Columnas

Books On Fire

Cambiemos el paradigma del libro del moderneo

¿Vas a festivales? ¿Lees? ¿Eres moderno/a? ¿Lees incluso en los festivales? Entonces te interesa la nueva entrega de Books On Fire, un manual de supervivencia de lecturas para antes del atracón de conciertos y para hablar de ellas, socializar, molar y ligar más.

Una lista estudiadísima de sólo cinco títulos esenciales para que moléis no por cómo vestís ni por cómo bailáis… sino por las cosas SERIAS que leéis

El novelista y crítico Miguel Espigado se ha puesto a cantar y nos ha regalado una suerte de rap minimalista en donde nos cuenta que sólo lee los “libros de moderneo”. Me ha recordado mucho a la famosa canción de Astrud “qué malos son nuestros poetas”. El mundillo literario español da para canciones y sátiras y miles de rimas a propósito de lo que dentro de él ocurre. Pero no estoy del todo de acuerdo con lo que serían los libros para modernos en la canción de Espigado, por eso, y coincidiendo con que llega la gloriosa época de los festivales, trataré de realizar una guía de lo que deberíais leer vosotros, los festivaleros, para no llegar allí y encontraros con que además de las letras de New Order y los efectos del MDMA no sabéis hablar de otra cosa. Os prometo que mi lista no será cruel. Os prometo que con mi lista ligaréis. Os prometo que los libros del moderneo no son los libros del moderneo. No hay que ser absolutamente moderno. No, no hay que serlo. Pero hay que leer, hay que ir a los festivales con un libro bajo el brazo. Sí o qué.

Lo más interesante de esta lista que ahora os presentaré es que me he propuesto hacerla sin mencionar un solo libro de editoriales como Blackie Books, Alpha Decay o Errata Naturae. Y digo que no las voy a mencionar porque a la hora de elaborar una lista de libros del moderneo lo más fácil, sin duda, sería hablar de sus publicaciones. Sin ir más lejos el otro día estuve en Tipos Infames (la librería de los libreros guapos que sirven alcohol) en Madrid, que está situada en el corazón de Malasaña, esto es, en el corazón de lo Cool, y allí pude comprobar que todos los pseudohipsters que entraban al local se quedaban prendados de las tres editoriales mencionadas. Yo también soy muy fan de ellas, sí, pero por dios, amigos míos, HAY MUNDO MÁS ALLÁ DE LAS SOLAPAS DE COLORES. Atentos:

1. El best-seller

Hay que ser visionario, como esa gente que nunca se cansa de repetir “que yo leí Harry Potter antes de que fuera famoso” o bien “Larsson era un gran periodista, ya sabía yo que iba a petarlo”, o mejor aún, “lo de los vampiros me lo olía, por eso se lo dejé a todos mis amigos, si en parte yo tengo algo de culpa de su éxito”… sí… hay que ser muy visionario con estas cosas, y por eso como buen moderno festivalero a la última no puedes dejar de leer “Cincuenta Sombras De Grey”, de EL James, que ha venido más de ocho millones de ejemplares en poquísimos meses en Estados Unidos y que es parte de una trilogía erótica que Grijalbo traerá a nuestro país entre junio y julio de este año. El anuncio de la campaña en Estados Unidos es una guarrada muy graciosa en la que aparecen varias amas de casa masturbándose mientras leen en libro y mandando a la mierda a sus familias. Pero “Cincuenta Sombras De Grey” no es un libro sólo para mujeres, sino para todo aquel que quiera pasar un buen rato y volver al erotismo de verdad, no aquel de las novelas rosas para amas de casa, sino el de La Sonrisa Vertical… mezclado con una atmósfera muy Bret Easton Ellis. Culebrón y calidad, dos en uno. La novela gris del género rosa. El best-seller que hará polvo a los vampiros… ¿queréis más? Id ya a comprarlo, leed ya las reseñas, investigad a su autora y aprended la historia porque vosotros seréis los primeros en hablar de este libro. Hipsters del mundo. Y eso siempre lo recordaremos.

2. El clásico

Hablemos de Shakespeare: ese señor al que todos conocen y nadie ha leído… ¿no? Efectivamente, nadie ha leído a Shakespeare. “Sí… Romeo y Julieta… los capu… los caputetos… ehhh… sí… también hacía poemas… en la imagen de Google lleva un pendiente… sí… sí… Oh Romeo, Romeo…”. Hablemos de Shakespeare y eso nos encontraremos. Por eso el segundo libro de la lista ha de ser un clásico y ha de ser un Shakespeare, y en especial un libro pequeñito que viene de publicar la editorial Taurus imitando a la colección Great Ideas de Penguin. Se trata de la antología “Sobre El Poder”, en donde encontramos una selección de fragmentos en los que se vislumbra esta temática. Los fragmentos pertenecen a varios de sus libros, por lo que os podréis inventar que los habéis leído todos. ¿Existe una jugada mejor?

3. El poemario

Digan lo que digan, la poesía sólo sirve para ligar. A vosotros. Los modernos. Sólo os sirve para ligar. O sólo debería serviros para ligar. Para vosotros todo es poesía. Para vosotros cada segundo de vuestra vida es poesía. Para vosotros los engendros de letras de Nacho Vegas, Love Of Lesbian o Los Planetas… son poesía… pero luego no sois capaces de compraros un libro de poemas. A vosotros que os la canten. No. Qué horror. Este tema me pone de los nervios. Si queréis algo parecido a la poesía y si queréis que además tenga que ver con aquello que os gusta que retumbe en vuestros oídos, esperad un poco y haceos con “Madre, Hermano, Amante” (Reservoir Books), el recopilatorio de las mejores letras de Jarvis Cocker. Así no haréis el ridículo hablando de las magníficas metáforas de Jota ni de los maravillosos encabalgamientos de Vegas. Si queréis poesía: COCAINE SOCIALISM, y nada más.

4. El libro sin traducir

Como sois cosmopolitas tenéis que leer libros en inglés y si es posible, que estén aún inéditos en nuestro país. No hace falta que vayáis muy lejos: sólo hay que meterse en HTML Giant y leer cada una de las reseñas que allí se publican. Dicen que Noah Cicero (inédito aún, ineditísimo inexplicablemente, ay, editores, léanlo también) es el padre de Tao Lin, que a su vez es el padre de Ben Brooks, y que todo eso es muy “Fresy Cool”. Ay, perdonad… que no iba a hablar de ellos.

5. Yo es que tengo iPad

Pues muy bien. Para aquellos que se llevan el iPad a los conciertos para hacerse una foto mientras escuchan Justice y subirlas a Twitter existe una posibilidad muy jugosa y barata, y es la de meterse en Sigueleyendo.com, una de las pocas editoriales de nuestro país que ha apostado por la edición digital y cuyo ritmo (y calidad) de publicaciones es bestial. Enséñale a tus amigos lo mucho que molas siendo capaz de escuchar a Justice, hacerte fotos y ultimar la lectura de un ensayo de Jordi Carrión al mismo tiempo. Todo es posible.

Y eso es todo. Pensaba elaborar una lista más extensa pero me he dado cuenta que yo no soy quién para recomendar libros para modernos porque no soy moderna, ni voy a festivales, ni tengo dinero para comprarme pantalones vaqueros cortados en Retrocity. Pero si de algo sé es de libros, y creo que estos que vengo de citar molan bastante. Porque la lectura sobrevive a las modas. La literatura sobrevive a los clichés. Y lo que mola… puede estar en todas partes.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar