y el aroma de vainilla que supuestamente emana del sexo de una mujer que el protagonista intenta seducir. Nacho ha interpretado la canción en múltiples escenarios acompañado por Alejandro e incluso en solitario.

La aparición de Nacho en el programa “Esta Es Mi Gente” resume su posición ante la existencia. No es necesario recurrir a más fuentes. Ahí se condensa todo como en una semilla semiseca: la alegría de vivir, el doble registro (una supuesta humillación pública que al mismo tiempo maravilla a los seguidores de Nacho) y la ciencia-ficción (que no sale para nada en el vídeo, pero en fin, ya os he advertido que la semilla estaba semiseca).

Viva Nacho, y viva sus cosas. No me cansaré de reivindicar a Nacho como una mente extremadamente brillante, casi desconchada”.

3. “Código 7” (2002)

Por Borja Cobeaga (director de cine, suyas son “Pagafantas” y “No Controles”)

“‘Código 7’ es la pieza fundacional del estilo de Nacho. Lo mejor que hace Nacho es dotar al costumbrismo de una dimensión fantástica. Él lo ha llamado alguna vez ‘ciencia-ficción barata’ y está presente en todos sus trabajos. ‘Código 7’ es un corto de ciencia-ficción. Eso en innegable, pero también lo es que no hay efectos especiales: sólo un tío mirando una cafetera. Que con ese material Nacho sea capaz de crear épica hace que ‘Código 7’ me parezca el mejor corto que he visto”.

4. “7:35 De La Mañana” (2003)

Por José Luis Rebordinos (director del Festival de San Sebastián)

“‘7:35 De La Mañana’ es Nacho Vigalondo en estado puro. Es una comedia, es un drama, es un musical… es un cortometraje lleno de imaginación, desquiciado, con ese sentido del humor de Nacho, soterrado y loco, que a veces algunos no entienden… o no quieren. Para mí, que adoro el formato corto, uno de los mejores cortometrajes de la historia del cine español… ¡Nacho, vuelve al formato corto de vez en cuando!”

1

5. “7:35 De La Mañana” (2003)

Por Juan Antonio Bayona (director de cine, suyas son “El Orfanato” y la pendiente de estreno “Lo Imposible”)

“La primera vez que vi “7:35 De La Mañana” estaba en la playa, descansando durante el festival de comedia de Peñíscola. Todo el mundo estaba dormitando menos Nacho, que se empeñaba en enseñarnos el corto en un ordenador. El sol abrasador no me dejaba ver la pantalla, y sufría por ese portátil encima de la arena. Sin embargo, el corto me pareció brillante. No esperaba menos porque conocía a Nacho desde hacía años. Le di un par de sugerencias. No me hizo ni caso. Es de agradecer”.

6. “Choque” (2005)

Por Noel Ceballos (crítico de cine)

“Hay una pared, no por metafórica menos eterna, contra la que lo masculino está destinada a colisionar. Una y otra vez. Siempre. A veces adquiere la forma de deseo perverso (unos prismáticos y unas tijeras), otras se transmuta en épica de la renuncia (un platillo volante sobre Madrid), otras en desviaciones sentimentales de la cultura pop (secuelas chanantes), otras en una incapacidad casi congénita para hacerse entender ante el ser amado (explosivos a las 7.35 AM, Marisa mutante, domingo de invasión). Hay una sola ocasión en la que todo eso se resume en diez minutos rotundos, decisivos, inapelables. El choque perfecto”.

7. “Domingo” (2005)

Por Todd Brown (crítico y fundador de la web de referencia, especializada en cine de género, Twitch)

“Lo bonito de ‘Domingo’ es lo bien que capta la habilidad de Vigalondo para cruzar lo absurdo y lo cotidiano. Su negativa a darte lo que esperas hace que sea divertido, y su manera de capturar el carácter de esa pareja que se pelea sin enseñarte nada lo hace excepcional. A veces lo más difícil es enseñar la nada, y Vigalondo aquí no sólo lo consigue, sino que encima hace que sea divertida”.

8. “Domingo” (2005)

Por Carlos Vermut (autor de cómics y cineasta, ha dirigido “Diamond Flash”)

“Es lógico pensar, si has visto ‘Domingo’, el cortometraje de Nacho Vigalondo, que ‘Extraterrestre’, su nueva película, tiene en esta pieza su punto de partida. Lo que más me inquieta y encanta de la ficción de Vigalondo es la capacidad que tiene para construir (y destruir) expectativas basadas siempre en la reacción de personas ordinarias ante situaciones extraordinarias. Lo importante nunca es lo fantástico, pues lo fantástico, en el universo Vigalondo, es sólo la chispa que enciende la mecha. ‘Domingo’ podría suceder exactamente durante la misma invasión en la que se centra ‘Extraterrestre’, sin embargo estos protagonistas están en la sierra y no en un piso de Lavapiés. Yo quiero pensar que es así y que el cortometraje y el largometraje son dos cámaras puestas en diferentes lugares grabando lo mismo. Algo misterioso, inquietante e indescifrable para los seres humanos. ¿La nave extraterrestre? No, el amor”.

9. “Gremlins 3” (2006), sketch para el programa La Hora Chanante

Por Xavi Daura y Esteban Navarro (forman el dúo cómico Venga Monjas)

“Este sketch para ‘La Hora Chanante’ nos enseña algo tan cierto como el hambre: después de una gran aventura siempre llega una inmensa depresión. En medio de esos dos estados quizás pasas una semanita de entusiasmo, que es donde, hábilmente, los estudios de cine deciden colocar el final de todas estas películas. ¿Qué pasa en los años posteriores a haber vencido los monstruos? Pues que te encuentras en el salón triste de un hotel, aprovechando el buffet libre del desayuno para volver otra vez a la cama. Y así es como nos hemos encontrado a Vigalondo siempre que hemos pasado un rato con él”.

10. “Los Cronocrímenes” (2007)

Por Joël Iriarte (Joe Crepúsculo)

“‘Los Cronocrímenes’, con su trama en la que se superponen las realidades del protagonista en su propio devenir por el tiempo, tiene todas cualidades de un clásico del cine contemporáneo. El cómo crear este palacio tan esplendoroso con tan pocos elementos me recuerda a los antiguos constructores de las catedrales. Como un torbellino en el que las piezas del puzle se van mostrando una a una cabalga esta historia de unos personajes sumidos en un lapsus temporal. Y el hacedor Vigalondo descubre con maestría todas sus cartas, cómo la ciencia-ficción puede erigirse sin necesidad de los, muchas veces, aburridos efectos especiales hollywoodienses. Y que al final de todo, lo que nos interesa y lo que nos deja el poso, es que la estructura de lo que estamos viendo sea férrea y mantenga las grandes embestidas”.

11. “Regreso Al Futuro IV” (2008), sketch para ‘Muchachada Nui’

Por Miqui Otero (escritor y articulista)

“Corría por el patio la leyenda de que un tal Carlos poseía el VHS de ‘Los Goonies 2’. Habríamos atracado hasta al salesiano más enrollado, la tienda de chucherías del anciano de la ONCE y los armarios del ATS del colegio para poner a sus pies todo nuestro capital a cambio de ver veinte minutos de esa cinta. Habríamos dicho sí a cualquier condición con la inconsciencia con la que aceptamos las tropecientas condiciones de una aplicación de Apple (ya nos pasarán cuentas). A ciegas; a lo loco. Pues bien, será verdad lo de que llorarás más por las plegarias atendidas. Nacho Vigalondo y ‘Muchachada Nui’ nos concedieron el deseo de ver una de esas secuelas improbables. El gag de Vigalondo ‘Regreso Al Futuro IV’ nos presenta a un McFly de hueso ancho, que se pimpla día a día el Guadalquivir en solisombras y sigue esperando en la barra a que llegue el futuro. Sí, es cierto, en la Casa Blanca hay un negro (café con leche, más bien, yo creo que lo pintan como a Baltasar en la cabalgata) y en las noticias de La 2 a veces sale un robot japonés que hace tortillas, pero el futuro ya no es lo que era. El McFly Areces tiene nostalgia de un futuro. Como él, perspicaz, anuncia: ‘Algo ha cambiado el continuo espacio-temporal y este no es el futuro que nos corresponde’. Esta secuela fake podría marcar tanto a nuestra generación como lo hizo la trilogía original: por profética (se emitió en 2008, lo de la crisis era aún leyenda urbana), por descacharrante, por descarada, por triste. También por el musical final, que, con la comedia, siempre ha sido el género del colapso económico. Si como cantan en el gag, ‘el futuro parece una peli barata, parece cine español’, Vigalondo demuestra con sus pelis, con sus cortos, con sus comentarios, incluso con sus anuncios (el de los universos paralelos para Nokia es de traca) que puede existir otro futuro. Las pistas del mapa a ese futuro alternativo deben estar en su libreta de notas, si es que le hace falta usar una”.

12. Marisa (2009)

Por Mireia Pérez (historietista e ilustradora, autora del cómic “La Muchacha Salvaje”)

“A veces pienso que si a Nacho le diera de repente por utilizar el romanticismo alemán, los safaris o el género policíaco en lugar de los viajes en el tiempo o los extraterrestres como excusa para construir historias tendría el mismo éxito en sus resultados. Marisa es un relato de amor estremecedor de apenas tres minutos y medio. Una pirueta ingeniosa donde Vigalondo se escuda en lo fantástico para soltar una bofetada sentimental como pocas. Recuerdo que cuando estuvieron buscando a las actrices para el rodaje (aparecen alrededor de 100 mujeres) quise presentarme, pero todavía no conocía a Nacho y supongo que me dio vergüenza. Ahora lo veo y me gusta pensar que también estoy ahí, dentro de Marisa”.

13. “El Hombre Elefante 2” (2009), sketch para el programa ‘Muchachada Nui’

Por Joaquín Reyes (cómico)

“Vigalondo es alguien que no está bien. Está loco. Cuando leí el guión de ‘El Hombre Elefante 2’ casi me muero de la risa. Era divertidísimo. Pero luego él mismo se empeñó en quitarle toda la gracia en la realización y el montaje, y eso no está bien. A mí eso no me gustó ni un pelo. Pero la gente empezó a decir que la pieza era una genialidad y yo me callé y asentí. Pero a mí eso no me gustó. Yo lo que quiero es hacer de reír”.

14. “Quiero Dormir” (2009), spot para la marca de colchones Pikolin

Por Tim League (director del Fantastic Fest de Austin, Texas)

“Amo los largometrajes de Nacho, pero creo que lo más encantador de este hombre son sus cortos. Si es necesario, trabaja con presupuesto reducido. Y aún así, ofrece SIEMPRE esa visión descentrada, única y excepcional. Quiero recordar el corto-spot ‘Quiero Dormir’ porque, igual que su cortometraje ‘7:35 De La Mañana’, que estuvo nominado al Oscar, demuestra su asombrosa presencia escénica y sus dotes de cantante. La marca de colchones Pikolin logró con este anuncio los máximos beneficios con la menor inversión”.

15. “Extraterrestre” (2011)

Por Laura Fernández (articulista y escritora, su última novela es “Wendolin Kramer”)

“Cuando todo el mundo piensa en Philip K. Dick (esto es, sí, el tipo que creyó que Dios era un rayo láser rosa, vale, y que veía caras en la cerveza y, que sí, está bien, se sentía perseguido por tipos gigantes) piensa en PARANOIA, piensa en ALUCINÓGENOS, piensa en LOCURA, pero ¿cuántos de ellos lo han leído? Oh, muy pocos. Porque Dick era sobre todo marcianos (ciencia-ficción) y tipos del montón, tipos que trabajaban en tiendas de electrodomésticos, que se las tenían que ver con ellos (el protagonista de ‘Ubik’ tiene serios problemas para que las escobas mecánicas le arreglen el piso, porque hace más de un mes que no tiene un centavo que meter en la ranura de LIMPIE TODO ESTO EN UN MINUTO) y con sus mujeres (oh, sus historias están llenas de esquizofrénicos y muertos holográficos pero también de personajes que han sufrido divorcios de lo más violentos, tipos perseguidos por el FRACASO sentimental y existencial). En este sentido, los protagonistas de ‘Extraterrestre’ no podían ser más philipkdickianos, pues son, como asegura el propio Nacho, tipos mediocres, atrapados en un mundo en el que incluso lo extraordinario (EH, después de todo hay una nave en el cielo, y todo esto está pasando DE VERDAD ¿no?) rezuma mediocridad, porque la realidad es aplastante y capaz de devorar hasta la más brillante muestra de ingenio. Bien, ‘Extraterrestre’ es, en ese sentido, Dick a la española, vecinos gordos y envidiosos que intentan joderlo todo, novios que se creen Bruce Willis atrapados en la versión pirata de ‘V’, y extraterrestres que vienen a VOLVERNOS LOCOS con sus lucecitas. Porque, como dice el propio Nacho, ‘Extraterrestre’ es la película sobre marcianos más realista que se ha hecho jamás. Porque, ¿qué es lo que sabemos de ellos? ¿Qué es lo que han hecho cuando han venido? No han intentado invadir Estados Unidos ni han hecho estallar la Casa Blanca, no, han hecho dibujitos en el maíz y han abducido vacas y granjeros. Se han dejado ver, como si sus naves fuesen Ferraris Testarrosa con los que presumir por el Paseo Marítimo, y se han vuelto a su, seguramente, aburrido y mediocre planeta. Porque sí, chicos y chicas, la realidad está aquí para devorar hasta la última migaja de nuestros épicos sueños infantiles. Pero nosotros podemos reírnos de ella. Veamos (una y otra vez) ‘Extraterrestre’”.

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

Levis Dean

Advertorial

Manifiesto Denim: la guía íntima de María Escoté para vestir unos 501®

Con Levi’s® lanzamos un concurso en Twitter: cuéntanos en un tuit qué historia te ha sucedido en unos Levi’s® junto con el hashtag #Liveinlevis y ...

leer más
Sam Pogio

Actualidad

Así suena el presente: un repaso diario a las canciones más frescas del momento

9 canciones que no deberías pasar por alto.Imagen de cabecera de Sam Poggio.

leer más
Paralisis Permanente

Actualidad

10 canciones para recordar a Eduardo Benavente

“Lo suyo ni era un chiste ni una performance. Eduardo era auténtico, no un esnob. Pensaba que el punk significaba realmente un estilo de vida y ...

leer más
yelptop

Actualidad

Este restaurante ha encontrado la mejor manera de trolear a Yelp

Un restaurante de San Francisco protesta contra el chantaje de Yelp ofreciendo un descuento de un 25 por ciento a todos los clientes que les ...

leer más
superheroína

Historias

Curvas, corsés y labios rojos: así eran (y vestían) las superheroínas de los 50

Incluso la ficción más alejada de la realidad está sujeta a cánones estéticos, vaivenes de la moda y transformaciones en la idea de erotismo.

leer más
Kurt Vonnegut

Actualidad

Los 10 mandamientos de Kurt Vonnegut para comprender a la juventud

La editorial Malpaso acaba de publicar 'Que levante mi mano quien crea en la telequinesis', de Kurt Vonnegut, compuesto por nueve discursos ...

leer más
orgasmo

Actualidad

Tener 100 orgasmos al día es un infierno

Dale Decker llevaba una vida normal... hasta que empezó a eyacular sin motivo

leer más

Últimos artículos

fantomas1

Columnas

El Fantomas de Barcelona, o el renacimiento del gran villano europeo

Hubo un tiempo en que Fantomas era el malo más malo de la cultura popular europea.

leer más
hopper1

Artículos

El drama de los insomnes: ¿por qué es tan difícil encontrar un sitio para comer de noche?

El modelo de ciudad que vive de día y duerme de noche se mantiene intacto en España.

leer más
La juventud es un problema de miseria

Columnas

La juventud es un problema de miseria

La novelista francesa Cécile Coulon nos regala este relato poético sobre tres jóvenes que tienen que enfrentarse al olvido de un país que se ...

leer más
Lo que el ladrillo de se llevó: bestiarios inmobiliarios de España

Entrevistas

Lo que el ladrillo de se llevó: bestiarios inmobiliarios de España

Nación Rotonda documenta fotográficamente los efectos de la depredación sobre el territorio, Carabancheleando invita a pasear por ese popular ...

leer más
Zoofilia y pop latino: un cuento sobre la tierna adolescencia

Columnas

Zoofilia y pop latino: un cuento sobre la tierna adolescencia

Elisa Victoria es la autora de ‘Porn & Pains’ (Esto no es Berlín), columnista en Primera Línea, y un personaje muy carismático en la red. Para la ...

leer más
12 claves para entender la enorme influencia de Reddit

Columnas

12 claves para entender la enorme influencia de Reddit

El usuario medio de Reddit podría identificarse como ateo, favorable a movimientos sociales como Occupy Wall Street, favorable a Wikileaks, ...

leer más
La juventud Britney

Columnas

La juventud Britney

La escritora Lucy K Shaw nos trae una breve reportaje ficcionado de lo que supuso para el mundo y para Britney Spears el momento de su trágica ...

leer más
No tan Lonely Planet: cómo la guía azul construye el turismo mundial

Columnas

No tan Lonely Planet: cómo la guía azul construye el turismo mundial

Alba Muñoz estuvo en un destino aparentemente infrecuente: Sri Lanka. Para ello se sirvió de la Lonely Planet, un librito que en 1972 empezó ...

leer más

Más artículos

cerrar
cerrar