PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Batman V Superman, o el documental de una catástrofe

H

 

Un combate a muerte entre el control injusto y la justicia descontrolada

Juan Carlos Saloz

29 Marzo 2016 18:06

I.

Normalmente, cuesta aunar los términos “superhéroes” y “cine de calidad”. Cuesta porque, básicamente, las películas sobre personas en mallas y con poderes extraordinarios son una excusa para vender entradas contando una y otra vez la misma historia. Una manera de proyectar acción palomitera que recaude mucho arriesgando poco.

Y quizás eso era lo que todos esperábamos de Batman V Superman. Unir a los dos superhéroes más importantes de todos los tiempos se antojaba difícil de imaginar para la mayoría. ¿Un alienígena con superpoderes insuperables contra un millonario con complejo de murciélago?

Se veía venir que pasaría esto:

http://i.kinja-img.com/gawker-media/image/upload/s--s89FvQbJ--/c_scale,f_auto,fl_progressive,q_80,w_800/birpdlxdpeia5pghtceb.gif

Y, para darle emoción a la película, algo de esto:

https://uploads.disquscdn.com/images/c04b9c746a14421efee179add19871d081bd3a23312385a5bcd48a6c6f178599.gif

Los superhéroes ya no son para niños

Pero detrás de la batalla que esconde el título hemos acabado encontrando mucho más. Porque, a diferencia de la mayoría de filmes del género, aquí hay una historia con cierta trascendencia que se esconde detrás de una pregunta que muchas proyecciones han intentado contestar sin demasiado éxito:

¿Qué pasaría si existieran los superhéroes?


II.

Batman V Superman no es solo una película de superhéroes. Es un documental de una catástrofe. Una reflexión sobre la conciencia humana y un reflejo de la realidad actual a través de una ficción tan falsa en lo superficial como real en su corazón más reflexivo.

Quizás por ello la crítica no la ha tratado muy bien. Porque no es una película que se base en presentar a personajes y hacerlos combatir para deleite del público, con algún chascarrillo puntual como ocurre en las cintas de Marvel. Es una película densa, con más guion que acción y llena de simbolismos y referencias difíciles de interpretar.

También es una afirmación de lo que se venía presintiendo desde hace tiempo: los superhéroes ya no son para niños.

https://i.ytimg.com/vi/0WWzgGyAH6Y/maxresdefault.jpg

¿Qué pasaría si Superman hubiera provocado el 11-S?

La trama principal se basa en presentar las consecuencias de una batalla campal protagonizada por Superman que tuvo lugar no aquí, sino en la precuela El Hombre de Acero. Ocurrida en Metrópolis (AKA Nueva York), dejó con ella miles de víctimas entre las que se encuentran empleados de Industrias Wayne, la empresa del álter ego de Batman.

Se produce una catástrofe comparable en su impacto psicológico a lo que supuso el 11-S, solo que aquí son Superman y sus enemigos quienes están detrás del desastre. Los ciudadanos contemplan temerosos la escena, sin poder hacer nada por evitar el desastre. Es lo más parecido a un atentado que han vivido nunca, con la única diferencia que uno de los causantes es en realidad el gran defensor de todos ellos, su salvador.

El Hombre Murciélago decide vengarse después de ver cómo familias enteras han perdido la vida a causa de los efectos derivados del combate. Para Batman, Superman no es un héroe. Es un potencial villano que podría destruir la Tierra cuando quisiera.

III.

Batman V Superman es un reflejo de la cultura del shock que vivimos en nuestros días. Con héroes y villanos campando a sus anchas, y un sistema político inestable en el que la ciudadanía delega responsabilidades sin que llegue a estar a la altura, el filme funciona como fábula precautoria de lo que ocurriría si algo así ocurriera en nuestro mundo.

La esperanza y el miedo se mezclan a la medida que lo quiere la prensa y la política. Quienes ven un salvador en Superman se enfrentan a quienes le consideran un asesino, que no son pocos. De poco sirve clamar que el tipo de la capa es un héroe ante alguien que ha perdido las piernas por su culpa.

El conflicto se ve desde el ámbito social, a través de las víctimas humanas de una batalla de otro mundo.

http://images.techtimes.com/data/images/full/109745/bruce-wayne-jpg.jpg?w=600

Sociedad, política y periodismo en un filme que no es para todos los públicos

También desde la prensa, donde el Daily Planet con la magnífica Lois Lane y el becario Clark Kent hace lo que puede para cubrir todos los puntos de vista sobre un conflicto de tales dimensiones. Sin embargo, la crítica cae duramente sobre el diario donde trabajan los protagonistas, ya que defender a capa y espada al justiciero se torna en su contra cuando la opinión pública cambia drásticamente de parecer.

Pero, sobre todo, la película plantea un conflicto político. Las relaciones entre intereses comerciales y políticos dan pie a conspiraciones y controles gubernamentales que se sitúan fuera de la ética y la moral. Hace falta un culpable, una diana mediática. Cada nueva catástrofe acaba siendo atribuida a Superman y Batman es solo visto como una leyenda terrorífica.

El mundo ha decidido no los quiere, ni al uno ni al otro, pero ellos están empeñados en salvarlo.

http://cde.cinescape.com.pe/ima/0/0/1/3/3/133661.png

IV.

Los roles han cambiado. Los héroes ya no son héroes. Son personas poderosas con aciertos y muchos errores. La diferencia es que los aciertos son pasados por alto y los errores se pagan muy caros. Ahora los salvadores son también villanos, y la línea entre el bien y el mal se rompe con alguna excepción puntual.

Se ha perdido la confianza en "los héroes" porque ya no son capaces de salvarnos. No hay filo al que aferrarse. Igual que cuando perdemos la confianza en las instituciones porque nos llevan a la ruina económica mientras crecen los desfalcos y el trasiego de sobres. Igual que cuando vemos que, por culpa de la locura megalómana de unos pocos, muchos inocentes pierden la vida en conflictos armados, guerras y atentados.

http://static.srcdn.com/slir/w620-h257-q90-c620:257/wp-content/uploads/Batman-V-Superman-Trailer-Statue-False-God-Graffiti-1024x426.jpg

Un combate a muerte entre el control injusto y la justicia descontrolada

En el filme solo los más devotos confían en Superman. Mientras unos rezan en su monumento otros le catalogan como “Falso Dios”. Y es que las personas no quieren dioses entre ellos. No cuando hay intereses detrás de cada acción gubernamental y ellos no responden ante ninguna ley.

Además, ¿cómo controlar a alguien indestructible?

Batman V Superman no es una lucha entre superhéroes. Es una pugna entre humanos y dioses. Entre los poderosos y los que están a merced de sus decisiones y sus luchas. Una disputa de clases. Un combate a muerte entre el control injusto y la justicia descontrolada.

http://i1.wp.com/cdn.batman-news.com/wp-content/uploads/2016/02/batman-v-superman-dawn-of-justice_bb788b6f.jpg

V.

Además, Batman V Superman supone un inicio. La película es el origen de un universo compartido entre superhéroes. Con Escuadrón Suicida, Wonder Woman, Flash, Aquaman, Green Lantern Corps, Cyborg y La Liga de la Justicia por estrenarse, Warner promete encauzar una serie de películas que vaya mucho más allá de lo visto hasta el momento en el género.

Se trata de un universo oscuro, de un mundo adulto. Huyendo de la concepción de Marvel de hacer películas para el público adolescente, han apostado por una clasificación de +13 años en todas sus producciones, e incluso para la versión extendida de Batman V Superman han preparado contenido para mayores de edad. Definitivamente, los superhéroes ya no son para críos.

https://media.giphy.com/media/Zvsghbfm12SaY/giphy.gif

Se actualiza el género con el inigualable poder femenino

También se actualiza el género con el poder femenino, tantas veces olvidado en estas películas. Wonder Woman, interpretada por Gal Gadot, se come a Batman y Superman con una fuerza y carisma enormes que volveremos a ver en su película propia del año que viene. Y a ella se suma una Lois Lane que, con el poder del buen reporterismo, consigue escudriñar la verdad y denunciar las injusticias como nadie.

?En resumen, ?Batman V Superman no es cine todos los públicos. Abusa de las referencias y tiene un ritmo difícil de seguir.

Detrás de las peleas se adivina el deseo de dotar de otros niveles de lectura a la típica fábula moral que surge del enfrentamiento previsible entre el bien y el mal. Aquí, un evento traumático es todo lo que se necesita para que hasta los buenos de siempre sean vistos como malos —y quizá lo sean—, y los malos como un posible mal menor. Y ante la amenaza y los manejos de unos y otros, se justifican decisiones y estados que en otro tiempo nos habrían parecido inaceptables.

Igual que en nuestro día a día.

share