Columnas

Abrazos y zancadillas

Por David Broc

David Broc Hip Hop Hip hop desde la barrera.

1. Ya estamos de vuelta. Con las maletas casi hechas, con el pasaporte en regla, con todas esas lecturas pendientes que se han ido aparcando a lo largo del año pensando en este momento, con la ropa de verano desempolvada y acicalada y con la perspectiva de dos o tres semanas entregadas por completo al noble arte de no pegar ni sello. Solo falta un detalle de vital importancia: llenar el iPod hasta los topes. Cada año la misma cantinela: llega el periodo vacacional, presuntamente con un viaje de por medio, y te plantas la noche antes de tu partida con tu reproductor de MP3 oxidado y con ganas de ser renovado por completo para esas horas muertas en aeropuertos, estaciones de tren, trayectos en coche, tardes de running o noches en vela. Si ahora mismo estás leyendo esto y tienes las neuronas fundidas, no te detengas, quizá encuentres alguna sugerencia, idea o recurso para solucionar unos cuantos megas de sobra.

De hecho, estamos en temporada alta y no dejan de sucederse los lanzamientos interesantes y destacables dentro del circuito rap norteamericano. Como hay mucha tela que cortar este mes no marearé más la perdiz. Así de entrada, un pack de mixtapes para que estéis ocupados unos días sin rascaros la cartera. Que no decaiga el ánimo, porque hay sesiones y lanzamientos gratis para todos los gustos, paladares y sensibilidades. Primero vamos a por el bacalao más fresco. Como os anunciamos en esta casa hace unos días, el productor Exile, uno de los nuevos gatos que más ruido han levantado estos dos últimos años, bien en compañía de Blu, Fashawn o en solitario, regala estos días los excedentes del que será su nuevo disco, “AM/FM”, continuación de aquel “Radio” que aparcó su vertiente más soulful para concentrarse en una versión más abstracta y experimental de su discurso y que contiene remezclas, relecturas y nuevas versiones. Como no le cabían todos los remixes que han llegado a su buzón ahora nos entrega “Exile Radio Bonus”, en el que destaca la rocosa lectura de Marco Polo. Incluye cuatro cortes inéditos del original y una avalancha de beats inteligentes, sonidos radiofónicos y variaciones expresivas que encajan en una descripción más electrónica y leftfield del género. Para que luego digan que estamos abonados al purismo, que también. Tampoco es un ejercicio ortodoxo, precisamente, la nueva entrega, segunda en dos meses, de Donnis, de quien ya comentamos el mes pasado que apunta a estrella futurible del cerco sureño. “Fashionable Late” mantiene intactas las expectativas y las esperanzas, pues es otro arrebato rabioso, sofisticado y accesible a partes iguales de esencia dirty south pero con las miras puestas en el mainstream conciliador. El álbum de debut se hará de rogar, como todos en la actualidad dada la pésima situación que atraviesa la industria, pero cada vez tengo más claro que ahí se cocerá algo digno y relevante. Remato la triada de novedades en la acepción más estricta del término con “Revolutionary But Gangsta Grillz. Turn Off The Radio Vol. 4”, cuarta entrega de esta serie con la que Dead Prez alimenta el hambre de sus fans a la espera de material oficial. Apadrina la mixtape DJ Drama y en ella, como ya viene siendo habitual, el dueto más progre e izquierdista del género fusiona sus proclamas, reivindicaciones, quejas y alegatos con los beats más hot del momento, entre ellos, cómo no, el de “Over”, del afeminadísimo Drake. A mí la verdad es que no me venden la moto con sus speeches y sus discursos de manual, pero también reconozco que en esta última entrega están pletóricos, en muy buena forma.

Sigo con mixtapes, pero ahora con material añejo, retro o simplemente atemporal. Para mi gusto, una de las mejores sesiones que he escuchado este año, “Wargames”, a cargo de DJ Babu. Es un encargo para la tienda de sneakers japonesa Kicks Lab, ubicada en pleno Harajuku, y es una de las tres mixtapes que el colectivo Beat Junkies ha hecho especialmente para la tienda y para el lanzamiento de unas gorras del grupo con la firma New Era. Delicatessen. No sólo por el hilo argumental y conceptual de la misma, centrada en el concepto de guerra y batalla y apoyada por canciones que en el título o la letra giran alrededor de esa idea, sino porque la selección, la mezcla y el desarrollo son impecables. Caen clásicos de OC, Public Enemy, Gang Starr, Eric B & Rakim, M.O.P., Dilated Peoples o Boogie Down Productions, todo rocas, todo pepinos. Te la enchufas en el iPod cuando sales a correr y ese día vuelas. Algo parecido podemos decir de “A Mix Called Black”, de su compañero DJ Rhettmatic, segunda entrega de esta triple colaboración –la tercera, a cargo de J. Rocc, tira más por el rollo funk–, que mantiene el mismo perfil: un concepto, en este caso asociado al negro, y todo un listado de himnos para apoyar la idea inicial. Black Sheep, Black Milk, J Dilla, Organized Konfusion o Jeru The Damaja garantizan acción a pleno rendimiento. No adjunto links porque estas las he pagado religiosamente, aunque no creo que sea difícil encontrarlas por ahí. Suerte. Y para rematar la faena, más recopilación de clásicos: “Summertime: The Mixtape”, mano a mano entre DJ Jazzy Jeff y Mick Boogie. El título nos da la pista, pues aquí se mezclan hits veraniegos de todos los estilos e índoles, desde funk de los 70 a rap recién salido del horno, sin prejuicios ni ataduras. Ideal mientras degustas un Powerade azul debajo de una sombrilla.2. Mientras te descargas todo ese material, un ligero inciso para no achicharrarte el cerebro con tanta información musical. Aquí va un cóctel de noticias para amenizar estos minutos de verano. Las hay de todos los colores, todas ellas frívolas hasta decir basta, carnaza ideal para pasar el rato, el material que ocuparía páginas y más páginas en ese hipotético “In Touch” afroamericano que seguimos esperando como agua de mayo.

a) 50 Cent la ha liado parda en su reciente gira brasileña. En apenas dos conciertos el rapper neoyorquino nos ha dejado hasta tres imágenes dignas de comentario. La primera, nada nuevo: otro intento de agresión, o eso dicen sus gorilas para justificar el amago de paliza que le da a un espontáneo, un pobre diablo, en cuanto se acerca al rapper. Es una secuencia habitual ya en cada una de sus giras, y por tanto la gracia no está ya en saber la intención del aficionado que sube al escenario, sino los daños físicos que le propina su corte de guardaespaldas. La segunda tampoco es novedad: nuevo diss a P. Diddy. La guerra parece abierta y sin ánimos de finalizar. Fifty es el rey de la autopromoción gratis, pero con el bailarín ya está jugando en las grandes ligas del beef. A favor, claro. Y tres, ésta sí sorprendente y curiosa: Ronaldinho es fan de 50 Cent. Viendo las imágenes parece más que evidente que el rapper, en cambio, no tiene ni la más remota idea de quién es ese doble fofo de Jar Jar Binks que le han plantado a su lado en calidad de invitado estrella.

b) Decíamos el mes pasado que el retorno de Dr. Dre no auguraba nada bueno. Y seguimos en esa línea. Ahora hemos visto al productor anunciando la nueva línea de laptops HP creados específicamente para hacer música. Cascos, Dr. Pepper, ahora ordenadores… quizá el ex miembro de N.W.A. no anda inspirado en la pecera, pero su representante es un genio y una mina capaz de sacar dólares de todas partes. A eso le llamo yo trincar la pasta por la puerta grande. El meollo de todo esto es que en el spot televisivo de la marca se puede escuchar de fondo la misma canción que se filtró hace unas semanas, esta vez, dicen, con su versión remasterizada. Y sí, el sonido mejora en comparación a ese leak, pero la preocupación y el mosqueo no se borran de nuestra cara. ¿Diez años para reaparecer con esto? C’mon…

c) Comentaba hace unas semanas, a tenor de la publicación de “Thank Me Later”, de Drake, que si una cosa quedaba clara de este debut era su descarada intención de conquistar al público femenino como principal objetivo comercial y musical. Y eso repercutía en un sonido excesivamente gáyer que defraudaba ciertas expectativas causadas por sus mixtapes previas. Como diría un célebre rapper, Drake “se nos ha amariconado”. Y por si todavía quedaba alguna duda sobre el particular, he aquí un vídeo grabado en una de sus últimas apariciones públicas para atestiguar que lo del canadiense ya anda más cerca de convertirse en un fenómeno de fans histéricas, hormonadas y borreguiles que en la next big thing del reino rap. ¿He oído vergüenza ajena?

d) La prestigiosa revista Forbes ha publicado la lista de los músicos que más dinero han ganado en los últimos doce meses. Entre los diez primeros aparecen Beyoncé y Jay-Z, en tercer y sexto lugar respectivamente, tan solo superados por U2, AC/DC, Bruce Springsteen y Britney Spears. Not bad. La noticia no tendría mayor importancia si no viniéramos de un año en que no se ha hablado de otra cosa entre los amantes de las conspiraciones: el poder económico y social que ostenta la pareja afroamericana más importante del momento. Según los defensores de la teoría de la conspiración esto responde a la entrada definitiva de ambos en el universo de los Illuminati, ese círculo en la sombra que controla las riendas del mundo y que habría seducido a los grandes representantes del hip hop, también a P. Diddy y Kanye West, para tener bien controlada y sedada a la población afroamericana. En breve, cuando el tiempo, la agenda y la paciencia de los responsables de esta casa lo permitan, y es una promesa, me extenderé sobre este asunto en algún informe especial sobre la relación entre el rap y los Illuminati, que da para mucho.e) Nos ponemos ñoños. Porque un año después del enlace hemos podido interceptar en la red un vídeo que recoge los mejores momentos de la boda de RZA y su esposa Talani en el lujoso Four Seasons de Santa Bárbara. El documento no tiene desperdicio, sobre todo por la imagen que tenemos de un tipo como RZA y por cómo le vemos en estas imágenes. Rosas, suites con vistas al mar, cocina de autor y de fusión, invitados selectos, música romántica… El rap se hace mayor, es irremediable. Y qué haríamos nosotros si no pudiéramos disfrutar en nuestra vida de estos momentos In Touch.

f) Y acabo este repaso a la sección rosa con tres apuntes breves pero desternillantes. Uno: cuando parecía que Rick Ross había recuperado el crédito y el respeto, aparece el nieto de John Gotti, de quien toma prestado uno de sus sobrenombres para el título de su nuevo disco, y nos dice que no ha gustado ni un pelo en la familia que el rapper se haya tomado la libertad de apoderarse de ese nickname sin haber pedido permiso. Es una tras otra. Dos: Bushwick Bill, el enano eternamente cabreado de los indispensables Geto Boys, podría ser deportado de Estados Unidos y enviado a su Jamaica natal. Es tan solo un rumor que ha ido cobrando fuerza en Internet estos días después de su paso por la oficina de inmigración de Atlanta y de arrastrar una serie de problemas con la ley. De confirmarse la noticia estaríamos hablando de una tragedia nacional. Y tres: no es famoso ni conocido, pero el protagonista de este vídeo ya es toda una celebridad en Estados Unidos. La secuencia no tiene historia: un pobre diablo se marca un freestyle en plena calle y antes de que llegue a la tercera frase aparece un tipo y le estampa una de las mayores galletas que se han visto recientemente. Lo dicho: no hay ninguna historia detrás, tan solo las carcajadas y las lágrimas que provoca el vídeo. Enjoy.

3. Y de los pasatiempos para comentar en horas muertas a la chicha, al hueso. Volvemos al ruedo. Más consejos y recomendaciones, éstas a la venta y de carácter oficial. Vamos con algunos títulos escogidos con cariño y toda la intención del mundo de toda la pila de novedades que se agolpan al lado de mi portátil y que piden a gritos un lugar seguro en la estantería a prueba de caídas y derrumbamientos involuntarios. Los lectores habituales de esta sección conocen mi predilección por el productor canadiense Marco Polo, prometedor heredero de la tradición boom bap más dura del momento. Estos días es noticia por el lanzamiento de “The Stupendous Adventures Of Marco Polo!”, recopilatorio de caras B, remezclas y material inédito. Ok, no está a la altura de “Port Authority” o incluso de su álbum con Torae (acostumbra a pasar en compilaciones de este tipo), pero incluso así sigue siendo un chute de rap ortodoxo indispensable para mantener los pies en la Tierra en tiempos de dominio metrosexual. De hecho, este mes vamos sobrados de este tipo de material perteneciente a lo que llamo ‘la resistencia’. Enumero rápido y conciso para no perder el tiempo. Vinnie Paz, el líder de Jedi Mind Tricks, publica “Season Of The Assassin”, un debut en solitario que cuenta con beats de DJ Muggs, Madlib, Lord Finesse, Da Beatminerz, MoSS o 4th Disciple y cameos de Clipse, Beanie Sigel, Freeway o mi idolatrado R.A. The Rugged Man. Innecesarias las descripciones: beats esféricos, loops dramáticos, rimas de batalla y baile de MCs rabiosos. Ídem con “Fight Music”, nueva entrega de Reef The Lost Cauze, MC surgido del entorno de Jedi Mind Tricks y miembro de Army Of The Pharoahes, aquí aliado en la totalidad del álbum con el productor Guns-n-Butter, que sirve una correctísima selección de ritmos furiosos e intimidantes para certificar que el underground de Filadelfia no palidece. Es previsible y está muy encorsetado, pero insisto: son bofetones necesarios cuando te sientes desbordado ante tanto rapper-cantante calientabraguetas.Y si hay un referente incorruptible ése es MF Grimm, un tipo que interesa ya casi más como personaje que como rapper, por mucho que estemos hablando de una de las plumas más privilegiadas que han surgido de las alcantarillas neoyorquinas. Grimm tiene nuevo disco, “You Only Live Twice”, menos brillante que sus predecesores, sobre todo por culpa de una producción monotemática y excesivamente uniforme, pero contiene un mínimo de seis canciones memorables que justifican el dispendio. MF Grimm es obligatorio. Siempre. Redondeo este mini apartado dedicado a la nueva, y no tan nueva, savia boom bap con dos referencias más. PackFM no es un nuevo gato en el juego, pero parece que con “I Fucking Hate Rappers” quiere tomarse en serio su carrera de una vez por todas. Mejor sonido, mejores beats y mejores rimas jalonan un álbum corto o un mini-álbum largo, como se prefiera, que intenta clamar unas cuantas verdades de perogrullo sobre la situación del hip hop actual. Discursito previsible, pero muy bien hilvanado, finísimo. Finalizo con “At Last”, la puesta de largo de la MC Eternia al alimón con el productor MoSS, uno de mis favoritos en la actualidad dentro del cerco neo boom bap. Los fieles a este rincón ya sabrán de mi poca predisposición a escuchar discos de raperas. No es una cuestión de sexo, como tampoco es una cuestión de idioma que sea incapaz de escuchar rap alemán. No me gustan y poco más puedo argumentar al respecto. Pero en el caso que nos ocupa la presencia de MoSS garantiza una colección de beats pletóricos que hacen más llevadero el viaje. ¿Para cuándo la versión instrumental?

4. Para completar este menú de novedades, no me olvido de los lanzamientos clasificados como mainstream. No suelo ocuparme de ellos en esta sección pues es bastante habitual que la mayoría de los más interesantes ya tengan su sitio y espacio en la sección de críticas, pero ante la acumulación de pillaje no está de más sacar a colación un pequeño elenco de títulos que tienen su relevancia y peso específico en la actualidad. ¿Alguien se acuerda de Stat Quo? Estaba predestinado a convertirse en la gran estrella del rap sureño de la mano de Dr. Dre y Eminem, que le ficharon para su sello con la intención de llevarle al estrellato. Pero pasaba el tiempo, se sucedían los retrasos de su debut, otros artistas se anteponían en su camino y su estela quedó totalmente neutralizada por los efectos dañinos de una industria impenitente. Tres años después de la fecha prevista para su publicación aterriza “Statlanta”, ya fuera de Aftermath, con producción de Sha Money XL y con un balance más que positivo. Sonido dirty corpulento y muy sólido acompaña a un MC con talento que, sin embargo, ha decidido temperar su carácter y ahuyentar el fantasma de los beefs y la venganza contra Dre y Eminem. Un magnífico álbum sin pretensiones, alejado de los grandes focos promocionales, que tiene todos los números para pasar desapercibido. En Estados Unidos lo que no ha pasado desapercibido es “Uni-5: The World’s Enemy”, primera grabación en quince años de la formación original de Bone Thugs-n-Harmony. No es que sea especialmente fan del grupo de Cleveland, aunque siempre me encantó su EP de debut, apadrinado por Eazy-E, pero su posición como emblema del soft-rap de temática gangsta para chicas merece ser reivindicada justo ahora que se ha convertido en tendencia la combinación de rap y fraseos vocales azucarados. ¿Existirían Drake o Kid Cudi sin ellos? Who knows. Y además hay que reconocerle méritos al disco: cuatro singles infalibles, discurso sólido y una fórmula que ha sabido actualizarse con mucha cordura. No, muy bien. Acabo este viaje por las altas esferas con “The Darkside Vol. 1”, de Fat Joe. Después del estrepitoso fracaso de su último lanzamiento –ocho mil miserables copias vendidas en Estados Unidos en la primera semana–, el MC del Bronx ha optado por una solución inteligente para recuperar terreno y crédito: reforzar el elenco de productores y promover un sonido más creíble y coherente. Just Blaze, DJ Premier, Cool & Dre o Buckwild secundan la moción y le ayudan a salir del paso con cierto empaque. Quedan lejos, lejísimos, los tiempos de “Represent” o “Jealous One’s Envy”, pero como mínimo ya no hace el ridículo.

5. Se acaba el espacio y ya me echan, pero antes de bajar la persiana os avanzo que la próxima entrega de esta columna será íntegramente retro. Aprovechando que agosto es un mes nefasto para las novedades y que se ha acumulado mucho material jugoso de carácter retrospectivo he decidido convertir el próximo “Abrazos y Zancadillas” en un pequeño refugio retro atiborrado de reediciones discográficas, regresos inesperados, sesiones conmemorativas y viajes emocionantes al pasado. Os espero ahí, no os echéis atrás.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar