bragas cocoro bragas cocoro

Columnas

¡Unas BRAGAS absorbentes para la regla!, y el temor revolucionario de llevarlas durante un día

O la bofetada de saber que la revolución venía porque carecemos de alternativas

No esperaba tener que hablar de esto. No esperaba llegar un día a la oficina con el humor torcido de la regla y me dijeran que, por trabajo, tenía que probarme unas bragas. O más que probarme, probarlas.

Cuando estaba a punto de decirle a mi editor que mis filias y mis fobias en materia de ropa interior era un asunto privado que nada tenía que ver con mis tareas de redacción sonó por primera vez la palabra mágica: "Cocoro, lencería avanzada para el período". ¿Me podía fiar de aquello?...

cerrar
cerrar