PlayGround

El gesto de desprecio de un político coreano a su asistente ha indignado a todo el mundo

El vídeo se ha vuelto viral, y explica perfectamente el problema del privilegio masculino en el país

El gesto arrogante de un político surcoreano llegando al aeropuerto de Seúl se ha hecho viral en los medios locales. Kim Moo-Sung, de 65 años, aterrizó en el aeropuerto Gimpo tras regresar de un viaje de Japón. La sorpresa: al llegar a la salida un asistente le estaba esperando. Pero no le estaba esperando para acompañarle al coche o conducirle hasta su casa. No. Sencillamente le estaba esperando para recoger su maleta de ruedas.

Con un leve toque, Kim Moo-sung se quita la maleta del medio nada más llegar a la puerta. Una maleta ligerísima que no tiene pinta de pesar ni un poco. El asistente aguarda a la espera para recogerla al instante. Kim Moo-sung no se la entrega en mano. Mantiene una distancia que resulta incluso violenta. De hecho, no es capaz de establecer ningún contacto visual con la persona que está trabajando para él.

Ese hombre no recibe ni un triste “gracias”.

Si es capaz de tratar así a alguien de su equipo en un aeropuerto y con cámaras delante, ¿qué no será capaz de hacer en la intimidad? Esto es lo que se han preguntado algunos usuarios en redes sociales, poniendo en relieve algo que es más común de lo que pensamos en la élite coreana: el desdén y la falta de respeto con la que tratan a sus subordinados.

Es un gesto tan frecuente que incluso han acuñado un término para hacer referencia a este tipo de hombres, de mediana edad y que ostentan cierto poder: los gaejeossi. Este término mezcla el concepto hombre de mediana edad con el de un perro. Además, también usan la palabra gapjil para referenciar el preciso abuso de poder de un superior hacia su subordinado.

Según este medio local coreano, citado por Quarz, la Agencia de la Policía Nacional detectó solo en el mes de septiembre del año pasado 1289 casos de gapjil. El 90 % de los casos este tipo de delitos fueron cometidos por hombres de entre 40 y 50 años. Este informe recoge un incidente especialmente denigrante: el de un hombre de 53 años que apagó un cigarro en la cara de un guarda de seguridad después de que éste le pidiera que redujera el tono de voz.

No es la primera vez que Kim aparece en la prensa coreana por un comportamiento inapropiado. Hace un par de años también hizo una broma por el color de la piel de unos nigerianos durante unas jornadas de voluntariado. Cuando le preguntaron por esta cuestión, contestó: “¿Qué debería explicar? ¿No tienes otras cosas que hacer? No tengo intención de explicarte nada”.

Vamos, un auténtico cretino.

[ Vía Quartz]

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar