Columnas

Abrazos y zancadillas

Por David Broc

David Broc Hip Hop Hip hop desde la barrera.

1. Apenas tres semanas después de la última entrega de esta columna, dedicada íntegramente a honrar la figura de Guru y exponer, de manera ordenada, todo el drama relacionado con Solar y sus movimientos en la sombra, las aguas no se han calmado. Más bien al contrario: se sigue removiendo mierda a diario. No me gustaría convertir esta sección en un monográfico sobre el tema, más cuando el tributo al rapper ya está ahí, escrito y publicado, y cuando lo más importante, el recuerdo a uno de los mejores MCs de todos los tiempos, está más que invocado y reverenciado. Pero, pocos días después de colgar la columna en nuestra home, se hacía pública la creación de una web dedicada, en cuerpo y alma, a seguir retratando a Solar y sus tejemanejes como un personaje siniestro, mezquino y maquiavélico. Se trata de www.fucksolar.com , una espléndida página de investigación y documentación sobre este sujeto que no se conforma con erigirse en una suerte de foro hooliganesco con el único afán de insultar y ridiculizar. Aquí hay información para dar y vender, material de archivo, entrevistas y pruebas físicas para demostrar todo lo que se dice o se insinúa. Se va actualizando regularmente, y siempre con información jugosa y, sobre todo, fascinante.Un ejemplo radical de todo esto: hace unos días, un hacker consiguió acceder a las cuentas de correo, Twitter y Myspace de Solar y se hizo acopio de mails, fotos personales, facturas, recibos, conversaciones de chat y demás parafernalia personal que, de confirmarse su autenticidad, acabarían de certificar todas las sospechas que de él se tienen: sus maniobras para quedarse con el patrimonio económico y artístico de Guru, su odio visceral a DJ Premier, sus escarceos sexuales extramatrimoniales, sus mentiras interesadas sobre el estado físico del rapper o una megalomanía galopante. Incluso en alguno de los documentos se detectan mails acusatorios de MCs como AZ o RZA, con su alias Bobby Digital, a los que el protagonista contesta de mala manera y con insultos poco disimulados. El culebrón no muestra signos de finalización urgente, a fin de cuentas esta publicidad, por negativa que sea, mantiene a Solar en una cresta de la ola con la que nunca hubiera soñado. El consuelo de todo esto es que DJ Premier ha anunciado que se podría publicar un DVD con muchísimo material visual inédito que existe de la época en Gang Starr. Sería una buena manera de finiquitar todo esto.

2. Por suerte, estos días ha habido noticias más entretenidas y desenfadadas en el universo negro. Mi favorita, más que una noticia, todo un trend topic: los rappers se llevan muy bien con las marujas de la tele norteamericana. La integración del hip hop y sus iconos en la cultura popular blanca estadounidense es tan profunda y está tan consolidada que el género goza de absoluto beneplácito y aceptación en programas presentados por mujeres y dirigidos, mayoritariamente, a un target femenino de mujeres caucásicas de 30 a 60 años. Difícil de extrapolar a otros países. En España, por ejemplo, ¿alguien se imagina a Tote King departiendo con María Teresa Campos un mediodía? ¿O alguien visualiza a Mucho Muchacho cocinando junto a Mariló Montero? ¿Kase-O hablando de salud con Ana Rosa Quintana? No way José. Muchas veces medimos la asimilación comercial y popular de un género musical por su calado artístico en las listas de ventas, en la rotación de las radios más importantes o en su presencia en galas de premios, gustos personales de las celebrities o resonancia mediática.Pero qué mejor síntoma de confraternización masiva que ver a un referente del hip hop como LL Cool J sentado en un corrillo de señoras –con alguna MILF en toda regla, añado– departiendo sobre su rutina de ejercicio físico, su alimentación o sus cuidados personales. Esto pudimos verlo en The View, que es uno de los talk shows matutinos más populares de Estados Unidos. Es cierto que el motivo de su visita, la presentación de su nuevo libro, “LL Cool J’s Platinum 360 Diet And Lifestyle: A Full-Circle Guide To Developing Your Mind, Body, And Soul”, se prestaba a ello, a fin de cuentas se trata de un grotesco y desternillante manual de adelgazamiento, puesta a punto física y concentración mental, todo a la vez, y siempre bajo los consejos metrosexuales del artista, pero está claro que la imagen del autor de “Radio” rodeado de señoras hablando de sus cosas es un más que ajustado retrato del signo de los tiempos.No es un fenómeno nuevo, que conste. Martha Stewart, una de las grandes reinas de la pequeña pantalla, ha invitado a rappers con cierta asiduidad a su programa, está curtida ya en estas batallas, pero todavía hoy sigue chocando y deleitando, por el carácter freak de todo ello, la presencia de alguna estrella negra en su show. Hace unos días, sin ir más lejos, Big Boi, mitad del dúo Outkast, no tuvo ningún reparo en cocinar langosta en el propio espacio, acompañado de su madre y de la propia Stewart, un trío fantástico que protagonizó una secuencia delirante a la que uno, sobre todo si vive fuera de Estados Unidos, nunca se acaba de acostumbrar del todo. Remató esta tourné de invasiones televisivas Common, que presenta su película “Just Wright” y apareció por el plató de Ellen DeGeneres para comentarla. Ya le pega: magacín de tarde con cierto aroma cultureta y liberal, muy Common, muy conscious, que hace la competencia a Oprah. Se venden pocos discos y hay que hacer promoción. Donde sea. Como sea. Con quien sea. ¿Qué será lo próximo? El límite que lo ponga cada uno.3. Uno de los límites, ya superado tras las experiencias de Flavor Flav, Run (de Run DMC), T.I., Coolio o el propio 50 Cent, estaría en los reality shows, fast-food televisivo que sirve para el autobombo fácil, rápido y poco laborioso. Nas y Kelis tenían uno a punto cuyo objetivo era radiografiar, cámara en mano, el día a día de la que era una de las parejas de moda del ámbito urban. En realidad el programa estaba hecho, rodado y con algún episodio ya editado, pero la ruptura poco amistosa de la pareja llegó antes de su estreno. Se entiende que la cadena no lo emitió por motivos obvios: ¿de qué servía aproximarse al quehacer doméstico y casero de dos estrellas si ya no están juntas? Y más aún analizando cómo se ha desarrollado su separación, bastante bronca. Afortunadamente para los fans, y para los haters, por supuesto, estos días se ha filtrado, no se sabe cómo ni gracias a quién, una pequeña muestra de lo que era el show. Lástima que los dos partieran peras, porque con apenas un minuto de material ya comprobamos perfectamente que Nas pasaba olímpicamente de su mujer. Viendo esto, ¿alguien tiene dudas todavía sobre los motivos de su separación? Ha sido uno de los chascarrillos del mes en Twitter.Aunque si hablamos de Twitter, de cachondeo público y de microcosmos afroamericano, no hay duda de que los tres nombres más comentados estos días han sido los de Lebron James, Jay Electronica y Jigganeesha. De Lebron, la eliminación de los Cleveland Cavaliers y toda la polémica y rumorología que ha seguido al fatal desenlace de su eliminatoria con Boston daremos buena cuenta en unas semanas en la columna de deportes de esta casa; de Jay Electronica básicamente se ha hablado por su beef, posteriormente matizado y arreglado, con DJ Kay Slay. Una tontería, nacida a raíz de un calentón tras unas declaraciones de Slay en las que hablaba con cierto menosprecio de los rappers sureños, que acabó en vorágine de Retweets, malentendidos, disculpas y piropos finales. Moraleja: antes de darle a Tweet piénsatelo dos veces. Pero no. El gran terremoto twittero de mayo tiene nombre: Jigganeesha. ¿Quién es Jigganeesha? Nadie lo sabe. De hecho, ese nombre no existe. Básicamente es el nick con el que DJ Babu ha bautizado a una señora que parece la hermana gemela de Jay-Z. El doble es tan perfecto, tan preciso, tan calcado, que todavía hoy hay gente que se pregunta si no se trata de un fotomontaje con mala leche. Pero no. La chica existe. Podría pasar como el hermano travesti de Jigga, incluso como el propio Jay-Z en un carnaval gay de drag queens, o como una hermanastra portorriqueña o dominicana no reconocida del mismo, pero a día de hoy lo único que se sabe es que su foto ha motivado miles de carcajadas y lágrimas por todo el mundo, convirtiendo al MC más poderoso del planeta en un simple objeto de cachondeo nacional. Aquí no se salva ni el apuntador.4. Pero estamos en pleno mayo, y éste es uno de los meses fuertes de la temporada. Frivolidades al margen, se publica mucha música estos días, gratis o de pago, y conviene poner un poco de orden a la selección de novedades para ahorrarnos tiempo, dinero o megas. Este mes, casi monográfico mixtapes. No es que me interese especialmente ahorraros unos cuantos euros, ya sabéis que aquí estamos muy a favor de que la gente pague por la música, como se paga por comer, vestirse o ver el fútbol, sino que el auténtico meollo de la actualidad rap ha aparecido estos días en formato mixtape, quizá porque estamos a punto de llegar a un mes de muchos lanzamientos oficiales – junio es un punto caliente del calendario, y la gente se está poniendo las pilas–. Se ha liado una gorda con Trap Or Die II: By Any Means Necessary, esperadísima nueva aparición de Young Jeezy, que ya pone la miel en los labios de sus fans a unos meses de la publicación de su nuevo álbum. El material es poderoso, explosivo y reafirmante, crunk pasado por la trituradora Jeezy de sonidos amplificados, ritmos opulentos, lírica de guerrilla y emoción casi apocalíptica. Entiendo que no es el tipo de hip hop que gusta a la vieja escuela, esto anda lejos del boom bap y el underground ortodoxo, pero en el contexto de la vorágine sureña de referencias, subestilos, escenas y corrientes, Young Jeezy me sigue pareciendo uno de sus nombres más destacados y destacables, un MC que ha mejorado sus aptitudes con el paso del tiempo y que nunca ha acabado rindiéndose al crossover, como sí ha hecho T.I., por ejemplo. Incluye cameos de Clipse, Bun B, Scarface o Trick Daddy. Rap serio, duro y agresivo, cien por cien sureño; merece la pena.Su aparición en la red coincidió en tiempo con la de The Camp Is Here 3, nueva entrega de Jadakiss, con la ayuda de Green Lantern y DJ Drama. Otro lanzamiento muy consistente, éste en una línea más conciliadora en la que nos encontramos desde piezas eminentemente callejeras a intentos claros de single para jalear a la masa desde las redes sociales, Internet y las radios más célebres de Estados Unidos, pero siempre respetando su identidad y su sonido. Hace tiempo 50 Cent atacó a Jadakiss definiéndole como un fenómeno local neoyorquino, y el tiempo le ha seguido dando la razón. El miembro de D-Block nunca ha logrado estallar comercialmente más allá de la Costa Este, y escuchando esta mixtape uno tiene la impresión de que al MC ya le vale y le sirve ese estatus. Con The Game sucede algo parecido: es un fenómeno eminentemente californiano, de la Costa Oeste, aunque él sí logró ampliar su tejido social gracias a sus dos primeros álbumes, que tuvieron una espléndida respuesta popular de costa a costa. He perdido la cuenta de los retrasos que ha sufrido la publicación de “The R.E.D. Album”, su nueva grabación, parece que definitivamente prevista para mediados de junio, así que la filtración de The Red Room, su última mixtape de aperitivo, ha servido para calmar los ánimos y rebajar la ansiedad. Se espera mucho de ese disco desde que supimos que Dr. Dre volvía a trabajar con su ex protegido y, sobre todo, después de escuchar “400 Bars”, el tema de arranque de esta mixtape. 20 minutos de rimas incesantes, con citas a Gasol, Jay Electronica, 50 Cent, Just Blaze o Lil Wayne sobre una selección arrebatadora de clásicos viejos y recientes del género. Exhibición de impresión, en la línea de su anterior “300 Bars And Runnin’”, pero con más chicha y una selección de beats de antología.Este inicio ya vale por toda la mixtape, pero el resto también sacia el apetito. Con este triplete atacante ya podríamos pasar la semana, las tres grabaciones tienen mucho condimento, pero sé que siempre queréis más, así que doblamos la apuesta. Como el mes pasado dedicamos esta sección en exclusiva a Guru y os dejé sin la pertinente dosis de nueva merca, aprovecho para recuperar tres mixtapes más que se quedaron en el tintero y que bajo ningún concepto me podía permitir el lujo de aparcar o dejar en el olvido. Las dos primeras van de la mano. En primer lugar, Dilla Jawns, emocionante homenaje de The Roots a J Dilla con una apasionante selección de versiones en clave instrumental, de banda, de algunos clásicos del legado del productor de Detroit. Suena endiabladamente poderosa y cool. Un trabajo que, por su dificultad y riesgo, sólo podían hacer ellos. Y la segunda, complementaria de ésta: Dice, Dilla, Pregunta, relectura vocal de estas versiones instrumentales de The Roots a cargo de Dice Raw, veteranísimo underdog de la escena de Filadelfia y viejo aliado del grupo. Ambas excelentes, muy sentidas y sinceras, precisas y muy ajustadas al imaginario Dilla. Descarga cagando leches.Y finalizo el apartado dedicado a las mixtapes con una mención especial a los valencianos Cookin’ Soul. No es mi intención, ni la será nunca, hablar de hip hop español en este rincón, pero lo que está haciendo este colectivo de productores merece mi más sincero respeto y admiración. No sólo han conseguido trabajar con rappers y grupos de Nueva York como si fueran un referente más de la rotación de beatmakers underground de la Gran Manzana, y encima con resultados notables, sino que sus sesiones y mixtapes son auténticos acontecimientos fuera de nuestras fronteras, celebradas y difundidas en blogs de medio mundo. Otra liga. La última que han colgado es Teddy Pendergrass Tribute, cuyo título ya nos dice todo lo que tenemos que saber del contenido. Un homenaje vigoroso, con fuerza y emoción a una de las voces del soul en el que el colectivo mezcla con sutileza y tacto unos cuantos clásicos del cantante con algunas rocas de rappers contemporáneos. Como siempre, esencia soulful, reminiscencias boom bap y criterio musical de alta gradación. Lo de cada mes: adjuntamos links de descarga de todas ellas para que no tengáis excusa.

5. De todos modos, no os penséis que este mes os iréis de rositas. El aluvión de música gratis merece contraste y equilibrio, a fin de cuentas hay una industria y unos artistas que necesitan comer. Pasar por caja es saludable, hacedme caso. Y con muchos más argumentos si además lo haces con discos imponentes que justifican plenamente el dispendio. Este mes, y de momento este año, se lleva la palma Roc Marciano con “Marcberg”, pero como esta locura merece capítulo aparte la abordaremos y repasaremos a fondo en la sección de críticas en los próximos días. De momento sólo puedo decir una cosa: dudo que salga mejor disco de hip hop este año. Mientras, habrá que buscarle nombre a la segunda plaza del podio. “Black Sabbath”, el debut oficial de Blacastan, es un firme candidato para escalar hasta las posiciones más altas en la lista de finales de año. En “Crate Diggaz” este MC de Boston deja claras sus intenciones: “Nothing in my style is commercial or pop, and the day I croossover is the day that I stop”. Se pilla rápido: boom bap radicalizado, ortodoxia por bandera, beats de plomo, la MPC a todo trapo, consignas proteccionistas, estribillos rocosos y producciones sin concesiones melódicas. Un rodillo. Secundan en la pecera Mr. Green, Statik Selektah, Blue Sky Black Death y el gran descubrimiento del mes, ColomBeyond, que se pule el 80% del recorrido. A seguirle la pista desde ya.La conclusión con “Black Sabbath” es que cada año aparece un disco superlativo con la misión clara y deliberada de reivindicar el hip hop underground de brocha gorda, de esencia 90s y estética retro. Si en 2009 ese honor le correspondió a Marco Polo & Torae, en 2010 mi hombre, de momento, es Blacastan. No dejéis escapar tampoco “Wild Cowboys II”, de Sadat X, que sin alcanzar cotas de brillantez resaltables ha sabido firmar su mejor grabación en una década; “Fonk”, nueva referencia de Declaime, que ahonda en esa línea de funk fumado, psicodélico y sci-fi marca de la casa, esta vez sin la ayuda de un Madlib que vuelve a andar liado con sus interminables lanzamientos discográficos; y “Underground Forever”, la última sesión de DJ Spinna. Personalmente bostezo y me duermo cuando Spinna se pone pesadito con los rare grooves o cuando pasa rachas de cierta obsesión nu soul… pero cuando se pone a fondo con el hip hop underground entonces la película cambia por completo. En esta apabullante mixtape oficial, mezclada con intensidad y técnica depurada, Spinna recopila perlas olvidadas, ocultas o infravaloradas de los 90 y las reúne en un viaje al pasado que pone la piel de gallina a todos aquellos que crecimos y maduramos musicalmente con la banda sonora del rap underground neoyorquino de la época. Esto es caviar.No me gustaría acabar sin hacer varias recomendaciones a la inversa, que también tienen su valor por aquello de que también conviene ahorrar dinero en momentos de crisis y recortes presupuestarios. Mi consejo es que os mantengáis alejados de “Leftback”, el canto del cisne de Little Brother, su peor álbum y un incomprensible giro estético hacia beats electrónicos sin pegada del productor Khrysis; de “Rise Up”, sobreproducido e intrascendente retorno al hip hop de Cypress Hill; y de “Fornever”, correcto pero deslucido regreso al estudio del dueto formado por Murs y 9th Wonder, que ahora también rapea. A eso le llamo yo tirar una trayectoria a la papelera.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar