PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Cristobal Fortúnez hace música con GIFs

H

 

“Me gustaría pensar que en algún momento puedo llegar a trabajar la paleta de colores de una forma musical”

Franc Sayol

24 Enero 2014 09:05

Es habitual que los artistas se aprovechen de las posibilidades creativas de la sinestesia, pero nosotros nos hemos propuesto experimentar con sus posibilidades como herramienta de interpretación. La semana pasada vimos como JosemiTeLoPinta convertía el “Yeezus” de Kanye West en una versión pixelada de “La Última Cena”. Hoy, el ilustrador Cristobal Fortúnez convierte “Shaking The Habitual” de The Knife en un GIF animado.

En su reciente conversación con el cineasta Steve McQueen, Kanye West afirmaba que su planes creativos pasaban, entre otras cosas, por “profundizar en lo que sé sobre la sinestesia”. El rapero aclaraba que le interesaba particularmente la idea de “ver los sonidos como colores”. El ilustrador Cristóbal Fortúnez conecta con esta idea, pero a la inversa:“me gustaría pensar que en algún momento puedo llegar a trabajar la paleta de colores de una forma musical. Para mí lo más importante de la música es la atmósfera, y los colores crean un tipo de atmósfera también”.

Atmósfera. Esa es la palabra. La música es un cúmulo de sensaciones que dibujan un estado de ánimo. Para poder interpretarla, pues, es imprescindible lograr recrear el modo en que esa determinada combinación de sonidos afecta a nuestra percepción. Las palabras suelen ser el mecanismo más habitual para lograr este cometido pero, ¿qué pasa si, como si de un síntoma sinestésico se tratara, las sustituimos por imágenes? Para Fortúnez, la interpretación visual de la música “tiene la ventaja de la inmediatez”. También plantea un problema: “¿cómo de específico puedes ser con una sola imagen?".

Fortúnez se dio a conocer con el blog “Fauna Mongola”, en el que retrataba a las tribus urbanas de Madrid, y es uno de los responsables de los célebres “Cuadernos de Verano” de Blackie Books. Su trabajo suele tener un marcado componente orgánico, pero en esta ocasión ha optado por un formato digital como el .gif. Esta decisión no es trivial sino que forma parte del proceso interpretativo:“el sonido del disco es muy mecánico, bastante histérico. Me parece obsesivo hasta el loop, frenético, como un gif animado, vamos”.

Lo interesante de la interpretación sinestésica es poder huir de la contextualización o la mera descripción y centrarse en las sensaciones. Al fin y al cabo, nuestro gusto musical se define porque preferimos sentir unas determinadas emociones que otras. Fortúnez parece compartir esta visión, y por eso su recreación de “Shaking The Habitual” se inspira simplemente en “lo que se me viene a la cabeza cuando escucho el disco”. En concreto, “pensaba en el sonido que podría producir una máquina con algún trastorno emocional, si eso fuera posible. Cómo alguien podría llegar a empatizar con eso”.

Además de captar su trasfondo conceptual —la idea de deshumanización ha estado presente en el discurso de The Knife desde los inicios de su carrera— la animación de Fortúnez también refleja elementos concretos del sonido; es fácil intuir las texturas quebradizas de las canciones en la cara de esa ¿androide? a punto de estallar en pedazos.

Quizá con una imagen no se pueda ser tan específico como con las palabras, pero en este caso no es descabellado afirmar que se podría llegar a intuir el sonido del disco —misterioso, maquinal y extrañamente melancólico— viendo únicamente la animación.

share