PlayGround

Tener vistas al mar, según este estudio, sería mejor que muchos ansiolíticos

Construir rascacielos y casas con vistas al mar podría contribuir a rebajar los niveles de ansiedad de la población

¿Eres de los que escucha grabaciones de olas rompiendo contra la orilla en vez de música mientras trabaja? ¿No sabes muy bien por qué pero ese sonido te duerme más rápido que una pastilla de Orfidal?

Tal vez, lo que te pasa sea que hace ya demasiado tiempo que no contemplas el mar. No es ninguna tontería. Investigaciones recientes han encontrado una relación entre salud mental y vistas al mar, o lo que los investigadores llaman de forma más técnica “espacio azul”.

Al fin y al cabo, ¿no salió la vida del agua?, ¿no se compone el cuerpo humano de ella en un 80%?

"Se han asociado bajos niveles de estrés psicológico con la frecuencia con la que se ve el mar"

El estudio, coescrito por Amber L. Pearson de la Universidad estatal de Michigan y Daniel Nutsford de la Universidad de Canterbury en Nueva Zelanda, es el primero en encontrar una relación concluyente entre una buena salud mental y la frecuencia con la que se contempla un espacio azul.

Según el estudio publicado en el número de mayo de la revista académica Health & Place, ver el mar frecuentemente se ha asociado con bajos niveles de estrés psicológico. Un patrón que no se ha repetido en espacios verdes.

El estudio tomó como referente varios datos topográficos. Se investigaron los efectos que tenían espacios verdes y azules en zonas residenciales de Wellington, Nueva Zelanda, una capital urbana rodeada por el mar de Tanzania al norte y el Océano Pacífico al sur.

El espacio verde incluía bosques y jardines. Sin embargo, entre las razones por las que el espacio verde pareció fracasar a la hora de transmitir tranquilidad es que estaba contaminado por aportaciones del hombre tales como pistas de deporte o zonas de juegos. Mientras, el espacio azul era percibido como completamente natural.

 

"El espacio verde está contaminado por construcciones humanas pero el mar es natural"

Según los investigadores, si el estudio de las zonas verdes se hubiera centrado solo en bosques vírgenes, el resultado podría haber sido diferente.

A la hora de analizar los datos también se tuvieron en cuenta los ingresos de los participantes, la edad, el sexo y otros factores de residencia. Sin embargo, era la presencia del océano el factor que se asociaba con una mejor salud mental.

Los trastornos mentales son la principal causa de discapacidad entre jóvenes y adolescentes en el mundo. Según la Organización Mundial de la Salud, presentan el 45% de las enfermedades que afectan a la población mundial entre 10 y y 24 años.

"Es la principal causa de discapacidad entre jóvenes y adolescentes en el mundo"

A partir de ahora se centrarán en comprobar si los mismos resultados se aplican también a grandes superficies de agua fresca como lagos. Aunque los investigadores ya están convencidos de que destinar cierto porcentaje de la construcción de edificios altos y casas de precio asequible a que tengan vistas al mar ayudaría potencialmente a mejorar la salud mental de la población.

¿Deja de ser, con este estudio, un capricho burgués la segunda residencia en la playa? ¿Habrá, algún día, casas de protección oficial en primera línea de playa para los neuróticos diagnosticados?

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar