PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Abrimos debate: ¿Son las drogas veganas?

H

 

Has sacrificado la carne, el pescado, el queso, los huevos y el cuero pero... ¿y si la estás cagando con la fiesta del finde?

Elena Rue Morgue

02 Diciembre 2016 18:21

Antes de nada, bajad las armas, que ya estoy viendo a más de uno queriendo lincharme antes de empezar a leer.

Aclaro: yo misma soy vegana, así que no vengo aquí a hacer el típico artículo lapidando a los veg(etari)anos.

Esto es simplemente una reflexión que yo misma me he hecho y quería compartir. No es una lección de moral para nadie, sino pura autocrítica, así que relax, pls.

Ahora sí, arranco: Hace una temporadilla vi esta imagen rulando por Facebook.



Me entro el típico descojono de "je je, es grasioso xk es berda", pero luego me paré un momento a pensar y me pregunté, "Coño, ¿y si las drogas no son veganas?".

A mi parecer, a menos de que seas un activista (activista de los de verdad, no de los que se autodenominan así pero solo suben vídeos dando la brasa a YouTube) el veganismo es una ideología que se pone en práctica con las opciones de consumo que hacemos, así que no está de más hacerse preguntas.


Vamos al lío: ¿Son las drogas veganas?

Sobre las drogas legales ya se ha escrito largo y tendido, así que voy a pasar directamente a las drogas ilegales.

Primero las buenas noticias:

Ninguna de las drogas que se adquieren a pie de calle proceden directamente de un animal, pero sí pueden contener sustancias derivadas de alguna forma de su explotación.

Como las drogas ilegales que consumimos no tienen que pasar ningún control de calidad, es muy poco probable que los narcos se tomen la molestia de probar su producto en animales.

En un pasado más o menos lejano, cuando esas sustancias fueron sintetizadas por algún científico, es casi seguro que se realizaron experimentos en animales para comprobar sus efectos, pero no sé si tiene mucho sentido darle vueltas a eso si estás dudando entre alegrarte las fosas nasales o no.


Pero, no lanzemos las campanas al vuelo.

La coca, el speed o el MDMA en estado puro no tienen ningún ingrediente "no vegano" como tal pero, a menos de que tengas el mejor dealer del país, lo que te enchufas siempre va cortado con otra mierda. Como no lleves a analizar tu mercancía a alguna asociación del tipo de Energy Control, es imposible que sepas a ciencia cierta con qué sustancias están abaratando costes los señores vende estupefacientes.

Además de cantidades ingentes de cafeína (que muy probablemente es la que te está dando estas taquicardias chungas, by the way) a la hora de cortar droguis, la lactosa es una opción muy habitual. Se usa tanto en las sustancias que se presentan en forma de polvo como en las que están prensadas en pastillas.  Obviamente, la lactosa no tiene nada de vegana.

Muchas otras veces los dealers tiran de alternativas apañadicas y fáciles de adquirir en la su farmacia de confianza. Medicamentos como, por ejemplo, la lidocaína o el paracetamol, suelen estar remezclados con la sustancia por la que tú crees estar pagando. Estos fármacos, obviamente, vienen de laboratorios legales en los que se experimenta con animales sí o sí.

Aquí ya cada uno que aplique los valores que suela aplicar en su vida cotidiana. Si eres de los que aguantan el gripazo o el lumbago como un jabato sin tomar nada por no dar un duro a la industria farmacéutica, a lo mejor te interesa desenrollar ese billetico y reflexionar sobre el tema. Pero si no tienes problema en tomarte un ibuprofeno cuando te duele la cabeza, tampoco te vas a rayar porque el listo de tu camello te lo ponga picado en el saquito.

¿Dónde lo pones tú los límites al veganismo?

Además de las sustancias de corte, hay aspectos éticos más complejos de valorar y que dentro de la propia comunidad vegana crean enormes discrepancias.

Mientras que muchos se sienten cómodos con cumplir los dogmas básicos del veganismo (no comer alimentos provenientes de animales ni consumir productos o servicios en los que se los explote), otros consideran que ser realmente vegano implica vivir una vida ética a todos los niveles.

Esto implica también evitar productos en cuya obtención se perjudique directa o indirectamente al medioambiente o el hábitat de ciertos animales. Pongo un ejemplo para que se entienda mejor: el eterno debate del aceite de palma.

El aceite de palma es un ingrediente de origen vegetal y, por lo tanto, en teoría es vegano, pero para su obtención se revienta la selva dejando a los orangutanes sin hogar y amenazando su supervivencia como especie.

Cuando hablamos del éxtasis, la película es bastante parecida. Aunque muchos piensen que el MDMA es una droga sintética que se puede producir solo con ingredientes químicos, esto no es correcto. El ingrediente principal para sintetizar el MDMA es el aceite de safrol, un componente que se consigue, esencialmente, arrasando bosques.



Y con la cocaína y otras sustancias estamos un poco en las mismas. Los laboratorios clandestinos en mitad de la naturaleza son un foco importante de contaminación que no parece casar demasiado bien con la ética vegana.

En la línea de lo anterior, creo que tampoco tenemos que olvidar en qué condiciones humanas se producen muchas veces estas sustancias, dilema que podríamos equiparar al dilema "¿Si soy vegano, puedo comprar en Zara?".

Lo mismo que en el caso anterior, nadie se pone de acuerdo en donde dibujar el límite del veganismo. ¿Lucho contra la explotación animal, pero me la pela consumir productos que han sido producidos explotando a personas en el tercer mundo? No se puede estar a todo, claro está.

Elegir qué nivel de responsabilidad sientes como consumidor ante situaciones directamente derivadas de las políticas antidrogas ya depende de ti.

¿Son las drogas veganas? Tú decides.




Gracias a Energy Control y ABD por facilitarnos la información necesaria para escribir este tema. Si queréis saber con qué carajo están cortadas vuestras drogas para hacer un consumo más responsable, llevad una muestra a analizar y salid de dudas.

share